Crónica Patinaje Artístico

Los zares del patinaje en el Europeo de Graz

Desde el miércoles hasta el domingo de la semana pasada se ha disputado, en la ciudad austriaca de Graz, el Campeonato de Europa de Patinaje Artístico. El dominio de los patinadores rusos en todas las categorías ha sido abrumador. En la categoría de chicos, por supuesto, también.

 

 

El miércoles se celebró el programa corto masculino en el que el patinador de la República Checa, Michal Brezina (uno de los pocos veteranos que quedan, de la misma generación que Javier Fernández,), ponía un pie en el pódium con un programa perfecto por el que además obtuvo una bonificación en el triple Axel por realizarlo hacia el final del programa.

Al ritmo de “Baby did a bad thing” de Chris Isaak, obtuvo un total de 89.77 puntos colocándose en primera posición, de cara a la final del jueves.
Según sus propias palabras, para él no era importante conseguir medalla, sino mostrar todo lo que se había esforzado.

 

Brezina durante su programa corto.
Fuente: Reuters

 

En segundo lugar, el ruso Dmitri Aliev, de 20 años, otro gran conocido y favorito del público, cometió algunos errores que le costaron el primer puesto provisional.

En la combinación inicial cuádruple Lutz + triple Toe, el cuádruple resultó infrarrotado, al igual que el triple Axel. Aunque teniendo un programa técnicamente superior al checo (Aliev realiza dos cuádruples mientras que Brezina solo uno), obtuvo una puntuación de 88.45, a poco más de un punto del checo.

 

Dmitri Aliev durante su programa corto en Graz.
Fuente: TASS Russia News

 

En tercer lugar, un recién llegado al circuito sénior, Artur Danielian, también ruso de 16 años, obtenía de manera provisional la tercera mejor marca de la tarde, con una puntuación de 84.63. Danielian fue medalla de plata en el mundial junior de 2018 y también plata en los nacionales rusos de este año (los cuales ganó su compañero de federación, Dmitri Aliev). Presentando problemas únicamente en el Axel, superó a patinadores con mucha más experiencia como el georgiano Morisi Kvitelaschvili (4º), el letón Deniss Vasiljevs (5º) o el alemán Paul Fentz (6º), por nombrar solo algunos.

 

Artur Danielian en su programa corto. Fuente: marzik.tv

 

El programa largo se disputó el jueves por la tarde y la verdad, hubo bastante movimiento en las listas.

En primer lugar y proclamándose por primera vez campeón de Europa, ganó el ruso Dmitri Aliev. Con una versión de “The Sound of Silence”, hizo un programa prácticamente perfecto (solo el primer cuádruple, un Lutz, fue infrarrotado).

Igual que dice su canción, el sonido del silencio era lo que reinaba en la pista de Streiermarkt. La energía y concentración que irradiaba Aliev, era palpable en el ambiente. Al acabar el programa, el ruso rompió a llorar de emoción, con todo el pabellón de pie aplaudiéndole.

Obtuvo 184.44 puntos en el largo y un total de 272,89 entre los dos.
Europa oficialmente ha encontrado un nuevo rey, mejor dicho, un zar, después de 7 años de hegemonía de Javier Fernández.

 

Dmitri Aliev con su entrenador Evgeni Rukavicin

 

En cuanto al checo Michal Brezina, acabó desapareciendo en el fondo de la lista hasta la 11ª posición.
Una gran cantidad de aficionados al patinaje sintieron una gran alegría tras el resultado del programa corto, pues Brezina está ya cerca de retirarse y hacerlo con un oro colgado al cuello (teniendo en cuenta que su posición más alta alcanzada en un europeo es un bronce en el europeo de 2013) sería un broche perfecto para un patinador que aunque muy irregular, tiene una gran calidad y siempre ha sido de los más queridos. Pero el checo siempre ha sido “una de cal y otra de arena”. Durante su programa largo, cometió demasiados errores, rebajó saltos y se cayó dos veces. Esto le relegó en el cómputo general, a la 7ª posición con 231.25 puntos.

 

Michal Brezina tras su programa largo.

 

La plata, fue el también ruso Danielian, el que consiguió el metal. A pesar de que consiguió la 4ª mejor nota del programa largo (162.11 puntos), y teniendo una caída, y algún que otro filo incierto, los puntos del cómputo general fueron suficientes para auparte hasta el segundo puesto con un total de 246.74.

 

Artur Danielian tras finalizar su programa largo.
Fuente: ISU

 

El bronce fue para el georgiano (pero nacido en Moscú) Morisi Kvitelashvili, que partía desde la 4ª posición. Realizó el 3º mejor programa largo de la tarde, con 163.94 puntos, pero con una caída en el en el cuádruple Toe. El pupilo varón más conocido de la temida Eteri Tutberidze, obtuvo un total de 246.71 puntos.

 

Morisi Kvitelashvili con su bronce. Fuente: Instagram

 

Cabe hacer una mención especial al italiano Daniel Grassl que hizo la remontada de la noche.
Partía de la 11ª posición tras el programa corto, pero tras hacer un programa largo muy bueno , fue la segunda persona junto con Aliev que puso al pabellón de pie y acabó consiguiendo el segundo mejor programa largo de la noche. En el cómputo general quedó en 4ª posición con un total de 244.88 puntos.

 

Top 10 en el europeo de Graz.
Fuente: ISU

 

La ausencia de Javier Fernández en este primer europeo sin el, se deja notar, pero poco a poco todos los nuevos jóvenes patinadores como Grassl, Rizzo, o Aliev van encontrando su lugar en el mundo del patinaje y marcando nuevos límites en un deporte que está en constante evolución. Y mientras tanto yo me pregunto; ¿Qué les dan de comer a los rusos?

 

 

 

Síganme en @LaurillaC y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *