Análisis Gimnasia Rítmica

La nueva temporada comienza con el Grand Prix de Moscú

En esta competición, las rusas se han llevado los seis oros que había en juego

La primera competición “seria” de la nueva temporada de gimnasia rítmica tuvo lugar este fin de semana. Fue el Grand Prix de Moscú y el Torneo Internacional Paralelo (Senior y Junior). Rusia demostró que sigue manteniendo la hegemonía en este deporte. Nueva temporada, mismo líder: el país anfitrión se ha llevado los seis oros posibles.

Un margen de cortesía

Los nuevos gobiernos suelen contar con 100 días de cortesía para cimentar su gestión y organizar la próxima legislatura antes de recibir las primeras valoraciones y críticas. En gimnasia rítmica podría establecerse esta misma “ley no escrita”, pero cambiando los cien días por las primeras competiciones.

La primera de este año fue el L.A. Lights, celebrado el 25 y 26 de enero en Los Ángeles, aunque de menos importancia. En ella, las gimnastas mostraron los nuevos ejercicios con billete a los Juegos Olímpicos de Tokio. Algunos de los montajes que más han dado que hablar entre la afición fueron los de Nikolchenko, Harnasko y Salos.

El Gran Prix de Moscú celebrado este viernes 8, sábado 9 y domingo 10 ha estado marcado por el -no sorprendente- triunfo ruso. El AA (All Around) tuvo de campeona a la imparable Dina Averina, seguida de Daria Trubnikova y Lala Kramarenko, todas ellas rusas. Dina consiguió, asimismo, el oro en tres de las cuatro finales: mazas, cinta y pelota. La final de aro, por su parte, se la llevó su compatriota Ekaterina Selezneva.

Dina Averina en el Grand Prix de Moscú
Dina Averina fue la campeona del AA Senior con 93.200 puntos. Foto: Facebook Rhythmic Gymnastics

Rusia no es la que era

Sin embargo, también cabe recalcar que las anfitrionas no realizaron su mejor competición. Arina Averina, la hermana gemela y principal contrincante de Dina, no tuvo un buen día. No solo falló en la clasificación de pelota el viernes, sino que al día siguiente no compitió. Hay quienes sospechan que la entrenadora, Irina Viner, decidió dejarla fuera dada su mala competición del día anterior; mientras hay otros que creen que se lesionó del pie.

A pesar del poderío de las rusas, son reseñables las actuaciones de Salome Pazhava, muy constante durante toda la competición y que logró el bronce en la final de cinta. Por otro lado, la joven ucraniana Khrystyna Pohranychna consiguió un cuarto puesto en las finales de aro y pelota. Por otra parte, en estas dos mismas finales, Anastasiia Salos se colgó la medalla de plata.

En cuanto a conjuntos, el ruso se llevó los dos oros, el de cinco pelotas y el mixto. En ambos, el segundo puesto fue para Bielorrusia y el tercero para Uzbekistán. Aunque Rusia llegó a obtener puntuaciones alrededor de 32,000 puntos, muchas voces criticaron que sus ejercicios no están enlazados, las gimnastas no se coordinan y el montaje no va acorde con la música.

LAS JUNIOR, UN FUTURO PROMETEDOR

El Torneo Internacional Junior Individual que se celebró de forma paralela resultó igualmente emocionante. Las rusas continuaron en lo alto del pódium con gimnastas como Olga Karaseva Diana Simoshina, Alexandra Skubova o Maria Sergeeva. Esta última llegó a conseguir una nota de 25,450 con el aro, una nota más habitual en las gimnastas senior.

También se pudieron ver promesas como las búlgaras Eva Brezalieva y Stiliana Nikolova, las griegas Maria Lykaki Kyriaki y Paraskevi Giannopoulou o las alemanas Darja Varfolomeev, Malvina Chakyr y Anna-Maria Shatokhin.

ESPAÑA, EN EL BUEN CAMINO

Natalia García en el Grand Prix de Moscú
Natalia García finalizó en la 24ª posición en la clasificación general. Foto: Instagram @irene_darocha

Las representantes españolas en categoría senior fueron Natalia García y Noa Ros. Esta última sustituyó a Polina Berezina, que no pudo acudir debido a un virus. Tanto Noa como Natalia empezaron la competición bien con aro y pelota el primer día y la terminaron algo peor con mazas y cinta el segundo, sin clasificarse a ninguna final. La primera obtuvo un 19.000 en aro y un 19.350 en pelota. En estos mismos aparatos, Natalia consiguió un 19’300 y un 18’350 respectivamente.

 

 

En cuanto a mazas, Noa fue calificada con un 17’850 en mazas y un 15’650 en cinta, mientras Natalia lo hacía con 18’050 y 16’600. En la clasificación general de este Grand Prix de Moscú, Noa finalizaba en 21ª posición y Natalia en la 24ª. Ambas cometieron errores, pero demostraron el buen trabajo que vienen haciendo con Alejandra Quereda desde que esta fue nombrada nueva seleccionadora nacional individual.

Salma Solaun en el Grand Prix de Moscú
Salma Solaun consiguió la plata en cinta con 18.150 y el bronce en cuerda con 17.500. Foto: Instagram @RFEGimnasia 

 

Por lo que respecta a las Junior, compitieron Lucia González, Salma Solaun, Mireia Martínez y Teresa Gorospe. Salma recogió la medalla de bronce tras su ejercicio de cuerda y la de plata por su ejercicio de cinta. Asimismo, España fue bronce en la clasificación por equipos, teniendo por encima a Bulgaria y a Rusia. Estas jóvenes promesas están demostrando que vienen pisando fuerte y todo apunta a que el futuro español en la gimnasia rítmica es muy prometedor.

 

Tras el Grand Prix de Moscú, la próxima parada es el de Tartu. Este año Miss Valentine acoge esta segunda prueba de Grand Prix de la temporada, que se celebra del 26 de febrero al 1 de marzo. España estará representada por Natalia García y Polina Berezina.

 

@Sofiavillabe

Foto destacada: Irene Darocha @irenedarocha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *