Análisis Historia del deporte Más Noticias Opinión Reportajes

Los Ñíguez, una familia con mucho fútbol

A veces los sueños se cumplen. Justo eso deben pensar los hermanos Ñíguez Esclápez. Tres chicos que, desde pequeños, tenían claro que el fútbol era su pasión. Lo que empezó como un simple deseo se ha convertido a día de hoy en una realidad. Saúl, Aarón y Jonathan son tres futbolistas ilicitanos que militan actualmente en las tres máximas categorías del fútbol español. Es todo un logro que tres hermanos de la misma familia hayan conseguido convertirse en profesionales de este deporte. Pero claro, si se echa la vista hacia la generación anterior, aparece el nombre de José Antonio Ñíguez, más conocido como “El Tigre de Matola”. Este apodo corresponde al padre de esta familia, un delantero que también hizo carrera en el fútbol de élite. 

Tres hermanos y tres caminos distintos 

Como aspecto curioso de estos futbolistas, es conveniente resaltar que cada hermano ha conseguido superar al anterior respecto a logros deportivos y trayectoria. En cuanto al menor de los tres, aparece Saúl Ñíguez, con 25 años. Está claro que es el que más lejos ha llegado en comparación sus otros dos hermanos. Es jugador del Atlético de Madrid. Sin embargo, su trayectoria comenzó en el Real Madrid, equipo al que se unió cuando tenía 11 años y que abandonó poco después tras sufrir “bullying”. Fue entonces cuando recaló en la cantera rojiblanca con 13 años. Tras una cesión en el Rayo Vallecano, Saúl regresó al Atleti, donde es una pieza fundamental y uno de los jugadores franquicia de la entidad. Además, la selección española también ha llamado a su puerta en varias ocasiones y suele ser habitual verle en las concentraciones del combinado nacional. 

Toca ahora hablar del mediano de los Ñíguez. Aarón tiene 31 años y, actualmente, es jugador del Málaga CF que milita en Segunda División. Se formó en las categorías inferiores del Valencia y cuenta con un récord personal. Es el jugador más joven en debutar en Champions con el equipo valenciano. Lo hizo en 2006 cuando aún tenía 17 años. La mala suerte se cruzó en su camino y en ese mismo partido cayó lesionado. Desde entonces, su prometedora carrera cambió por completo. Aarón ha pasado por muchos conjuntos en España de Primera y Segunda División, incluso ha tenido aventuras en el extranjero jugando en Grecia, Escocia y Malasia. 

Por último, se encuentra Jonathan, más conocido como “Jony”. El mayor de los hermanos tiene 35 años y comenzó su andadura en el fútbol con su paso por las canteras de Real Madrid, Villarreal y Valencia. Se ha dejado ver durante toda su trayectoria por los campos de las categorías de plata y bronce del fútbol español. A día de hoy, el jugador pertenece al Elche CF, pero juega en el CD Alcoyano de la Segunda División B en calidad de cedido. Al igual que Aarón, también ha hecho las maletas en su paso por Portugal y Eslovenia. 

El «hat trick» de los Ñíguez

Saúl, en el centro de la imagen, posa junto sus dos hermanos mayores. A su derecha se encuentra Aarón y, a su izquierda, “Jony”. Los dos últimos lucen las camisetas propias de la “Academia Ñíguez Sport”, un proyecto destinado formar a futuros jugadores que llevan a cabo los tres hermanos en su ciudad natal, Elche. 

Fuente: ABC.es

Lo nunca visto 

La relación que tienen entre ellos es muy estrecha y son una familia muy unida. Tan unida que hasta se ponen de acuerdo los tres hermanos para marcar gol el mismo fin de semana. Es tan llamativo como cierto. Hay que remontarse al mes de diciembre de 2016. La jornada de ese fin de semana arrancó con una victoria del Atlético de Madrid ante Las Palmas por un gol a cero. Un gol de volea de Saúl supuso la victoria de su equipo. En Tenerife, Aarón Ñíguez selló la victoria para los de la islas con un magnífico gol de falta frente al Hércules de  la Segunda División.

Si ya era novedoso que dos hermanos hubiesen marcado en la misma fecha, todavía quedaba poner la guinda al pastel. El hermano mayor “Jony” también vio puerta con el Alcoyano. Un gol que sirvió para celebrar su paternidad por aquel entonces. Al darse cuenta de tal hazaña, todos ellos se felicitaron a través de las redes sociales. Incluso daba la sensación de que se alegraban más por sus propios hermanos que por ellos mismos. Todos los medios se hicieron eco de ello y la noticia se difundió rápidamente. Nunca antes había ocurrido un hecho parecido a este y es un recuerdo que los Ñíguez guardarán con mucho cariño. 

 

Síganme en @JaimeMF27 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Autor: Jaime Martínez Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *