AFC AFC Este Análisis NFC NFL

Tom Brady, el eterno favorito

Tal vez el nombre de Thomas Edward Patrick Brady Jr. no os suena de nada. Pero seguro que lo conocéis mejor por Tom Brady, el Quarterback de los New England Patriots. También se le conoce como The GOAT –que significa cabra en castellano- pero no es el apodo animal como se le pretende dar a conocer, sino que es el acrónimo de Greatest Of All Times (GOAT), es decir: el mejor de todos los tiempos.

Será la duodécima vez, las últimas siete de manera consecutiva, que los Patriots juegan la final de Conferencia de la AFC, comandados por Brady. De las once finales de conferencia jugadas desde la era Belichick-Brady, los Patriots se impusieron en siete de ellas, proclamándose campeones de conferencia y permitiéndoles jugar la Super Bowl, que han ganado en cinco ocasiones, la más reciente el pasado año.

Es por eso que Brady está considerado uno de los mejores Quarterbacks de la historia de este deporte, y por eso, los Patriots no solo son favoritos a ganar la final de Conferencia de la AFC contra los Jacksonville Jaguars, si no que también son favoritos a volver a ganar la Super Bowl. Y es que con un jugador que ha obtenido el MVP en cuatro de las cinco Super Bowls que ha disputado, lo menos que uno puede esperar es que como mínimo se planten en la final de Minneapolis este año y peleen por el sexto anillo de la franquicia.


Tom Brady en la final de la Super Bowl LI
Foto: https://www.si.com/nfl/2017/02/05/tom-brady-super-bowl-li-mvp-patriots-comeback

Quarterbacks élite vs Quarterbacks inesperados

A todo ello, cabe añadir que este año, las finales de conferencias tienen algo peculiar, y es que de los cuatro Quarterbacks que todavía están disputando el campeonato, solo uno está considerado como élite, el propio Brady. Siempre se ha dicho que el valor de una franquicia vale, aquello que vale su Quarterback, y aunque no sea siempre así, cuando solo quedan cuatro equipos que pueden ser campeones, normalmente, los mariscales de campo que lideran a esos equipos están considerados como algunos de los mejores en esa posición.

No hace falta nada más que observar los Quarterbacks titulares de los equipos que llegaron a las finales de conferencia en los últimos años, para verificar ese dato. Y es que si miramos los datos vemos que desde 2013 han estado en la final de Conferencia de la NFC: Colin Kaepernick (1), Carson Palmer (1), Cam Newton (1), Matt Ryan (1), Aaron Rodgers (2) y Russell Wilson (2). Mientras que en las finales de Conferencia de la AFC los Quarterbacks desde 2013 han sido: Andrew Luck (1), Ben Roethlisberger (1), Payton Manning (2), Tom Brady (4). De este modo, podemos comprobar como los Quarterbacks que suelen llevar a su equipo a estas alturas de la temporada son verdaderos Tótems de la Liga.

Este año, será la primera vez que de los cuatro Quarterbacks que han llegado hasta aquí, hay tres con los que nadie contaba que pudieran llegar a principios de temporada y los cuales no tienen ningún tipo de palmarés; estos son Case Keenum, Blake Bortles y Nick Foles los Quarterbacks inesperados.

Estadísticas comparativas: Brady vs Foles, Keenum y Bortles

Nick Foles, Case Keenum y Blake Bortles, los otros tres Quarterbacks
Foto: Instagram Ustadium

A modo de comparación y para ensalzar todavía más la figura de Tom Brady cabe aportar una serie de datos que confirmen, por qué la estrella de los Patriots es el favorito para hacerse con otro anillo:

En primer lugar, Tom Brady ha disputado 297 partidos en la NFL, en sus dieciocho campañas como profesional. Si hacemos la suma de los partidos NFL jugados por los otros tres Quarterbacks, nos sale un total de 256, es decir, 41 partidos menos entre los tres juntos que Tom.

En segundo lugar, si nos fijamos en los partidos de Playoffs disputados, el número doce de New England ha jugado 42 partidos, incluidas siete Super Bowls de las que ha ganado cinco. Mientras que, si miramos la suma de los partidos de Playoffs de Keenum, Bortles y Foles, nos salen un total de 5, de los cuales cuatro son de la presente campaña. Por lo tanto, Brady ha disputado 37 partidos más de Playoffs que los otros tres Quarterbacks lo que le otorga comparativamente, una experiencia abismal.

Y, por último, el dato menos importante a efectos de juego, pero importante para determinar la relevancia y el peso de cada jugador en la Liga; el del dinero. Tom Brady, podría ser el jugador de la NFL mejor pagado, por su palmarés, estadísticas y liderazgo, pero prefiere rebajarse el sueldo, para que la franquicia tenga más saldo disponible para reforzar la plantilla, y es por eso que se “conforma” con 14 millones de dólares al año.

Si miramos lo que ganan los otros tres Quarterbacks vemos reflejado el peso de cada jugador en la Liga. Nick Foles, el QB de Philadelphia Eagles gana 7 millones de dólares al año. Blake Bortles, de Jacksonville Jaguars, cobra 6,5 millones. Y finalmente, el tercer Quarterback de Minnesota Vikings, el reserva del reserva, Case Keenum, gana 2 millones al año. Así pues, entre estos tres cobran 15,5 millones de dólares, aproximadamente lo mismo de lo que gana Tom Brady.

Falta esperar a ver lo que sucede en el terreno de juego, pero a priori y con los datos en la mano, Tom Brady es el favorito para ganar el sexto anillo, y necesitar los dedos de ambas manos para poder lucir los títulos de Super Bowls ganados.

*Foto portada: Robert Deutsch, USA Today Sports.

Sígueme en  @galvarez_28 y sigue toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en nuestra cuenta especializada en NFL: @sextoanillonfl, en Facebook: www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *