ATP Tenis

Murray quiere ser maestro

El escocés se cuela por primera vez en la final de las ATP Finals tras doblegar (5-7, 7-6 y 7-6) a Milos Raonic en un encuentro de más de tres horas

Tenis en estado puro. Andy Murray y Milos Raonic han protagonizado el mejor encuentro en lo que va de torneo y uno de los mejores en lo que va de año. De tú a tú, de menos a más, de dos tenistas que hoy han demostrado porqué han llegado hasta aquí. De los que hacen afición. Decidido por espacios milimétricos en milésimas de segundo.

Algo desorientado, al británico le costó encontrarse bajo la cubierta del O2 de Londres. Jugaba muchas bolas cortas que arrastraban a Raonic a la red, aunque el canadiense estaba hoy inspirado en esa faceta. Le interesaba todo lo que fuese acortar puntos. Con su servicio se encontró cómodo, pero es que además estaba restando con muchísima intención. Restos largos que le permitiesen llevar la iniciativa en los intercambios. A la mínima, sacaba a pasear su derecha. Murray no se encontraba cómodo pero seguía sacando adelante sus juegos al saque. Tras varios avisos, el número 1 concedía su primera rotura. Raonic hacia el resto con el suyo para llevarse el primer parcial.

Una hora de partido y la sala de máquinas del escocés todavía no había arrancado. Pulsó el botón, metió una marcha y arrancó un break a las primeras de cambio. Poco le duró la alegría y rápidamente el canadiense ponía el empate de nuevo en el marcador. Seguía incómodo Murray pero sacaba sus juegos adelante. El sosiego de estar en la cima del ranking ATP le daba para apuntarse el segundo parcial en el tie break. Impone en estas situaciones. Rara vez tiembla.

El recital de tenis no podía terminar aquí. Un tercer set era obligatorio. Y nosotros encantados. Las fuerzas ya comenzaban a flaquear y en esas aguas quien nadaba con mayor fluidez era Murray. Los servicios seguían cayendo con relativa facilidad a cada lado, ambos habían entrado en su zona de confort y de ahí no querían salir. Pero salieron los dos. Murray rompía a Raonic. 5-4. Raonic le devolvía el break. 5-5. Otra vez el británico. 6-5. Y ahora el canadiense. 6-6. El telón no está echado. El show continúa.

Tie break. El número 1 con ventaja, el canadiense que no se daba por vencido. Hasta el punto de llegar a tener bola de partido. Pero no iba a ser hoy. Este es el año de Murray y no iba a dejar escapar la oportunidad de colarse por primera vez en toda su carrera en la final de las finales. Aquí no iba a terminar su curso y ya espero rival para su último examen.

Foto: Sky Sport

Síguenos en @gotzema1 y siga toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en http://www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *