AFC AFC-Oeste NFL

Se aclara el panorama en la AFC Oeste.

Los Chargers salen airosos de Los ángeles al imponerse con un engañoso 19 – 24 a los Raiders que parecían locales

La «no tan» nueva era

El nuevo staff de Las Vegas debutaba en escena después de un récord invicto en pretemporada, no así los bolts, que no ganaron uno solo.

Lamentablemente la visita decidió no darle ningún snap a sus jugadores titulares para no forzarlos a una lesión costosa, pero esa falta de ritmo hizo que se vieran perdidos en el primer duelo de temporada regular.

Derek Carr tuvo una de sus peores presentaciones en su carrera y demostró continuar con los mismos problemas que le aquejan, nublarse cuando su receptor primario no está abierto y abusar de este al concentrar todos sus pases con él.

Nos tiene acostumbrados a ver como lanza el balón muy alto o atrasado cuando no debería ser así, sufriendo de 3 intercepciones y 2 fumbles que para fortuna de la causa negro y plata, no fueron tan costosos, pues el rival no los aprovecho como lo tuvo que haber hecho.

Esto hizo evidente el hecho de que le va a costar algunos partidos aprender el gameplan que Josh McDaniels tiene diseñado. (que también probó tener varias falencias)

El espectáculo de Herbert

El producto de la Universidad de Oregon demostró porque está tan alto en los momios para ser el MVP del año al arrancar de manera vertiginosa e ir a la yugular desde un inicio, consiguiendo así 3 anotaciones que fueron suficientes para aniquilar el ánimo de los contrincantes

La defensa fue otro ente grandioso para alzarse con el triunfo, pues no solo se comieron a Carr, sino también a una improvisada línea ofensiva de los Raiders, cuyos dirigentes evitan reforzarla, al limitarlos a 64 yardas por tierra y ojo, que todavía falta que aparezca JC Jackson.

Khalil Mack y Joey Bosa fueron mucho más que sus contrapartes Crosby y Chandler Jones, ganando la partida de sacks con 5, más uno del safety Derwin james

Los ansiados y brillantes debuts

además de la magnífica tarde del ex raider Khalil Mack, Gerald Everett mostró ser aquel tight end confiable con un QB del nivel de Justin Herbert, otro que se benefició de este cambio fue DeAndre Carter, quien se salió en este partido con una anotación y 64 yardas.

De lo poco digno para contar del lado visitante, fue la irrupción de Davante Adams, sin duda el WR1 que añoraba una franquicia como esta, registrando sus primeros 6 puntos y 141 yardas.

Conclusiones

Los Chargers controlaron el momentum del partido, Aun así, Joe Staley deberá trabajar en su planteamiento, pues bien pudieron haber finiquitado el encuentro mucho antes, pero curiosamente, tanto la toma de riesgos y los conservadurismos del lado ofensivo le salen por la culata, el análisis todavía hace aguas, hay que checar el avance de Keenan Allen, pues salió tocado.

El futuro es brillante, pero hay que aprovechar más de los monstruos que se tienen a la mano, del margen defensivo perfectos.

En Nevada si hay que estar muy preocupados, pues es increíble que su QB aun tenga errores de novato cuando se trata del capitán y de la cara de la franquicia, podemos excusarlo por la pobre línea con la que fue provisto, claro, hasta los corredores sufrieron de ello, pero todas las intercepciones fueron gracias a su nerviosismo en el pocket y falta de decisión.

Esta semana hubo muchas lesiones y aquí no fue la diferencia, la ya de por si mermada zona profunda se notó a un nivel muy bajo para sorpresa de nadie y con la lesión de Anthony Averett, la posición de cornerback se hace todavía más endeble.

Semana uno y ya está quedando claro quien va a pelear por el titulo la AFC west y quien solo va a fungir como comparsa.

Síganme en @Miguel6994 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook/sextoanillo.com o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *