Ciclismo Crónica Otras vueltas Sin categoría

Schachmann gana una París Niza marcada por el Covid-19

El ciclista alemán Maximilian Schachmann  (Bora-Hansgrohe) se impuso en la París Niza, luciendo el amarillo de líder en todas las etapas de la ronda francesa. Completaron el podio el combativo belga Tiesj Benoot (Sunweb) y el escalador colombiano Sergio A. Higuita (EF), en una disputada ronda que no ha tenido tregua en las 7 etapas que se han podido disputar.

Prolegómenos de la París Niza 2020.

La denominada carrera del Sol, se ha visto influida desde el inicio hasta el final (se canceló la última etapa con meta en Niza) por la amenaza del Covid-19.

La renuncia de siete equipos World Tour: Movistar, Jumbo, Astana, Ineos, CCC, Mitchelton y UAE debido a la amenaza del coronavirus, marcaron el devenir de la carrera, con ausencias de la talla de Egan Bernal (INEOS), así como corredores de la talla de Primoz Roglic (Jumbo Visma), los hermanos Yates (Michelton), Jakob Fulsang (ASTANA) o Enric Mas (Movistar).

A pesar de las mencionadas bajas, la cancelación de la Tirreno Adriático, hacía que la Paris Niza concentrara un nutrido elenco de figuras como:  Romain Bardet (Ag2r La Mondiale), Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step), Thibaut Pinot (Groupama-FDJ), Sergio Higuita (EF), Vincenzo Nibali y Richie Porte (Trek-Segafredo) y Nairo Quintana (Arkéa-Samsic).

A su vezLa course au soleil, iba a contar desde su salida con gran parte de los mejores clasicómanos:  Philippe Gilbert (Lotto Soudal), Peter Sagan (BORA-Hansgrohe), Zdenek Stybar (Deceuninck-Quick Step), Alberto Bettiol (EF), Nils Politt (Israel Start-Up Nation), Tiesj Benoot (Sunweb), Mads Pedersen (Trek-Segafredo) o Niki Terpstra (Total Direct Energie), mientras que Caleb Ewan (Lotto Soudal), Pascal Ackermann (BORA-hansgrohe), Sam Bennett (Deceuninck-Quick Step), Giacomo Nizzolo (NTT), Rudy Barbier (Israel Start-Up Nation), Nacer Bouhanni (Arkéa-Samsic) o Elia Viviani (Cofidis), completaban el grupo de velocistas.

Dentro del contexto de excepcionalidad en el que se iba a disputar la prueba, la organización de la carrera otorgó dos invitaciones adicionales a equipos UCI Pro Teams: B&B Hotels-Vital Concept y Circus-Wanty Gobert. Tras lograr el beneplácito de la UCI y los conjuntos participantes, los organizadores también decidieron aumentar el número de ciclistas por equipo de siete a ocho.

La París Niza, adoptó las medidas sanitarias francesas con respecto al virus Covid-19. Además, la 78ª edición de La course au soleil presentó sus propias medidas durante el evento:

  • Refuerzo de la seguridad privada.
  • Eliminación de las entevistas de los speakers  a los corredores  al comienzo de las etapas y reclusión de los ciclistas en sus autobuses el mayor tiempo posible antes de la salida.
  • Supresión de la conferencia de prensa al final de las etapas.
  • Supresión del contacto entre los corredores y las figuras públicas en el podio en meta.
  • Cambio del alojamiento de los equipos evitando que más de dos de ellos coincidieran en el mismo hotel
  • Durante la carrera, se pediría a los ciclistas que no tirasen sus botellas y evitaran los apretones de manos.
  • Una ambulancia especial, dedicada a posibles casos de coronavirus, también seguiría la carrera todos los días.

Recorrido.

La París Niza, presentaba a priori un recorrido equilibrado, con un par de etapas llanas, una crono plana, un final en alto, otra etapa montañosa con final en Niza, y tres etapas sinuosas aptas para las emboscadas (Ver detalle de las etapas aquí ).

Un viaje desde los alrededores de París hasta la costa del Mediterráneo plagado de alternativas y apto para corredores completos y valientes.

Desenlace.

La primera etapa ofrecía un circuito con perfil en diente de sierra alrededor de la localidad de Plaisir con una trampa final: la cota de Neauphle-le-Château, de 1.4km al 7.8% de pendiente media a 5km de meta.

A priori, la jornada se presentaba como una gran oportunidad para los ciclistas más explosivos y así fue. Escapadas, cortes, viento, lluvia, caídas todo apareció obligando a los corredores a exigirse en una etapa sin tregua. A falta de 30 kms de meta Julian Alaphilippe atacó llevándose consigo a Tiesj Benoot y abriendo un hueco que llegó a los 30″. Por detrás Romain Bardet se caía cediendo más de 2 minutos en meta.

Al paso por la cota a 5 kms de meta, el dúo delantero llevaba una ventaja de 20″. Entonces saltaron del grupo perseguidor  Maximilian Schachmann y Dylan Teuns (Bahrein), que alcanzaron al dúo de cabeza a poca distancia de meta. El germano Schachmann se impuso con autoridad alcanzando los 10″ de bonificación y el amarillo de líder. El grupo de Higuita, Pinot y Quintana llegó a 15″ del cuarteto de cabeza.

La segunda etapa entre Chevreuse y Chalette sur Loing de 166 kms, podía hacer presagiar una jornada tranquila al sprint. El viento se encargó de desmentir todos los pronósticos previos.  Tras una escapada controlada y consentida, a 25 kms de meta se desencadenó un abanico que provocó caídas y pérdida de tiempo en favoritos como Quintana Alaphilippe, que cedieron 1: 25″ en meta. Otros como Richie Porte quedaron definitivamente descartados para la general al ceder más de 3 minutos.

El sprint del grupo delantero se lo llevó Giacomo Nizzolo imponiendo su punta de velocidad sobre Pascal Ackermann y Jasper Stuyven (Trek Segafredo).

La tercera etapa con final en la Satre, deparó una alegría a la afición española con la victoria del asturiano Iván García Cortina (Bahrein). La etapa fue más tranquila, pero una caída en la recta final, perjudicó a algún aspirante como Sam Bennett. En el sprint final, Cortina se impuso con claridad por delante de Peter Sagan.

https://www.paris-nice.fr/en/stage-7/image-gallery

El cuarto parcial se disputó en la modalidad de contrarreloj.  Con salida y llegada en Saint-Amand-Montrond, pueblo de Julian Alaphilippe , y con sólo 15,4 kms, no parecía propicia para abrir grandes diferencias entre los aspirantes al amarillo.

Sin embargo, la etapa supuso un aldabonazo para los rivales de Schachmann, ya que todos terminaron cediendo más tiempo del previsto con el líder alemán que refrendaba su gran momento de forma. Higuita se quedaba en la general a 1:05″,  Benoot a 1:11″, Nibali a 1:18″, Pinot a 1:30″, y Quintana a 2:38″.

La crono se la llevó el danés Soren Kragh Andersen (Sunweb), aventajando en 6″ a Schachmann.

La quinta jornada, la más larga de la carrera, con 227 kms entre Gannat y la Côte-Saint-André, se la llevó al sprint el italiano Nicola Bonifazio (Total Direct Energie). El ciclista transalpino ganó la volata de un pelotón que cazó a Jan Tratnik (Bahrein) a 50 metros del final tras cerca de 220 km escapado con otros corredores. El español Iván García Cortina hizo segundo y Peter Sagan, tercero.

Al final de la etapa, y ante las inquietantes noticias del avance del Coronavirus en Europa, el equipo Bahrein-McLaren decidió no tomar la salida al día siguiente. La organización por su parte decidía anular la última etapa para no meter al pelotón dentro de la ciudad de Niza.

La sexta etapa, con un recorrido rompepiernas de 160km, seis subidas puntuables y otras tantas sin categorizar, se presentaba como una buena opción para las emboscadas.

Se produjo una fuga numerosa que incluía a tres hombres importantes pero alejados en la general: Romain Bardet, Soren Kragh Andersen y Nicolas Edet (Cofidis), éste último buscando consolidar su maillot de la montaña. A falta de 14 kms para el final, saltaron del grupo de favoritos Nibali y Benoot, que enlazaron con Andersen quien quedaba como único hombre fugado. Tras un importante trabajo del danés para Benoot, este último arrrancó coronando la última cota en solitario. En los últimos compases de la etapa,  Benoot amplió su ventaja sobre el grupo del líder.

En el descenso final, el belga consiguió mantener su ventaja entrando en meta en solitario por delante de un grupo donde no estaba Schachmann, que se fue al suelo, pero logró retener el liderato de la general con 36″ sobre Benoot y 1:01″ sobre Higuita.

El gran final en alto © A.S.O.

La séptima etapa llegaba a Valdeblore La Colmiane, una estación de esquí en los Alpes Marítimos a 1.500 metros de altitud. La subida final, de 16.3km al 6.3% de pendiente media, suponía la última oportunidad para desbancar del liderato a Schachmann.

Al  poco de darse el banderazo de salida, se formó una fuga con Alaphilippe, Thomas De Gendt (Lotto Soudal) y Edet como hombres más destacados.

En el último puerto se quedaron solos por delante Alaphilippe y De Gendt. Tras una serie de ataques se quedó el belga en solitario, pero no pudo llegar victorioso a meta.

A 4 kms del final, Nairo Quintana lanzó un furibundo ataque que le valió para despegarse de los favoritos y superar a De Gendt.

Por detrás, Schachmann aguantó todos las acometidas de los Porte, Bardet, Pinot y Bernoot. Éste último saltó a kilómetro y medio de la meta, pero sólo le valió para ser segundo de la etapa tras Quintana. Nairo confirmó el sensacional inicio de temporada que lleva (Ver aquí). EL líder perdió 12″ con Benoot más 6″ de bonificación, pero tenía margen suficiente para enfundarse el último maillot amarillo de la carrera.

El podio final confirmó al alemán Schachmann, seguido por el belga  Benoot a 18″ y el colombiano Higuita a 59″.

Aunque no sabemos qué podría haber sucedido en la etapa anulada, lo cierto es que Schachmann consiguió mantener el amarillo desde la primera etapa. El resto de las clasificaciones dejaron a Benoot como líder de la regularidad, Higuita como mejor joven y Edet como rey de la montaña. Ver clasificaciones aquí.

Con la victoria de Schachmann en la París Niza el ciclismo baja la persiana por la pandemia del Covid -19. El ciclismo como el resto de deportes inician un periodo indeterminado de cuarentena. Desde Sexto Anillo seguiremos informando en cuanto se reanude la temporada ciclista.

 

Síganme en @cicloencicloped y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *