Análisis Psicología Deportiva

¿Talento o Esfuerzo? La receta para crear a un deportista de élite

No hace falta haber trabajado en el ámbito del deporte para conocer algún caso donde el talento se pone en tela de juicio. Son muchos los chicos muy hábiles y que destacan por sobre los niños de su edad en la disciplina que practican, a los cuales cercanos, entrenadores, agentes y compañeros les pronostican un futuro brillante en su deporte, pero a medida que pasa el tiempo estas futuras estrellas se van convirtiendo en una estela de los astros que se supondría que serían.

Finalmente ese gran talento inicial no fue energía suficiente para que su carrera deportiva despegará como se pensaba.

En otras ocasiones, damos como explicación fácil e inmediata del éxito de un atleta destacado el talento innato que posee, aquella capacidad con la que prácticamente nació este deportista. Es ese talento lo que lo lleva a desempeñarse muy bien casi sin esfuerzo, o eso es lo que creemos.

Debido a que enfocamos erróneamente nuestra atención sólo en sus resultados,  parece invisible todo el proceso y aprendizaje que la persona realizó antes de llegar tan lejos. Es cierto que casos de personas con gran “talento natural” alcanzan un gran desempeño sin mucho esfuerzo, pero estos casos son excepcionales y seguramente menos de los que nosotros creemos.

Angela Duckworth (psicóloga) llegó a la conclusión de que existen dos aspectos sumamente importante para alcanzar un rendimiento excepcional en cualquier ámbito (académico, deportivo, social, personal, etc.), y a esto lo denominó bajo el concepto de Grit. El Grit se define como el poder de la pasión y la perseverancia a través del tiempo para lograr objetivos a largo plazo.

Para esta psicóloga, la pasión se alimenta principalmente de dos fuentes, una personal y otra con característica social. La fuente personal o interna es el interés, este se genera en base a nuestras experiencias, rasgos de personalidad e historia vital, lo que genera nuestras preferencias, prioridades y gustos personales. La otra fuente que alimenta la pasión es el propósito, la intensión de contribuir con una bienestar ajeno, ayudar a otros (Duckworth, 2016).

Por lo tanto, cuando vemos un pequeño deportista que muestra gran pasión por lo que practica, tiene una motivación intrínseca vinculada a su vida, familia o experiencias y un propósito que desea lograr en este deporte, observamos los primeros indicios de que podría llegar llegar lejos.

 

Con lo anterior no estoy diciendo que el talento no cuenta para lograr el éxito, pero es sólo una parte de lo que se necesita. El talento es la rapidez con la que mejora una habilidad, y es el esfuerzo lo que genera dicha habilidad. Sin esfuerzo el talento no es más que un potencial de habilidad sin desarrollarse. Por lo tanto, para alcanzar una gran rendimiento se requiere tanto de esfuerzo como de habilidad, y es de gran relevancia que el esfuerzo sea constante.

Otros aspectos mentales importantes para que un deportistas alcance el éxito son el deseo de ganar cada competencia o partido al que enfrente, y la capacidad de aprender de la derrotas y los malos resultados.

Evidentemente para el éxito no existe una receta; por muchos vídeos, conferencias, libros y autores que afirman que sí existe. Pero si hay factores que los deportistas y personas exitosas tienen en común.

Si un deportista cuenta con una meta a largo plazo que desea lograr, la constancia para no detenerse en el tiempo (años), la perseverancia para entrenar duro en cada sesión, el deseo de ganar, la capacidad de aprender de las ocasiones en las que no obtiene una victoria o buen resultado, mantiene una actitud en su mayor parte positiva y ya ha desarrollado las habilidades técnicas y físicas que requiere para desempeñarse a un buen rendimiento, está más cerca de lograr lo que se proponga.

(Foto vía: Canal zCrozy Youtube y http://www.uwezobet.com)

Síganme en @MentDepNatalia y  sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *