AFC AFC-Oeste Análisis NFL

AFC Oeste-Semana 15-Los Chiefs tumban a los Chargers

Kansas City Chiefs asestó un golpe casi definitivo a su división, la AFC Oeste, en su semana nº 15, tras ganar a su rival más directo en la pelea por el título divisional, Los Ángeles Chargers

Estos son los cuadros de resultados y posiciones tras la mencionada semana 15 de la AFC Oeste:

L.A. Chargers  13 – 30 K.C. Chiefs
Dallas Cowboys  20 – 17 Oakland Raiders
Denver Broncos  25 – 13 Indianapolis Colts
            AFC Oeste      W-L    Ratio
Kansas City Chiefs       8-6    0.571
Los Ángeles Chargers       7-7    0.500
Oakland Raiders       6-8    0.429
Denver Broncos       5-9    0.357

Pasamos pues a analizar como queda la situación de cada uno de los equipos tras sus respectivos encuentros en esta AFC Oeste tras la semana 15.

Los Chiefs frenan a los Chargers en Arrowhead.

Smith dejándole el balón a Hunt, sabrá que hacer con él. Foto: chiefs.com

Era uno de los partidos de la jornada de la NFL. Tras varias semanas de dudas y después de recuperar sensaciones ante Oakland, los Chiefs recibían en su feudo a un equipo en racha, y no sólo eso, a la principal amenaza que los podía dejar sin playoffs, Los Ángeles Chargers.

Empatados en balance, 7-6, ambos equipos llegaban en buen momento, pero las mejores sensaciones pertenecían al equipo angelino que venía de cosechar cuatro victorias consecutivas de manera casi incontestable. Pero Kansas volvió a ser ese equipo que recordábamos de las primeras semanas. Volvió ese hambre, esa defensa que metía presión, que buscaba el turn over, que provocaba la precipitación en el quarterback rival.

Limitar a 13 puntos al ataque dirigido  por Philip Rivers son palabras mayores y la defensa de los Chiefs lo logró hacer. Rivers fue interceptado hasta en tres ocasiones, señal de dos cosas, de una secundaria por parte de los Chiefs muy atenta y que supo aprovechar las oportunidades, pero sobre todo de la presión a la que se vió sometido Rivers que tuvo que soltar el balón en varias ocasiones sin un destino muy claro.

Pero todo esto de poco o nada habría servido si el ataque de los Chiefs no hubiera seguido como en las dos últimas semanas. Pero así fue. Kareem Hunt volvió a pintar su campo de pisadas y recorrió 155 yardas nada más y nada menos, anotando dos touchdowns, uno de carrera y otro de recepción.

Alex Smith trabaja como un reloj cuando Hunt está al 100%, se ha demostrado que existe una estrecha relación entre el funcionamiento pleno del ataque de Kansas y el rendimiento de una de sus piezas más importantes, su running back.

Como si fuera un sistema perfectamente engranado que necesita del movimiento de cada una de sus ruedas…Pero la rueda directriz se llama Kareem Hunt. Smith se libera, se desata, sabe que la doble amenaza los hace imparables y suelta juego a todos sus receptores. En especial a Travis Kelce, 46 yardas en esta ocasión donde estuvo muy vigilado y a Tyreek Hill, 88 yardas y un touchdown para el wide receiver de los Chiefs.

Y cuando no aparece Hunt en facetas de recepción para hacer 51 yardas más y sumar otra anotación ya antes mencionada.

En los Chargers emergió la figura de Melvin Gordon, como el único que pudo mantener sus números a flote con 78 yardas de carrera y 91 de recepción, ambos apartados los que lideró el running back visitante. Síntoma sin lugar a dudas de la buena actuación defensiva de los Chiefs ya que hombres como Keenan Allen no superaron las 51 yardas de recepción cuando venía superando las 100 durante 4 semanas.

Así las cosas a falta de dos encuentros para ambos la situación queda muy de cara para Kansas City Chiefs, ya que lidera 8-6 y tiene el tie breaker a su favor, muy mal se le tendría que dar pero cosas más extrañas hemos visto.

Los Chargers deben seguir con su tarea y su linea de juego y ver si pueden alcanzar una plaza al menos de wild card, una vez ahí se convertirán en un rival peligroso.

A los Raiders se le escapó un balón de playoffs.

Lynch volvió a superar la barrera de las 70 yardas, manteniendo un buen nivel a pesar de las dificultades. Foto: raiders.com

Típico encuentro en el que uno de los dos juega con fuego y casi se acaba quemando. En este caso fueron los Cowboys los que presumieron de tener controlado un marcador que siempre fue demasiado corto para estar ante un equipo que se jugaba sus opciones a playoffs.

A Derek Carr se le fue el balón al estirarse para lograr un touchdown que les habría dado el partido y el último aliento para seguir “vivos”.

Una forma cruel de acabar con el sueño de Oakland, pero la cosa pintaba a que si entraban en post temporada sería una cosa de muchos empates y suerte a favor.

Derek Carr lanzó para 171 yardas y dos anotaciones en las que conectó, como no, con Michael Crabtree. Marshawn Lynch volvió a superar las 70 yardas de carrera siendo una amenaza real para sus rivales, algo que lleva manteniendo varias semanas.

Si bien el Lynch de Seattle quedó atrás, nada le podemos achacar al corredor de Oakland que ha mantenido varios partidos a su equipo en un buen nivel de carrera.

Algo fundamental para que el equipo pueda funcionar y conseguir un juego de pase rentable…Cosa que no ha sido tan constante. Se han alternado partidos buenos, los menos, con partidos muy pobres donde Amari Cooper y Crabtree han tenido muy pocos balones entre sus manos.

En definitiva muy complicada la situación de Oakland de cara a meterse en playoffs por no decir imposible o altamente improbable,  un equipo muy irregular que no ha acabado de encontrar su ritmo de crucero en ningún momento de la temporada.

Los Broncos siguen maquillando su balance con rivales de “su liga”.

Osweiler puso la guinda a su gran actuación con un touchdown de carrera. Foto: denverbroncos.com

Denver volvió a ganar, esta frase se ha pronunciado muy poco este año, esta vez ante los Colts, un equipo con balance similar al de los de las rocosas y que demostró estar bastante más perdido en su dirección que los Broncos, que al menos, parecen haber recuperado el sentido del ataque esta vez a manos de Brock Osweiler que sustituyó al lesionado Trevor Siemian.

Dada la poca trascendencia del encuentro ya que ambos rivales no se jugaban sino un balance mejor o peor, que más allá de rocambolescas o no tanto cábalas para el draft, no supone nada, pasaremos a comentar los aspectos que se pueden rescatar del encuentro.

Uno de ellos sin duda fue la buena imagen que Osweiler dejó en su salida del banco. Lanzó para 194 yardas y dos touchdowns y logró repartir juego a sus receptores además de anotar un touchdown de carrera. Demaryius Thomas y Emmanuel Sanders lideraron la recepción con 69 y 68 yardas respectivamente, mientras que C.J. Anderson volvió por sus fueros y superó las 150 yardas de carrera en uno de sus mejores partidos esta temporada.

En defensa Denver estuvo solvente, pero es algo anecdótico ya que su rival viene demostrando muchas dudas en ataque salvo cuando a Jacoby Brissett se le ilumina la bombilla.

Un partido más que sirve de nada a los Broncos pues su temporada ya se fue al traste semanas atrás, pero sin duda entre esto y la imagen de barco a la deriva es mucho mejor esto y poder trabajar el año próximo sobre unas ciertas bases siempre dará mejor resultado que hacerlo sobre un solar de dudas.

Finaliza así esta semana para la AFC Oeste de la NFL, en la que Kansas City Chiefs ha vuelto al trono definitivamente y si no lo echan por tierra a última hora se presumen como vencedores a falta de dos encuentros y con tie breaker a su favor.

Los Ángeles Chargers tienen la tarea de no permitir que se relajen cumpliendo con su parte de victorias y quien sabe si poder colarse como artista invitado a playoffs. Mientras tanto los Raiders están más cerca de los Broncos lo que quiere decir que sus opciones están prácticamente en las mismas cenizas donde se quemaron las de Denver.

(Fuente de la foto principal: chiefs.com)


Adrián Gaspar

Síganme en @adrigr14 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *