Análisis

Empate agónico

México y Portugal se dieron cita en Kazán para disputar su primer partido en esta Copa Confederaciones 2017. Los dirigidos por Osorio buscaban ganarle al vigente campeón europeo, quien llegaba al encuentro con un Cristiano Ronaldo siempre ávido de gloria.

El partido fue un juego muy disputado y por ciertos lapsos del partido hasta tenso. Tanto Osorio como Fernando Santos demostraron que habían estudiado bien a sus rivales, explotando sus virtudes y tratando de nulificar a su rival.

El equipo mexicano inició el partido con 11 futbolistas que militan en el viejo continente, algo que no había sucedido antes en toda su historia. Sin embargo una de las cosas que mas sorprendieron fue la incorporación de Javier Hernandez como un falso extremo, una decisión cuestionable, ya que el Chicharo se caracteriza por ser un centro delantero nominal, un 9 de área, y es indudable que fuera de ella el juego le duele mucho. Pese a eso Osorio consideró que era la mejor opción, y fue el jugador del Benfica, Raul Alonso Jimenez quien tuvo la responsabilidad de ser el referente en ataque.

Tácticamente México acertó y trató de hacer su juego, prueba de ello fue que por ciertos lapsos del encuentro presionó a su rival y dominó el balón. Lamentablemente para ellos fueron las desatenciones y los errores individuales quienes pusieron a Portugal en el marcador. A lo anterior hay que sumarle la capacidad de atracción de marca que tiene Cristiano Ronaldo. Su simple presencia fue suficiente para arrastrar hasta 3 futbolistas que intentaban a toda costa que no recibiera el balón. El ejemplo de ello fue la acción del primer gol de Portugal, donde el 7 portugués, cual imán al metal, atrajo a los defensores mexicanos y dejaron solo a un Quaresma que, después de un pase preciso de Ronaldo, dejó sentado al gurdameta Guillermo Ochoa que ya nada pudo hacer para evitar el gol.

Fernando Santos sabe la influencia que tiene Cristiano en su selección, con o sin balón, el 7 siempre genera sensación de peligro, es por ello que el estratega decidió ponerlo como un delantero nominal y de esa manera, al representar la única referencia de marca fija en ataque, la defensa mexicana se enfocaba en él desatendiendo la incorporación de jugadores como Nani, Queresma y André Gomes.

México logró empatar el encuentro gracias a un gol de Javier Hernandez, quien con un cabezazo certero, tras un pase de Carlos Vela, lograba empujar el balón al fondo de la red. Cabe destacar que el gol llegó cuando el Chicharo tomo la posición que más le favorece, y donde siempre es garantía. Él máximo goleador en la historia de la selección mexicana debe y tiene que jugar siempre ahí.

Después del medio tiempo fue notable que ambos estrategas ajustaron a sus hombres aunque el entrenador de Portugal dejó la ligera impresión de haberle ganado la partida al D.T. de México, ya que explotó mas la llegada por las bandas, donde el jugador del Porto Miguel Layún terminó amarrado en defensa gracias al buen trabajo de Gelson Martins, quien nulificó la salida en ataque del jugador mexicano, por otro lado el defensa Carlos Salcedo quedó retratado, teniendo un partido para el olvido, siendo responsable en uno de los goles de Portugal. Fernando Santos también modifico el medio campo, ya que se dio cuenta que la zona estaba muy congestionada y tuvo que recomponer la situación. William Carvalho y Gomes se dieron a la tarea de hacerse cargo tanto de Jonathan Dos Santos como de Héctor Herrera 

Mas adelante Portugal lograría ponerse al frente una vez más, pero al minuto 91′, Hector Moreno les daría el empate a los mexicanos. Una vez más la táctica fija le da frutos a la selección de Osorio.

Finalmente el partido terminaría con un empate a 2 goles. Si bien nos podemos quedar con la sensación de que Portugal pudo hacer mas ya que es el campeón de Europa, debemos recordar que los lusitanos ganaron la Euro jugando así, al contragolpe y aprovechando los errores del rival. No fue ninguna sorpresa la propuesta de Fernando Santos. Si bien su referente Ronaldo no se hizo presente en el marcador, es incuestionable que el 7 sigue pesando e influyendo en su selección.

Por el otro lado, es lamentable que Osorio haya terminado sacando a su mejor y mas habilidoso jugador que es Carlos Vela. Pero ya no es sorpresa que el estratega tome este tipo de decisiones. Como último comentario, Ochoa demostró que es el mejor arquero que tiene la selección mexicana en estos momentos, ya que cuenta con un gran talento y con experiencia que los demás no tienen. En una opinión personal, fue el jugador del partido.

México y Portugal se quedaron con 1 punto cada uno, Rusia se sitúa en la primera posición y Nueva Zelanda terminó en blanco. Para la siguiente jornada se enfrentaran Portugal ante Rusia; y México ante Nueva Zelanda, un viejo conocido con quien disputo el repechaje para Brasil 2014.

Sígueme en @PepaoO y para toda la información deportiva en @SextoAnillo (Twitter e Instagram) y en nuestro Facebook: Sexto anillo.

Fuente de imagen destacada: trome.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *