ATP Opinión Tenis

¡Los nuevos Condes de Barcelona son colombianos!

Hay lugares en los que se nos facilitan las cosas, espacios y circunstancias en los que nos sentimos como peces en el agua cuando necesitamos sacar lo mejor de nuestro potencial, y en los que lejos de claudicar o llenarnos de dudas, nos dan fuerza y determinación para conseguir el objetivo de turno. Y claro, como en todos los momentos de la vida, en el deporte a veces se tropieza en aquellos lugares o espacios que nos favorecen, pero rápidamente se hallan soluciones para volver a surgir.

Esta situación le sucedió a los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, quienes el pasado domingo se coronaron como campeones de la final de dobles en la edición N° 67 del ATP 500 de Conde de Godó, celebrado en el Real club de tenis de esta ciudad, vencieron a la dupla conformada por Jamie Murray (GBR) y Bruno Soares (BRA) en sets corridos, con parciales 6-4 y 7-6(4) en 1 hora y 36 minutos de un partido bastante disputado. Este, es el primer título que consiguen en la temporada 2019, el primero desde que alzaron sus brazos con el trofeo en sus manos por última vez hace casi un año cuando ganaron el Masters 1000 de Roma en mayo de 2018, es el 12° de su carrera como pareja, es el tercer título en torneos ATP 500 (dos veces Río de Janeiro), y el décimo en polvo de ladrillo.

Específicamente en este último aspecto es a lo que se hace referencia cuando se cita aquello de que hay lugares o contextos que nos representan mejores sensaciones y comodidad pese a algunas caídas, pues es en el polvo de ladrillo donde estos dos grandes del deporte colombiano han esbozado la mayoría de sonrisas en sus carreras.

Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, son los campeones de dobles de la edición 67° del ATP 500 de Barcelona. Imagen tomada de: https://www.sport.es/es/noticias/tenis/colombianos-cabal-farah-ganan-titulo-dobles-barcelona-7429030.

La del domingo fue sin dudas una final muy pareja y exigente, pues tanto los colombianos como sus rivales le regalaron al público puntos de alta velocidad, constantes subidas a la red y aperturas de ángulo, que obligaba a los reflejos a estar finos y al buen desempeño físico, típico de esta clase de partidos en donde todo es tan diferente a los partidos de sencillos. Pero a pesar de todas las probabilidades a favor o en contra que rodeen a Cabal y a Farah, en Colombia siempre estamos ilusionados con verlos triunfar, y estamos con ellos sin condiciones, y así nos disponíamos quienes queremos el deporte blanco a presenciar esta nueva final, con el anhelo de que se revirtieran un poco los últimos resultados registrados por ellos.

El trámite del partido fue bastante demandante de resolver para el “Colombian Power”, como se hace llamar esta fantástica dupla, ya que si bien el marcador nos muestra que fue un partido relativamente manejable, su desarrollo dista bastante de lo certeros pero poco detallistas o realistas que suelen verse los números en la pantalla. En el primer set del encuentro, ya habían tenido que sacar a relucir su talento y fuerza mental, pues tuvieron que lidiar con un quiebre de servicio en contra, que les llevó a concentrarse al máximo para terminar remontándolo y dejar las acciones 6-4.

El segundo set fue una fiel copia del primero, pues de nuevo vieron su servicio vulnerado e incluso tuvieron que arreglárselas para sobreponerse a cuatro set points en contra. Llegaron al 6-6, y en el desempate, donde los nervios más se ponen de punta, alcanzaron a estar 2-4, pero terminaron ganando 5 puntos en fila para acabar el match de una vez por todas con el 7-4 en este juego de desempate, y un 7-6 final en el set final, despejando cualquier viso de duda con su imponente juego, su inquebrantable confianza y su espíritu incansable y luchador.

El título conseguido por los cafeteros adquiere mayor mérito y dimensión, si miramos que se enfrentaban a una dupla que a esta edición del torneo de la ciudad condal entraba como segunda favorita, que ha sido por mucho tiempo top 10 del ranking de dobles, y con la que se han enfrentado 9 veces, con victorias de lado y lado, pero abajo en los enfrentamientos directos (6-3 la serie a favor de Murray/Soares con la final del domingo); además, venían de una semifinal que los llevó al límite, derrotando a la dupla de locales conformada por Feliciano López y Pablo Carreño Busta en un super tiebreak de 12-10, con el plus de tener al público volcado hacia los españoles, y en cuartos a la dupla Kontinen/Peers (4-4 la serie entre ambos con la victoria de los colombianos el jueves).

A lo anterior le añadimos “la guinda del pastel”, al saber que una vez obtenido el título, Cabal reveló que arrastraba una lesión de una consideración tal que le hizo dudar en afrontar este torneo. Sin duda alguna es un triunfo memorable y de un enorme valor si tenemos en cuenta estos obstáculos que forjaron el temple de este par de guerreros que saben lo que significa sobreponerse a los obstáculos y triunfar aprendiendo de ellos. Todas las dificultades pasaron a un segundo plano, pues terminaron celebrando como lo merecían, a baños de champaña, emulando a otro ídolo del deporte de Colombia, Juan Pablo Montoya, cuando ganaba y dominaba en sus carreras de F1.

Sin duda alguna, tras el titánico esfuerzo de la semana, estos grandes se vieron recompensados distendiéndose con el tradicional chapuzón en la piscina de los campeones del torneo Barcelonés, momento de relajación más que conveniente, que los recargó de energía y motivación para lo que viene que no es nada fácil, porque se avecina la defensa de su título en Roma y luego Roland Garros, lugar en el que aspiran alcanzar su primer Grand Slam; además, habrá que ver cómo evoluciona Cabal, luego de revelar sus dificultades físicas mientras se hacía con el título junto a Farah.

Con el del domingo, este fue el 15° partido ganado en el año (22 jugados) y la segunda final que afrontaron los tenistas más laureados de la historia de Colombia en este 2019, tras haber perdido la final de Sidney; otros resultados destacados fueron las semifinales de su torneo predilecto en el circuito: el ATP 500 de Río, y los cuartos de final en el Masters 1000 de Indian Wells y el ATP 500 de Acapulco.

El tiempo dará su veredicto, pero por ahora los colombianos amantes del tenis estamos de plácemes, gozando con una corona más de nuestros nuevos condes, que se han ganado con esfuerzo, sacrificio y un talento impresionante que rompe esquemas, el ser referentes del deporte del país, consolidándose como una de las mejores parejas de doblistas del mundo, siendo capaces de quedarse rápidamente el cariño del público con su carisma dentro y fuera de la cancha, pero aún más importante y en definitiva,  siendo unos claros exponentes de lo que es el “Colombian Power”.

 

Cabal y Farah se bañan en la piscina, tradicional celebración de los campeones en Conde de Godó. Imagen tomada de: www.atptour.com.

Mención especial. Son buenas semanas para el tenis sudamericano, lo logrado por Cabal y Farah, acrecienta los buenos registros que están teniendo los representantes de esta región en la presente temporada de polvo de ladrillo, ya que a este nuevo título de la pareja N°10 del mundo y N°5 en la carrera hacia las finales de Londres desde este lunes, se suma el conseguido por el chileno Christian Garín en Houston, y las buenas actuaciones por ejemplo de su compatriota Nicolás Jarry en la ciudad condal (esto deja a Chile con sus dos máximos representantes en el top 100, Garín en el puesto 47 y Jarry en el 70, en lo que son a hoy los mejores puestos de sus carreras, como no sucedía desde los tiempos de «Feña» González y el actual capitán de Copa Davis del equipo austral, Nicolás Massú); también, lo hecho por el argentino Guido Pella en Montecarlo y Barcelona; finalmente, el compañero de equipo de Copa Davis de los colombianos, el joven Daniel Galán, quien logró su primera semifinal del tour en el ATP 250 de Houston y también se encuentra en el mejor ránking de una carrera que da sus primeros pasos.

 

Síganme en Twitter e Instagram como @Jordan1907­_ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanilloo en nuestro Instagram: sextoanillo.

 

5 Responses

  1. Excelente artículo!! Orgullo colombiano….😃😃😃

  2. Que biennnn!!!!! Por los tenistas colombianos. Muyy buen Artículo.

  3. Que rico ese triunfo, de a poco se van viendo los frutos del proceso…

  4. Que rico triunfo, poco a poco se van viendo los frutos del proceso…

  5. Gran triunfo, se valoran poco a los triunfos en dobles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *