Crónicas

Las chicas del 3×3 inauguran el medallero español

Del 1 al 5 de junio se ha celebrado en Astán (Kazajistán) el Mundial 3×3 U18 donde competía la selección española de la mano de Lucía Alonso, Naira Cáceres, Laia Solé y Paula Ginzo. Las defensoras de la camiseta española comenzaron encuadradas en el Grupo D donde esperaban otros cuatro equipos más (Nueva Zelanda, Turquía, Egipto y Guatemala) con los que enfrentarse para continuar ascendiendo en el torneo.

 El primero de los rivales fue Turquía, el número cuatro del ránking mundial (un puesto por delante al de la Selección española). El partido, más fácil de lo que se esperaba gracias a la agresiva defensa planteada por las españolas, complicaba mucho el juego de las turcas cada vez que se hacían con la posesión del balón. A ello se le sumaba la efectividad en el tiro exterior de las españolas y el atrevimiento de la canaria Naira Cáceres en sus entradas a canasta. Debutaba España con un 21-4 a favor que daba tranquilidad a las cuatro representantes españolas. El siguiente partido, tres horas después de la finalización del anterior, enfrentaba a las “rojigualda” contra la selección egipcia en un partido muy distinto. Sin embargo, las dirigidas por Ana Junyer supieron salir del bloqueo egipcio con varias canastas decisivas que dieron lugar a un marcador 14-10 a favor de las españolas, acercándolas aún más a los cuartos de final.

Foto vía: feb.es
Foto vía: feb.es

El día 3 daba luz la segunda ronda de partidos, dentro de la fase de grupos, para el equipo español. Un día que trajo una de cal y otra de arena para las españolas que cumplían con el primero de los objetivos establecidos, y se clasificaban para la siguiente ronda. El primer partido del día era resuelto con solvencia por 18-7 ante Guatemala. Un parcial de 10-0 en el inicio de las españolas mermó prácticamente las posibilidades del equipo guatemalteco. La fuerte defensa española fue muy característica en un encuentro que clasificaba a España para los cuartos de final. El segundo llegó contra la selección de Nueva Zelanda, pero esta vez las española no lograron la victoria y cayeron 13-16 en un encuentro muy ajustado. Los postes neozelandeses fueron muy difíciles de parar desde los primeros minutos, y aunque las internacionales españolas supieron reponerse y tiraron de orgullo para recortar distancias dejando el partido a solo 2 canastas (13-15), las de Nueva Zelanda no lo dejaron escapar y aseguraron la primera posición del Grupo D.

Ocho equipos, de los cuatro grupos creados, se clasificaban para disputar los cuartos de final, siendo estos Hungría, España, Francia, Holanda, Estados Unidos, China, Nueva Zelanda y República Checa.

España se cruzaba contra Hungría, número uno del ranking mundial. El partido comenzaba bien para las de Junyer con canastas fáciles que abrían rápidamente la brecha en el marcador. Las españolas imponían su intensidad defensiva y lo veían correspondido con pases interiores hacia Ginzo que se hacía cada vez más fuerte bajo el aro. El partido sufría un pequeño bache tras un empuje húngaro, pero esta vez eran Alonso y Cáceres las que tiraban para volver a poner la ventaja. Sin embargo, el encuentro volvía a la misma posición de antes y comenzaba a mandar el físico húngaro dentro de la pista de Astán; el luminoso no manejaba más que una diferencia de un punto entre un equipo u otro y Hungría se ponía por delante con menos de 20 segundos para la finalización. Pero en el momento más peligroso, y a falta de 10 segundo, Naira Cáceres luchaba contra el “todo o nada”, y encestaba un triple desde la esquina que les otorgaba el pase a la final, con un resultado de 10-11.

Los demás enfrentamientos de cuartos quedaban de la siguiente manera, con Francia como el equipo correspondiente de España para jugar las semifinales del Mundial 3×3:

Foto vía: fiba.com
Foto vía: fiba.com

 A las 12:45, hora española, llegaba el encuentro de semifinales ante el equipo francés que esperaba revalidar el título conseguido el año pasado en Hungría. Las jugadoras españolas se metían enseguida en el encuentro con varias acciones cómodas de la canaria Naira Cáceres que establecían las diferencias en el marcador. Sin embargo, la superioridad física de Gaye comenzaba a imponerse en el encuentro, y, a pesar de que las españolas intentaban frenarla de cualquier forma posible, este hecho se veía impuesto en un cambio en el marcador que otorgaba una ventaja de un punto para el conjunto francés. Las españolas no se rendían y realizaban buenas acciones que las volvían a colocar por delante, pero las francesas repetían la senda de antes y dejaban el marcador en tablas a falta de 28 segundos para el final. La suerte podía estar de cualquiera de los dos bandos a tan escasos segundos, pero terminó decantándose por las jugadoras del país vecino, que a 10 segundos del pitido final anotaban la canasta decisiva de manos de Gaye, dejando el partido con un resultado final de 14-15. España se quedaba de este modo a escasos metros de conseguir lo que hubiese sido un merecido premio a su trabajo estos días, y lucharía por llevarse la medalla de bronce ante República Checa que había perdido 19-15 contra Estados Unidos.

Foto vía: fiba.com
Foto vía: fiba.com

Llegaba el último de un muy buen campeonato realizado por las cuatro representantes españolas, el último partido que podría premiar ese duro trabajo realizado. Las españolas comenzaron poniendo rápidamente por delante en el marcador con buenos emparejamientos entre Ginzo y Solé que permitían acciones rápidas y bonitas de ver. No obstante, las checas querían imponer ritmo al partido y, como ocurre en esta competición, las sorpresas pueden llegar en cualquier momento, y así fue que las rivales de España en aproximadamente un minuto recortaron las distancias puestas por las españolas y establecían el punto más álgido del encuentro, llegando incluso a ponerse por delante en algunos instantes. El luminoso permaneció muy ajustado hasta que resurgió de nuevo el acierto español a falta de 2 minutos para la finalización. Este acierto sumado a la estratégica defensa que planearon las españolas, permitió varias pérdidas y fallos de República Checa que en los segundos finales ya no encontraba el acierto.

España se alzaba con una medalla al cuello que representaba la gran labor realizada durante los cinco días de torneo. Compartía pódium con Francia y Estados Unidos que se habían enfrentado en la gran final con victoria para las francesas por 21-12.

Foto vía: fiba.com
Foto vía: fiba.com

Por otra parte, las representantes españolas no solo han logrado un buen nivel de modo grupal, sino que sus buenas actuaciones les han permitido meterse en varios de los ránkings establecidos donde, por ejemplo, Laia Solé se ha situado como la quinta jugadora más anotadora del torneo (36 punto en 7 partidos) con sus compañeras siguiéndola desde cerca. Inauguran así el medallero español en lo que seguro será un buen año para el baloncesto femenino español.

Síganme en @MeryVGuevara y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo. Para conocer toda la actualidad del baloncesto femenino, sígannos en @Basketfem_SA (Twitter) y basketfem_sa (Instagram).

Foto destacada vía: fiba.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *