Balonmano Balonmano Femenino Internacional fem

Noruega aterra, Suecia respira y Hungría se estrena

Con la tercera jornada en juego se llegaba al ecuador de la primera fase de la cita mundialista. Una nueva jornada para el grupo B en la que las selecciones con mayor potencial terminarían imponiéndose sobre aquellas con todavía margen de mejora. Hungría conseguía batir a una Argentina poco lúcida; Suecia recuperaba sensaciones tras una intensa segunda parte, y derrotaba a una República Checa venida a menos que se estrella con uno de sus rivales directos; mientras que Noruega suma y sigue, y es más líder que nunca después de imponerse a una Polonia sobrepasada por el extraordinario potencial nórdico.

Hungría  33 15 Argentina

El primer partido que se disputaría el 5 de diciembre en la sede de Bietigheim-Bissingen iba a enfrentar a Hungría y Argentina. Ambas selecciones eran conscientes de la importancia del encuentro, pues una victoria les permitía estrenarse en la clasificación, pero una derrota significaba quedarse prácticamente fuera de una de esas cuatro plazas que otorgan la oportunidad de jugar los octavos de final. Y de ahí la marcada igualdad existente desde los primeros compases. Comenzaría por delante en el marcador la albiceleste con el gol de Mendoza (2), pero en el siguiente ataque Schatzl (3) contrarrestaría desde el extremo izquierdo. Sin embargo, las faltas técnicas y el no acierto de cara a portería por parte del conjunto argentino dejarían atrás la paridad reinante en esos primeros diez minutos, y entonces Hungría tomaría las riendas del partido para comenzar a disfrutar del 40×20 y marcharse en el luminoso. Poco podía hacer Carratú para frenar la ofensiva de Anna Kovacs (7), que probaba y anotaba tanto desde seis como desde nueve metros. A esto se le sumaba los problemas de Argentina para encontrar espacios en ataque, estancándose durante varios minutos en un marcador que previo paso por vestuarios reflejaba un contundente 18-7 favorable a las de Rasmussen.

La segunda mitad no sería muy diferente. Görbicz (3) haría gala de su calidad para manejar a la perfección los tempos del partido. Repartía el juego en una Hungría que finalizaba tanto desde el extremo derecho como desde el izquierdo gracias a las fijaciones de su primera línea, con goles de Lukacs (4) y Schatzl respectivamente. Un pobre 4/16 reflejaría la frustración argentina para poder batir a Kinga Janurik con lanzamiento exterior. De hecho, ni Karsten ni Gandulfo lograrían estrenar su cuenta particular. Ponce de León (5) terminaría siendo la máxima anotadora de una selección condenada por las sucesivas pérdidas, que tras los 60 minutos de rigor sucumbió por un claro 33-15.

Pizzo (Argentina) – Fotografía: IHF

Suecia 36 32 República Checa

El segundo partido de la jornada se iniciaba a las 18.00h con una República Checa que está dejando muy buenas sensaciones y sigue soñando por conseguir la machada en un grupo donde esa plaza se cotiza alto. Totalmente metidas en el encuentro, las de Jan Basny buscaban desde el principio liderar en el luminoso. Con una Luzumova (9) de dulce irían ampliando su renta hasta llegar al +5 en el minuto 15. Las suecas no eran capaces de frenar la ofensiva rival y muchas de las acciones de posicional terminarían en lanzamiento y gol desde la línea de pena máxima. Sin embargo, la repentina exclusión de Jerabkova (6) y una serie de pérdidas consecutivas volvieron a meter a Suecia en el partido, que no se daba por vencido y logró recortar distancias gracias a los tantos de Mellegard (6), primero, y Gulldén (6), después.

Tras el descanso (16-18), se observó un claro cambio de actitud en el conjunto de Henrik Signell. Gulldén decidió coger la batuta para dirigir una ofensiva que esta vez sí encontraba los espacios. Auténtico dolor de cabeza para las checas que no eran capaces de frenar el juego combinativo rival. Las tablas se instauraban de nuevo en el marcador después de muchos minutos transcurridos, pero en esta ocasión República Checa no se mostraba tan eficaz. Jerabkova lo intentaba desde el exterior, pero la intensidad defensiva terminaría bloqueando un ataque falto de ideas. Esto permitía correr a Suecia y anotar a la contra por medio de Toft Hansen (5) y Hagman (3), que poco a poco lograba ampliar su renta. Sería entonces cuando el técnico checo solicitaría un tiempo muerto. Pero no lograría aleccionar a las suyas, que a pesar de seguir intentándolo no consiguieron remontar esa renta de 3-4 goles en contra. Finalmente, 36-32 favorable a Suecia que logra otros dos puntos y respira ahora algo más tranquila.

Jerabkova (República Checa) – Fotografía: IHF

Noruega 35 20 Polonia

El duelo Noruega-Polonia cerraría otra jornada de infarto en el grupo B. Las polacas tenían que enfrentarse en esta ocasión a la todopoderosa, a la selección que es sinónimo de balonmano y así lo exhibe en toda cita, ya sea nacional o internacional. Una Noruega que sigue mostrándose intratable independientemente del equipo y nivel que tiene enfrente. Comenzarían ambas escuadras tanteando al rival, con goles rápidos fruto de ataques en posicional veloces que terminaban con penetración o lanzamiento desde los 7m. Noruega encontraba los espacios gracias al juego dinámico de su primera línea, con Mørk (4), Oftedal (5) y Kristiansen (6) al nivel que nos tienen acostumbrados. Polonia intentaba resarcirse de las continuas ofensivas planteadas por las de Thoir Hergeirsson, pero una soberbia Grimsbø detenía el 67% de los lanzamientos planteados por las jugadoras polacas. Así, las valkirias abrirían poco a poco brecha en el luminoso, dejando a la escuadra de enfrente con escasas posibilidades de darle la vuelta al partido tras disputarse los primeros 30 minutos de juego (18-11).

Aunque el primer tanto de la segunda parte llegase una vez transcurridos dos minutos de juego, Noruega mantuvo la misma tónica. Una defensa férrea donde las ayudas impedían la conexión entre líneas, con una Lunde que salto al campo en sustitución de Grimsbø y cumplió con su papel de manera magistral. 14 paradas traducidas en un 47% de eficacia bajo palos que anulaban aun más las tentativas del adversario, lideradas por una Zych (4) que no se rendía. Las pocas pérdidas de la campeona de Europa se camuflaban tras un buen repliegue -Polonia sólo pudo correr a la contra dos veces y anotó sólo en una-, que reflejaba el magnífico estado de forma actual de un equipo engranado que no perdona los errores. El equipo del Este anotó por última vez en el minuto 52, mientras que Noruega seguiría recreándose hasta el pitido final, que denotaba su victoria por un contundente 35-20.

Nora Mork (Noruega) – Fotografía: IHF

Teniendo en cuenta estos resultados, la clasificación en este grupo B sigue todavía muy abierta.

Después de haberse disputado las tres primeras jornadas, Noruega es líder en solitario y sólo se encuentra a un punto de conseguir matemáticamente avanzar a la siguiente fase. Le siguen República Checa y Suecia de cerca, segunda y tercera respectivamente, que están empatadas a 4 puntos. En cuarta posición aparece Hungría, que adelanta a Polonia después de ganar por primera vez en este Campeonato del Mundo. Por último, y con cero puntos, cierra la tabla Argentina, que todavía sigue con posibilidades de acceder a la ronda de octavos siempre y cuando no falle en los próximos encuentros.

Imagen destacada: IHF

Siganme en @RaquelMH3 y sigan toda la actualidad deportiva en @SextoAnillo, en nuestro Facebook www.facebook.com/sextoanillo y en nuestro Instagram: sextoanillo.

Para más información sobre balonmano visiten @Balonmano_SA y nuestro Instagram: Balonmano_SA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *