Crónica NFL

Foxboro devuelve a los Ravens a la realidad

Paso de gigante de los New England Patriots para hacerse con el seed 1 de la Conferencia Americana tras vencer claramente a los Baltimore Ravens en el Monday Night Football.

  1 2 3 4 T
Baltimore Ravens (7-6) 0 3 14 6 23
New England Patriots (11-2) 9 7 7 7 30

El resultado que indica el marcador final puede parecer muy engañoso. El 23-30 definitivo no hace justicia a la superioridad que los locales mostraron en todo momento, y que al fin y al cabo, confirma el nivel en el que se encuentran actualmente ambos conjuntos.

Los Patriots son claramente un aspirante a todo. A día de hoy, son el principal candidato de la AFC a disputar la Superbowl. Ya no solo por el juego que vienen arrastrando, en el que se puede encontrar deficiencias en algunas de las parcelas como en todos los equipos de la competición, sino porque a ver quién es el valiente que se atreve a viajar a Foxboro en enero y plantarles cara en su fortín.

Por su parte, los Ravens son un aspirante a entrar a playoff. He aquí la “pequeña” diferencia. Un equipo que claramente ha crecido respecto a la temporada pasada pero que aún le queda muy grandes citas como las de este lunes. Aún está varios escalones por debajo de los grandes cocos de la conferencia. No obstante, no se le puede descartar, ya que tienen un gen ganador y competidor que les impide bajar los brazos, y que les hace muy peligrosos cuando están en la pelea a estas alturas de la campaña.

Es de hecho esta capacidad de luchar hasta el final lo que les permitió mantenerse en el partido a pesar de la que les estaba cayendo ya mediado el tercer cuarto. A falta de siete minutos para el final de este periodo el luminoso reflejaba una 3-23 para New England, una diferencia que parecía más que suficiente. Craso error tratándose de los Ravens. Tras un par de errores garrafales de los Patriots en dos retornos en los cuales cometieron sendos fumbles, los visitantes anotaron 14 puntos en menos de un minuto y medio. Marcador de 17-23 y todo por decidir.

Nadie se lo podía creer en las gradas. Los aficionados patriotas se echaban las manos a la cabeza y comenzaban a creer que podían perder el encuentro. En ese momento recordaron que los Ravens son probablemente el equipo que peor se les da, y veían como se podía complicar la posibilidad de tomar una buena ventaja respecto a sus rivales en el objetivo de conseguir la ventaja de campo en postemporada.

Hogan en la jugada que sentencia el partido, vía NFL Feeds

Nada más lejos de la realidad. Después de un par de series en las que asimilaron el golpe que acababan de encajar, y un field goal del gran Justin Tucker que acercaba a los Ravens a tan solo tres puntos, llegó el momento mágico de la noche. Mediado el último cuarto y en la primera jugada de una nueva serie, Tom Brady encontró un hueco enorme en las profundidades de la secundaria de Baltimore y le puso un pase medido a Hogan para que este se recorriera el campo y anotara un touchdown de recepción de 79 yardas. Partido ahora sí, sentenciado.

La actuación del quarterback fue magistral más allá de una inexplicable intercepción de novato que sufrió en la redzone rival. Sumó 406 yardas en 25 pases de 38 intentos, de los cuales tres terminaron en touchdown. Muy a pesar de lo que le gustaría al comisionado de la NFL, se perfila como el principal candidato a llevarse el premio al MVP de la temporada.

Hay que destacar también la exhibición táctica que ofreció Josh McDaniels, el coordinador ofensivo de los Patriots. Su pizarra funcionó a la perfección y apenas se acordaron de Rob Gronkowski, quien recordemos que ya no volverá a jugar este año por una lesión de espalda. McDaniels tiró de repertorio e involucró a todos los jugadores que tenían disponibles. Una vez más demostró que es un genio sacando el mejor partido posible de las armas que posee.

De esta forma, los Patriots sentencian prácticamente una vez más la AFC Este, y se quedan muy cerca de alzarse con el número uno de la conferencia, lo que les permitirá disputar en casa todos los partidos de playoff. Por su parte, los Ravens pierden el liderato de la AFC Norte, que cae en manos de su archienemigo, los Steelers. Ambos conjuntos se enfrentaran en el día de Navidad en un duelo que puede ser definitivo para la clasificación final y en el que a buen seguro será uno de los partidos de la temporada.
(Foto destacada vía New York Daily News)

Síganme en @Stefano_USA y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *