Análisis

La cara A y B del Lugo

Alegrías y penas a partes iguales está dando el Lugo a su afición esta temporada. En la cara A, el yin, nueve jornadas invicto, pichichi, record goleador, gran primera vuelta, máximo goleador a domicilio… En la cara B, el yang, poco rendimientos de los fichajes veraniegos, la pérdida de Pedraza, ser el sexto que más goles encaja y haber dejado escapar 16 puntos en los minutos finales de partido. Una de cal y una de arena.

LA CARA A

La afición del equipo amurallado ha vivido las primeras 25 jornadas de LaLiga 1|2|3 con alegrías que le ha dado su equipo. La primera de ellas se vivió en el comienzo de temporada cuando el equipo consiguió acumular 9 jornadas invicto. Nueve partidos de los que ganó 4 y empató 5. Resultados que lo llevaron a ocupar la segunda plaza en la clasificación durante varias jornadas.

Sin duda uno de los artítfices de ese gran comienzo de curso fue y es el pichichi del equipo y de la categoría Joselu. El delantero es uno de los jugadores que más alegrías ha traído a la afición esta temporada. En las diez primeras jornadas, Joselu ya había anotado ocho goles, una media difícil de alcanzar por otros delanteros de la categoría. Incluso el ariete se ha podido permitir estar varias jornadas sin enviar el balón al fondo de la red y no perder su categoría de máximo goleador. En su afán goleador, ha superado a Pablo Caballero como pichichi histórico con 21 goles, además de ser el delantero amurallado que más goles hace en una temporada, lleva 16, y queda aún mucha tela que cortar esta temporada.

Sus goles ayudaron al equipo a realizar una buena primera vuelta sumando 31 puntos e igualando la temporada pasada con Luis Milla al frente. Tras un bajón con respecto al inicio de curso no se acabó la primera vuelta segundo, pero si en Playoff y con ilusión por afianzar y refrendar esa posición en la segunda vuelta.

Buena parte de la buena posición en la tabla, como decíamos, se debe a los goles. Y es que el Lugo esta temporada tiene la mira puesta en la portería y a nivel ofensivo han demostrado mucho poderío. Poderío que les hace ser el equipo más goleador a domicilio con 17 dianas, una menos de las conseguidas en casa. Además de Joselu, esos goles han salido de botas como las de Pedraza, segundo máximo anotador con seis goles a pesar de su marcha, Campillo ha anotado tres e Ignasi Miquel y Fernando Seoane dos. Además, otros siete rojiblancos han marcado gol esta temporada.

LA CARA B

Ojalá todos fuese alegrías pero los hombres de Luis César también han dado algún disgustillo a su afición esta temporada. El mercado veraniego trajo a la ciudad amurallada a Enguene, Brayan Perea y Sergio Gil. El primero, no llegó a jugar ni un solo minuto con el club y en el mercado de invierno ha dicho adiós al conjunto rojiblanco. El segundo, no ha conseguido estar en el once inicial en lo que va de curso y solo ha disputado 161 minutos. El propio director deportivo, Emilio de Dios, afirmó del colombiano que «no está pasando el mejor de los momentos, no pensábamos que iba a tener tan baja incidencia en el juego. Son cosas que suceden, no oculto su rendimiento porque es evidente», comentó de Dios. El último de ellos, Sergio Gil, poco a poco se ha ido haciendo hueco en el once ha jugado 517 minutos, titualar en cinco partidos. Con un centro del campo con jugadores fijos de calidad el ex del Zaragoza va abriéndose paso.

El que llegó, rindió y se fue dejando un gran vacío fue Pedraza. Uno de los disgustos de la temporada fue su marcha en este mercado de invierno al Leeds. Llegó cedido por el Villarreal y su estancia en el equipo rojiblanco marcó la diferencia. Un indispensable y pieza clave en el puzle que habrá que ver si jugadores como Fede Vico son capaces de encajar a la perfección.

Igual que se habla de la gran potencia goleadora, no nos podemos olvidar de que, sobre todo al inicio de temporada, el tema defensa es un quebradero de cabeza. Un quebradero que ha llevado a encajar 31 goles y ser el sexto que más dianas recibe de la categoría. Una línea defensiva sin jugadores fijos y en algunos casos no muy finos han hecho que el Lugo reciba goles y pierda puntos.

Puntos que en muchas ocasiones se han perdido en los minutos finales. Parece que en ocasiones el Lugo desconecta en el último momento y acaba viendo como los puntos se escapan. El equipo amurallado ha perdido 16 puntos en el último cuarto de hora en distintos partidos esta temporada. Este mismo fin de semana sucedió ante el Sevilla pero no es el único caso en que los lucenses han perdido o empatado en el último suspiro.

Mirando por el retrovisor vemos el caso del Córdoba con el que se empató a tres tras un penalti que anotó Juli en el 90′. Con el Mirandés a balón parado en el último tramo de partido, el Getafe con un gol en el 84, el empate en Oviedo con gol en el 88, y con el Nástic por partida doble en la primera vuelta con un gol en el último minuto conseguían el empate los de Tarragona y, ya en la segunda vuelta en el Anxo Carro, con 2-3 final en el minuto 89.

La cara A y la cara B, alegrías y penas, el yin y el yang de un Lugo cuya afición espera más cara A que B y acabar jugando un Playoff de ascenso que ya toca. Motivos para la esperanza haberlos hailos, como las meigas.

Foto: laliga.es

Sigueme en Twitter, @Rosavazfre y toda la actualidad deportiva en el twitter de Sexto Anillo @SextoAnillo, en Facebook, www.facebook.com/SextoAnillo y en Instagram @SextoAnillo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *