Crónica

A semifinales, otra vez

Semana de gala en el Bernabéu, semana determinante para la temporada del Real Madrid, semana de clásicos y el primero de ellos ponía en juego unas semifinales de Champions. Los jugadores llevaban toda la semana jugando el partido en las redes sociales, convocando a los aficionados para recibir al equipo antes del encuentro, y la afición respondió como se esperaba. Los madridistas arroparon al equipo y vistieron las gradas del estadio de blanco.

Recibimiento de la afición/Fuente: www.as.com

Pero los de Ancelotti empezaron dominando, creando mucho peligro por las bandas y rozando el gol en varias ocasiones. El Madrid intentaba llegar a la portería de Neuer con posesión, dirigidos por Isco, pero las pérdidas en tres cuartos de campo se sucedían creando incertidumbre entre los aficionados. Pese a ello la grada blanca no dejaba de animar a sus jugadores.

Cumplido el minuto 20 el dominio bávaro en el centro del campo se acrecentaba, mientras que Alaba, Robben y Ribery ponían el peligro en el borde del área, abortado por los defensas madridistas. Los de Zidane, en cambio, atacaban sin orden, con precipitación y sin peligro.

En el minuto 27 llegó la ocasión más clara para los locales cuando un centrochut de Carvajal mal despejado por Neuer dejó a Sergio Ramos solo en el área grande pero su tiro lo sacó Boateng debajo de los palos. Dos minutos antes, Carvajal, que estaba siendo el mejor de los blancos, obligó al portero alemán a estirarse ante un tiro cruzado desde fuera del área.

Ocasión de Ramos/Fuente: www.elmundo.es

Era el momento del Madrid, las imprecisiones del Bayern en la salida del balón propiciaban las contras de Cristiano, Benzema e Isco sin suerte de cara a la portería. Parecía el minuto 90 de un partido en el que ambos equipos se jugaban lo mismo, pero todavía quedaban 55 minutos por delante.

Carvajal ponía el alma, el corazón y el juego, Isco la calidad y los alemanes la incertidumbre. El Madrid seguía perdonando ocasiones, como ya lo hizo en el Allianz Arena, era Kroos el que pudo adelantar a su equipo en cuatro ocasiones, pero la primera parte llegó a su fin sin goles, con  la máxima expectación y dos equipos entregados.

Segunda Parte

No pareció que hubiesen existido 15 minutos de descanso, el partido continuaba con la misma intensidad y el mismo planteamiento, todo o nada. Dos saques de esquina en menos de tres minutos para los de Zidane, Isco la tuvo desde la frontal del área y en la siguiente jugada Robben remataba mordido, solo delante de la portería, Marcelo volvía a ser salvador bajo los palos. Pero fue en el 51, cuando el holandés aprovechaba el desorden de la defensa blanca para provocar un penalti con el que Lewandowski abría el marcador.

Thiago contra Nacho y Casemiro/Fuente: www.as.com

Se encendían las alarmas en el Bernabéu, el equipo perdía el orden de la primera parte y el Bayern volvía a gozar de ocasiones de gol claras. Desde la banda Zizou ponía a calentar a Morata, Asensio y Kovacic, momento en el que algunos aficionados esperaban que el sustituido fuese un Cristiano errático, lento y sin ideas, como lo viene siendo durante toda la temporada y al que solo respalda el gol.

En el peor momento del Madrid, tocado por el gol, dominado por el Bayern, Zidane sentaba a Karim y daba entrada a la ilusión del madridismo, Marco Asensio. Siete minutos más tarde su homólogo sacaba a Costa por Ribery, mientras que Zidane quitaba a Isco, que se marchaba ovacionado, y sacaba a Lucas.

La revolución del partido llegaría a quince minutos del final, en el 74, Cristiano ponía el empate en el marcador y adelantaba al Madrid en la eliminatoria tras un remate de cabeza. Éxtasis blanco que solo duraría tres minutos y de la peor manera, porque en la réplica visitante un desacuerdo entre Nacho y Ramos propiciaba que el camero golpease el balón involuntariamente acabando dentro de la portería.

Navas intenta evitar el autogol/Fuente: www.as.com

Máxima tensión entre los aficionados blancos que veían cómo se acababa el tiempo y un gol del Bayern los dejaba sin margen de reacción. En el 84 el partido volvió a dar un giro con la expulsión de Vidal por doble amarilla, pero el partido parecía destinado a la prórroga.

Cuatro minutos añadió el colegiado, descuento de infarto en el que la grada sabía lo que se avecinaba y animaba como nunca antes con las bufandas al aire cuando sonaba el pitido final y dejaba todo por decidir en 30 minutos.

Prórroga

Se empezaban a ver los primeros síntomas de extenuación, sobre todo en los jugadores del Madrid que salieron mordiendo pero, una vez más, Neuer desquiciaba a jugadores y aficionados con sus paradas in extremis.

Dominio blanco en la primera parte de la prórroga que culminó con un gol de Cristiano en posible fuera de juego al borde del descanso. Locura en las gradas y en el césped, donde Ramos arengaba a la grada y Carvajal no podía ni con su alma.

Celebración del gol/Fuente: www.as.com

Y, a falta de diez minutos para el final, el incombustible Marcelo se vestía de Messi para dejar atrás a toda la defensa y servir en bandeja el hat-trick a Cristiano. Sin reservar nada para el domingo, dejándose la piel en el campo, el Madrid siguió insistiendo y tres minutos más tarde Asensio, sacaba su talento en una jugada personal y volvía a batir a Neuer, dejando sentenciado el partido y la eliminatoria.

Sonaban los olés en las gradas, el Madrid ya acompañaba al Atleti en semifinales y el Bernabéu volvía a vivir una noche mágica en Europa, el día que Sergio Ramos cumplía 100 partidos en Champions.

Eliminatoria para guardar, en la que ambos equipos han jugado 210 minutos sin reservar nada, con un objetivo claro y demostrando por qué son los dos mejores equipos de Europa. Una eliminatoria que parecía no acabar, porque sabía que no volvería a ver bailar sobre el césped a uno de sus jugadores más queridos, Xabi Alonso, que se despedía de la competición con honores y ovacionado por el que un día fue su público.

Ovación a Xabi/Fuente: @SoySamuGalicia

Fuente imagen principal www.as.com

Ficha técnica: 

Real Madrid: Keylor Navas, Carvajal, Nacho, Ramos, Marcelo, Casemiro, Modric, Kroos (Kovacic, Min.113), Isco (Lucas Vázquez, Min.70), Benzema (Asensio, Min.63) y Cristiano Ronaldo.

FC Bayern: Neuer, Lahm, Hummels, Boateng, Alaba, Xabi Alonso (Müller, Min.74), Vidal; Robben, Thiago, Ribéry (Costa, Min.70), Lewandowski (Kimmich, Min.87).

Árbitro: Viktor Kassai. Amonestó a: Vidal (4′, Amarilla), Casemiro (39′, Amarilla), Xabi Alonso (69′, Amarilla), Hummels (74′, Amarilla),Vidal (83′, Roja), Robben (100′, Amarilla)

Sígueme en @EstefiGmez y siga toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnilloen www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo y toda la información del Real Madrid en @SextoAnilloRMA .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *