ATP Crónica Tenis

Thiem, finalista en Australia por oficio

Dominic Thiem será el domingo el rival de Novak Djokovic en la final del Open de Australia, tras derrotar a Alexander Zverev por 3-6, 6-4, 7-6(3) y 7-6(4). Es su primera final de grand slam en pista rápida y la tercera tras las dos disputadas contra Nadal en Roland Garros los dos últimos años.

Nervios iniciales

Comienzo dubitativo en ambos, que se han estrenado en esta ronda en Australia (Thiem solo había alcanzado semis en grand slam en París) y se ha notado. Los nervios han hecho que ambos pierdan su servicio en su primer turno. Errores por parte de los dos y sin ningún golpe ganador hasta el tercer juego. A partir de ahí comienza una nueva fase, donde los dos jugadores van cerrando sus turnos de servicio hasta el 3-3, donde Zverev está más acertado y consigue romper con claridad el servicio del austríaco para luego consolidar en blanco. Esto ha sembrado las dudas en Dominic, que ha vuelto a perder su servicio en el siguiente turno para ceder el primer set. Muy sólido Zverev, muy centrado, mientras que a Thiem se le ha visto algo lento de piernas, un poco errático, alternando puntos geniales con garrafales errores.

Reacciona Thiem

El segundo set empieza con Thiem centrándose un poco. Zverev ha sufrido la inevitable relajación tras anotarse un set (y encima en un partido tan importante) lo que ha hecho que el austríaco se anote el segundo turno de servicio del alemán, consolidándolo y adelantándose por 3-1. Aunque ha reaccionado bien Sasha para igualar a 3. Gran contrabreak de Dominic acto seguido, aprovechando que Zverev no ha sido muy incisivo con su saque, dejando de nuevo el marcador con break a su favor. Con 5-4 y servicio, ha entrado en una espiral de errores y quejas, de nuevo alternando puntos muy buenos con fallos incomprensibles. Pese a ello ha conseguido cerrar el set, con un ace. A Zverev se le ha visto demasiado conservador y no ha sabido aprovecharse de la inconsistencia del austríaco.

Igualados a errores

80 minutos después del inicio (40 exactamente cada set) ha comenzado sirviendo Sasha en el tercero con todo igualado. Algo más incisivo y menos fallón Thiem, pero ha conseguido Zverev con buenos servicios sacar adelante ese difícil primer turno de saque. Tras una larga pausa debida a un fallo en un foco, Thiem ha seguido con su buen hacer anotándose su saque y rompiendo el de su rival acto seguido, para ponerse break arriba. Un poco pasivo Zverev, que parecía que estaba esperando los errores de Domi para ganar puntos. Ha tratado de cambiar esa dinámica el alemán con 3-1 abajo ante el riesgo de un segundo break, consiguiendo conservar su servicio. Y sin embargo, en el siguiente juego, ha roto Zverev sin ser demasiado agresivo, aprovechándose de los errores de Thiem. El partido en ese momento es totalmente incierto.

Zverev, demasiado pasivo

Con 4-4 Zverev saca su servicio con dificultades y con rabia, tras agotar sus challenges y recibir un warning por lenguaje obsceno, por no poder pedir revisión de un buen saque que el línea cantó fuera. Pero esto no le ha servido para dar un punto más de agresividad en su juego. Ha seguido con un juego muy pasivo y el acierto de Thiem en el tie-break del tercer set, pese a dar muestras de cansancio o quizá de un problema estomacal, ha inclinado la balanza a su favor.

Se impone el oficio de Dominic

Muy igualado el cuarto set, de nuevo un carrusell de dinámicas por parte de Thiem, pasando de la genialidad al error de un punto al siguiente. Y Zverev tratando de ser agresivo pero sin conseguirlo, muchas veces como con miedo de arriesgar a la espera del error de su rival. Así han llegado al tie-break, donde se ha repetido lo que hemos estado viendo durante todo el partido: alternancia de errores con grandes golpes, sobre todo por parte de Thiem, que ha conseguido tener un punto más de acierto y sobre todo de iniciativa. Ha caído el tie-break de su lado por jugar con valentía, al contrario que Sasha.

La final más complicada

Eso es lo que le espera a Dominic Thiem contra el jugador más en forma del momento, Novak Djokovic, que por supuesto es el gran favorito para embolsarse su octavo Open de Australia y su décimo séptimo grand slam. Pero no está la cosa tan clara, ya que el austríaco viene de eliminar, jugando a un nivel muy alto, al número uno del mundo, Rafa Nadal. Así que no hay duda de que guerra le dará a Nole. Aunque ese nivel que mostró contra Rafa no ha aparecido hoy más que intermitentemente. Y además, la experiencia es un grado, y este sería su primer trofeo al máximo nivel para Domi, mientras que el serbio ya tiene 16 en el zurrón. Gran final la que les espera a los espectadores de Melbourne.

Fuente de datos e imágenes: www.atptour.com

Síganme en Twitter: @pazcarfer y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales: facebook.com/sextoanillo, en twitter: @sextoanillo y también en instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *