Análisis NFL Noticias Opinión

Reid 6 – Shanahan’s 5

No, no, trasnochar no me ha ofuscado, ya sé que el LIV Super Bowl terminó con un tanteo diferente al del título de esta entrada. A lo que me refiero es que después de treinta y un años de enfrentamientos entre Reid y la familia Shanahan, su victoria con Kansas el pasado domingo desequilibra una contienda que hasta entonces reflejaba un empate a cinco.

Mike Shanahan es seis años mayor que Andy Reid, y eso se refleja en que, tanto a nivel universitario como profesional, empezó mucho antes su carrera deportiva, debutando el de Oak Park como coordinador ofensivo de la Universidad de Oklahoma en 1975, mientras que el angelino bigotudo no fue asistente en los Cougars hasta 1982. Paralelamente, el salto a la NFL de Shanahan Sr., como coordinador de los receptores de Denver se verificó en 1984, ocho años antes de que Reid se convirtiese en el asistente ofensivo de los Packers, el mismo año por cierto que ingresara en la franquicia el legendario Favre, a quien tanto enseñó el coach californiano.

Pues bien, ambos entrenadores no se verán las caras como head coaches hasta el año 2005, concretamente el 30 de octubre, semana 8, cuando los Eagles visitaron el Invesco Field at Mile High, encajando un contundente 49 a 21 merced al tremendo partido de Plummer que recibió para 309 yardas anotando 4 touchdowns.

Los dos entrenadores no volverían a enfrentarse hasta 2010, con Shanahan ya como gran jefe indio de los Redskins (y con su hijo Kyle como coordinador ofensivo), no en vano compartieron rivalidad y división durante tres temporadas, en las que se repartieron los triunfos y derrotas: tres para Reid y tres para los Shanahan en los años de Vick y los LeSean y DeSean o el último McNabb y el nuevo Griffin III.

La temporada 2013, con Reid ya en el reino de la Familia Hunt, fue la última vez que se cruzaron los dos técnicos. El 8 de diciembre de ese año en el FedExField de Washington, Reid le devolvió la paliza de aquel primer duelo en las Rocosas, endosándole un sonoro 45 a 10 con Jamaal Charles y Alex Smith como grandes protangistas del encuentro.

Shanahan padre se retira ese mismo año tras un paupérrimo 3-13, pero desde 2003 se adivinaba ya un continuador de su linaje. Ese año, su hijo Kyle era ya asistente en UCLA, incorporándose con tan solo 25 años a la disciplina de los Buccaneers como supervisador de calidad ofensiva, diseñando el ataque de Houston durante cuatro años para, finalmente, y de la mano de su padre, compartir con él sideline en Washington como coordinador ofensivo. Cleveland y Atlanta son sus siguientes destinos de aprendizaje, alcanzando la jefatura técnica de una franquicia en 2017 en San Francisco, donde se acredita como la mente ofensiva más sofisticada de la liga, lo que sin embargo no fue suficiente para doblegar a Reid en su único enfrentamiento antes del Super Bowl del domingo pasado. Ocurrió en la tercera semana de la temporada 2018, en la que las formidables prestaciones de Garoppolo fueron neutralizadas por las aún mejores de un cuasi debutante Mahomes, que ese día en Arrowhead lanzó para 314 yardas y tres touchdowns.

Si han llevado la cuenta, Shanahan padre le ganó cuatro partidos a Reid, uno en 2005, otro en 2010 y dos más en 2012. ¿Entonces, porqué el título de esta entrada con cinco victorias? Pues porque el destino quiso que los tres protagonistas de esta pendencia familiar concurrieran en una misma Super Bowl con distintos roles. En efecto, sobre el emparrillado del Qualcomm Stadium de San Diego, el 25 de enero de 1998 coincidieron un entrenador jefe de 46 años (Shanahan padre), un entrenador de quarterbacks de 40 años (Reid) y un acarreador del cable de su padre de 19 años (Shanahan hijo). En aquel partido, Mike Holmgren, el hermano separado al nacer de Reid, nada pudieron hacer frente a la devastadora West Coast de Shanahan tan magistralmente interpretada por Elway y Terrell Davis.

El pasado domingo, los tres volvieron a coincidir en un Super Bowl, pero esta vez el viejo Andy se ganó el derecho a una doble cheeseburguer a costa de los Shananan. Continuará.

@Ignatiusfinch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *