Opinión Psicología Deportiva Valores del deporte

El caro precio del mal llamado competir en el deporte

DEPORTE PROFESIONAL Y DEPORTE AFICIONADO

Las comparaciones se suele decir que son odiosas y en este caso más porque en nada se parece el deporte profesional y el deporte aficionado. No se entiende que la presión del deporte profesional en el que el resultado es lo único importante se traslade al deporte aficionado.

Su presencia debería ser disfrutar practicando lo que les apasiona por encima de resultados y eso no quiere decir que no se busque el ganar pero sobre todo no caer en el resultadismo del deporte profesional en el que hay tantos millones en juego que lo vician todo.

No son comparables económicamente, ni tampoco en repercusión, ni en dedicación . Estamos en mundos muy alejados pero por desgracia se copia todo lo malo del deporte profesional en el que todo vale. Lo peor es que eso llega al deporte base en el que lo menos común son por desgracia los gestos de deportividad, la sana rivalidad o el saber ganar y perder.

COMPETIR Y SER COMPETITIVO

Nos bombardean constantemente con frases del tipo «es que es muy [email protected]»; «no le gusta perder ni a las chapas»; «ganar, ganar y volver a ganar» y otras muchas de ese estilo con la misma idea central que es la de poner en valor lo de «ser competitivo».

Y se crea mucha confusión en torno al término COMPETIR del que la RAE dice lo siguiente:

  • Luchar entre sí varias personas que aspiran a un mismo objetivo o a la superioridad en algo.
  • Estar en condiciones de ser comparado con [email protected] por poseer una determinada cualidad en grado igual o semejante a estos.

Atendiendo a la definición anteriormente citada podría darse el caso de que luchando hasta el final y dando lo mejor de cada [email protected] no seamos capaces de competir. Quizá porque no se esté en situación de ser [email protected] con el rival porque el nivel sea mucho más bajo. En estos casos podemos tener una ACTITUD COMPETITIVA pero no ser capaces de COMPETIR con ese rival en ese partido.

Esa ACTITUD COMPETITIVA que depende exclusivamente de [email protected] [email protected] (está bajo nuestro control) que se refleja en dar siempre el máximo, no darse por [email protected], tratar siempre de mejorar y aprender sobre todo de nuestros errores y de las derrotas no nos servirá para COMPETIR si la APTITUD dista muchísimo de la del rival (no está bajo nuestro control).

Podríamos entender que SER [email protected] depende más de nuestra ACTITUD pero COMPETIR depende más de la si la suma de nuestra ACTITUD Y APTITUD pueden entrar en comparación con la del rival.

Tolerancia a la frustración

Quizás el no entenderlo sea lo que provoca esa frustración sobre todo en el deporte base en el que hay que dejar muy claro desde el inicio lo que no es ser competitivo.

  • No es ser competitivo el no saber perder, el que por sufrir una derrota no felicita al oponente, ni a sus compañ[email protected], etc.
  • Tampoco es ser competitivo el darse por [email protected] cuando se va por debajo en el marcador, cuando se enfrentan a un rival que está por encima en la clasificación, cuando están siendo superiores, etc
  • Y no lo es el frustrarse cuando se cometen errores, cuando no salen las cosas y menos aún cuando lo pagamos con [email protected] compañ[email protected], rivales, árbitros, entrenadores/as, etc.
  • No es ser competitivo quien se excusa en la derrota en lugar de buscar mejorar a través de ella.
  • Tampoco lo es el que cambia constantemente de EQUIPO buscando ganar por tener compañeros de más nivel que a priori le pueden acercar a ello.
  • Y mucho menos los entrenadores/as que no son capaces de sacar el máximo de sus deportistas. Aquellos que buscan continuamente fichar a los que creen que les van a acercar más a la victoria solo por nombre o currículum.

Todo éstas actitudes o comportamientos son aplicables a deportistas, técnicos, equipos, clubes, familiares, etc.

Alejarse del resultadismo

Cuanto ganaría el DEPORTE AFICIONADO si se alejara más del resultadismo. Que bueno sería si el término ALTO RENDIMIENTO se enfocara más en aspectos que [email protected] deportistas pueden controlar. Aspectos como son la superación, el esfuerzo, la progresión y no se midiera todo en términos absolutos del bueno, el malo, el mejor, el peor, ganar o perder.

Y sobre todo se entendiera bien lo que es COMPETIR Y SER COMPETITIVO para no hacer el daño que se está haciendo a [email protected] deportistas de base . Ellos son [email protected] [email protected] deportistas profesionales y aficionados.

Sigan toda la información y actualidad deportiva en @sextoanillo, en www.facebook/sextoanillo.com o en nuestro instagram: sextoanillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *