Sin categoría

“Conociendo a… Sara Manso”

Me llamo Sara Manso Antolin, mido 1´75 cm y nací en Valladolid . Ocupo la posición de alero y, actualmente, juego en el equipo Junior y LF2 de Ponce Valladolid. Esto es “Conociendo a… Sara Manso ”.

Otro martes más, damos a conocer el futuro del baloncesto femenino de nuestro país. En esta ocasión, presentamos a una jugadora joven y talentosa que a pesar de su corta edad ya sabe lo que es jugar en Liga Femenina 2 vistiendo la camiseta de Ponce Valladolid.

Sara Manso es polivalente, pudiendo destacar en varias posiciones, una jugadora con las ideas claras y que valora cada oportunidad que se le ha concedido para continuar creciendo en un deporte que le apasiona y del que supo desde su primera convocatoria con la Selección de su comunidad, Castilla y León, que iba a formar parte de su vida.

Una deportista humilde que sabe que todo se consigue a base de esfuerzo y dedicación. Habitual en los Campeonatos de España tanto de clubes como de selecciones autonómicas, ya sabe lo que es tener premios en su palmarés. Un ejemplo a seguir para muchas de las niñas que, al igual que ella, formarán parte del futuro de este deporte, aprecia a los clubes de los que ha formado parte y subraya las bonitas lecciones que le han dado a lo largo de este tiempo.

Sin mayor demora pasamos a la entrevista, pero antes agradecer tanto al club como a la jugadora su disposición hacia nuestra web.

Foto vía: Icíar AV | Cedida por Ponce Valladolid

Pregunta. ¿Cómo fueron tus inicios en el baloncesto?

Respuesta. En primaria empecé haciendo atletismo, era un deporte que me gustaba mucho y se me daba bastante bien, pero luego mi padre me animó a jugar al baloncesto, fue en 4º de primaria, en un club de mi Urbanización, C.B. La Flecha. Yo no quería dejar el atletismo, así que compaginaba ambos deportes. En mi primer año jugando mejoré muchísimo, porque todos mis compañeros de equipo llevaban jugando desde 1º de primaria, entonces ya sabían hacer entradas, cambios de mano… Me ayudó a estar a su nivel en apenas un año y hasta ganamos la liga mixta Provincial.

P. ¿Cuándo te diste cuenta de que este deporte iba a ser protagonista en tu vida?

R. Cada vez destacaba más jugando al baloncesto, y a los dos años creo que fue, por primera vez me convocaron a una Preselección de Castilla y León. No conocía a nadie, ya que me llamaron un poco tarde, y eso me cohibió un poco, pero al final, empecé a coger confianza, y me convocaron para que fuera al Campeonato de España Mini en Cádiz. Desde ese momento me di cuenta de que el baloncesto era algo especial, y sabía que iba a ser muy importante para mí.

P. ¿A qué edad y cómo llegaste a Ponce Valladolid?

R. Al verme en la Selección, me dijeron si quería ir a Ponce a jugar. Tenía 12 años. Ya conocía a varias jugadoras que estuvieron en Preselecciones. No dudé en ir. La verdad es que nuestra generación es bastante buena. Desde que nos juntamos ganamos varios torneos. En infantiles jugamos nuestro primer Campeonato de Clubes y quedamos Campeonas de España. Siempre recordaré ese día, fue increíble.

P. ¿Cómo definirás tu estilo de juego? ¿Cuál es tu mayor virtud? ¿Y la peor?

R. Me considero una jugadora polivalente, de equipo. Tengo buen tiro exterior, y también soy penetradora, me gusta jugar al contraataque, y me encanta robar balones ja ja. Pero quizá mi mayor virtud, es que en los momentos de tensión no me escondo, me encanta jugarles, y confío mucho en mí misma. Y la peor… pues quizá la defensa y las pérdidas de balón. Pero me he dado cuenta que defender y bloquear el rebote es súper importante para este deporte, también de ser más precisa a la hora de dar los pases, y poco a poco voy mejorando en ese aspecto.

P. ¿Cómo te definiste como alero? ¿Siempre ha sido esa tu posición?

R. La verdad es que no tengo una posición definida, puedo jugar en varias posiciones, tanto de ala-pívot, como ayudando al base a subir el balón. Pero normalmente soy alero. La posición que menos me gusta es de ala- pívot. Me ha tocado jugar mucho en esa posición por necesidades del equipo. Lo bueno es que si me defiende una jugadora más alta que yo puedo tener la ventaja de ser más rápida que ella, y aprovecharme de ello.

P. ¿Tiene tu dorsal algún significado especial?

R. Cuando jugaba en La Flecha, mi antiguo Club, siempre tenía el 10, ya que mi padre jugó con ese número, pero al cambiarme de Club, mi número ya estaba cogido, y tuve que escoger otro. Me decidí por el número 14, simplemente porque es el día de mi cumpleaños, y hasta ahora sigue siendo mi número.

P. Tras muchos años en Ponce Valladolid, ¿qué valores has recibido por parte del club?

R. En Ponce se valora mucho el trabajo en equipo. Las individualidades al servicio del grupo. El esfuerzo, el compañerismo y la competitividad. Además de la deportividad. Ningún entrenador nos ha dicho nunca como sacar ventaja jugando sucio. Aquí no se pitan los tiros libres del otro equipo por ejemplo, algo que si se hace a menudo en otros sitios. Si perdemos, felicitamos a las rivales y ya está. Por ejemplo, en el último campeonato de España cadete perdimos con Sant Adriá el tercer puesto. Fue duro. Sin embargo nos fuimos con ellas, todas juntas al vestuario a cantar y bailar. En eso Ponce también es campeón.

P. ¿Cómo recuerdas tu debut con el primer equipo? ¿Lo esperabas?

R. Debuté el primer partido de liga, fue contra Femení Sant Adriá, y la verdad es que cuando Barrio me dijo que saliera al campo, estaba temblando. Ese día fue muy especial para mí porque también metí mi primera canasta, me hizo mucha ilusión.

P. ¿Qué valor añadido supone jugar con la Selección de Castilla y León? ¿Qué concentración recuerdas con mayor alegría?

R. Cada vez que me llamaban con la Selección siempre me hacía mucha ilusión, tenía muchas ganas de ir a las concentraciones y demostrar de lo que era capaz. Sabes que juegas con las mejores. Es una sensación única. Tienes que dar lo mejor que tienes. Además siempre recordaré esas amistades que hacía con las jugadoras de otras comunidades de España. Quizá la primera con la selección infantil de la generación del 99. Al ser mayores que yo me puse súper contenta ya que no me lo esperaba para nada, fue una experiencia genial.

Foto vía: César Aldecoa | Cedida por Ponce Valladolid

P. A pesar de tu corta edad, las anécdotas de acumulan dentro de una pista de baloncesto. ¿Cuál ha sido tu momento “tierra trágame”?

R. En un partido de mini la jugadora que defendía yo tenía que tirar tiros libres, y como no me enteré, empecé a defenderla ya que pensaba que era saque de fondo. La jugadora diciéndome que me quitase, y yo obviamente no le hacía caso porque si no iba a recibir. Si me veis a mí en el tiro libre con la otra jugadora intentando apartarme para poder tirar los tiros libres… Hasta que el árbitro me dijo que eran tiros libres.

P. ¿Alguna vez has sentido miedo durante un partido?

R. Miedo nunca, nervios sí, por ejemplo en las semifinales del Campeonato de España Infantil de Selecciones, jugábamos contra Cataluña. Llegamos a la prórroga, pero desgraciadamente perdimos. También en cadetes contra Andalucía, y perdimos de 4. Y con mi club, la final del Campeonato Infantil contra Almeda que ganamos de 9 creo, o la final del Campeonato Cadete contra Femení Sants Adriá que perdimos de 4. Y en muchos más momentos he estado nerviosa, pero miedo no afortunadamente.

P. ¿Qué objetivos te marcas a corto y largo plazo? ¿Qué crees que se necesita para llegar a ser una jugadora profesional?

R. De momento mi objetivo principal es intentar ayudar lo máximo posible con el equipo de LF2, y poder ir al Campeonato de España en Junior. A largo plazo se irá viendo mi evolución. Yo creo que la clave para ser una jugadora profesional es tener el suficiente talento y ser constante día a día, cada entreno, cada tiro.

P. Para terminar, en una frase:

  • Un jugador/a al que admires: Siempre me ha gustado Sergio Llull, me parece un jugador espectacular, y Alba Torrens también me encanta, a pesar de su altura, tiene muy buen manejo de balón y es muy rápida.
  • Una canción pre-partido: No tengo una canción definida, soy más de escuchar canciones actuales.
  • ¿Canasta o asistencia?: Como suelen decir, una canasta hace feliz a una persona, pero una asistencia a dos. Aunque en verdad, me gusta más meter canasta.
  • Una manía: En cada partido siempre tengo que meter la primera canasta del calentamiento.

Sígannos en @crivilpae_94 y @MeryVGuevara y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo o en www.facebook.com/sextoanillo. Para conocer toda la actualidad del baloncesto femenino, sígannos en @Basketfem_SA (Twitter) y basketfem_sa (Instagram).

Foto destacada vía: César Aldecoa | Cedida por Ponce Valladolid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *