Análisis

Del cuatro a cuatro al uno a uno del Real Valladolid

Mil lecturas se pueden hacer del partido que el Real Valladolid disputó el pasado domingo en el Reino de León. Un empate a cuatro da para darle muchas vueltas, no es para menos, aunque con tan pocos encuentros aún a las espaldas de los pucelanos aún se está lejos de sacar conclusiones.

Aún así, es evidente que llegados a la cuarta jornada, el Real Valladolid de Luis César Sampedro comienza a desarrollar una identidad propia, al menos por momentos, y a mostrar un carácter que, a la vista de los resultados, Paco Herrera la pasada campaña no supo transmitir.

Prueba de ello el saber reponerse a las adversidades, como el primer gol en contra o el penalty atajado por el guardameta vallisoletano con el uno a cero aún campeando en el marcador.

No quedan lejos los tiempos en los que un gol encajado, ya fuese en el primer minuto o en el treinta y tantos daba al traste con las aspiraciones de obtener tres puntos en el casillero.

Luis César y su plantilla, al menos de momento, han revertido ese mal que ya se había convertido en endémico, aunque tampoco olvidemos que este Real Valladolid lleva los mismos puntos que el año pasado a estas alturas de competición.

Debido a ello y abstrayéndose del espectáculo vivido en el derby, veamos uno por uno la actuación de los protagonistas.

Masip: Sin lugar a duda uno de los protagonistas del encuentro. Atajó el penalty que hubiera supuesto el dos a cero para los locales dando oxígeno y alas al equipo. En los goles poco pudo hacer y su meritoria parada sobre la línea de gol cuando ya se cantaba le ha hecho entrar en el once ideal de la Liga 1,2,3. Su debe sigue en su juego con los pies; sus imprecisiones en la salida del balón propiciaron oportunidades visitantes, en la que una de ellas acabó con gol. Aún así, notable alto.

Masip fue uno de los grandes protagonistas

Nacho: Cada día queda más patente que ha sido uno de los aciertos en el mercado de fichajes. Aportó tanto en defensa como en ataque. Incansable en la banda izquierda deja constancia de que además físicamente, está un punto por encima del resto. Se está ganando a la afición con su trabajo.

Deivid: Al central procedente del Córdoba aún le queda. Sigue mostrándose lento y en ocasiones desubicado. No estuvo tan fino como en los anteriores dos partidos donde se mostró rápido e intuitivo. Debe apretar si no quiere que Calero u Olivas le tomen el relevo; se espera mucho más de él, más si cabe con la competencia que hay este año en esa demarcación. Necesita mejorar.

Guitián: Héroe y villano. Fue protagonista uno de los goles y artista invitado en otros dos. Su gol a la salida de un córner arregló en parte la mala suerte del primero y el tercero que anotó en su portería. En defensa estuvo en la línea de su compañero de baile, aunque no fue un encuentro fácil para los defensores, todo hay que decirlo. Al contrario que Deivid intentó en más de una ocasión asociarse con la línea de medios para dar salida al juego desde atrás, generalmente con acierto. Bien.

Antoñito: Al igual que Nacho hizo un partido más que destacable. En ataque fue el protagonista de una de las jugadas individuales más llamativas del partido. Fue perdiendo fuelle a lo largo de los minutos pero se mostró acertado en la gran mayoría de las acciones en las que participó. Como curiosidad, ha sido elegido por la afición como mejor jugador del mes de agosto. Notable.

Borja: En la línea de toda la temporada. Se mostró muy efectivo destruyendo y cortando balones durante los noventa minutos. Imprime carácter y agresividad al conjunto. Es uno de los referentes dentro del campo y se nota. Mejorable en la salida de balón y habitualmente trata de cortar balones deslizándose por el suelo, lo que le hace jugar un poco al límite, aunque de momento funciona. Actuación notable.

Luismi: Queda patente que el técnico gallego ha apostado por él y éste responde. Una vez más fue el encargado de llevar el timón; lástima que el partido fuera de marejada y no pudo sellar una actuación a la altura de las de los anteriores partidos. No fue un  partido para que este perfil de jugador se luciera. Estuvo bastante implicado en labores defensivas, que era lo que tocaba durante gran parte del partido. Correcto.

Michel: Como se ha dicho, no fue un partido propicio para lucimientos técnicos. Al no ser un jugador de perfil defensivo no fue uno de los jugadores más participativos durante los sesenta minutos que disputó. Suficiente.

Pablo Hervías: Se estrenó como goleador blanquivioleta anotando el penalty que daba el dos a tres momentáneo en el marcador. Aún así, no fue lo más destacado de su actuación ya que fue una pesadilla para la defensa local con su calidad por la banda y entrando hacia el centro con conducción. Fue el que más lo intentó a nivel ofensivo y da la impresión de que aún no ha tocado techo; ahora mismo es un indiscutible en el once de Luis César. Tuvo que ser sustituido tras una durísima entrada que le obligó a retirarse. Notable alto.

Pablo Hervías aportó mucha velocidad al juego

Ibán Salvador: Pasan las jornadas y rompiendo con todos los pronósticos de principio de temporada es uno de los delanteros titulares. Y es que el jugador ecuatoguineano sigue aportando trabajo y buenas asociaciones con los medios y con su compañero de artillería. Muy implicado también en labores defensivas se le vio en más de una ocasión esprintando hasta casi el área para recuperar el balón. No dispuso esta vez de grandes ocasiones. Sigue metiéndose en casi todos los charcos. Bien.

Jaime Mata: El mejor del encuentro sin dudas. Sacó petróleo de todas las acciones en las que se vio envuelto. Anotó el penalty que él mismo generó en el empate a uno, provocó otro más y para ponerle la guinda anotó el cuarto de los tantos con una gran jugada personal. Dispuso en el descuento de una gran ocasión para coronarse pero la desbarató el guardameta. Es en este momento el jugador que mayor rendimiento ha aportado al Real Valladolid en lo que va de temporada, siendo el máximo goleador de la categoría ( y no olvidemos que le anularon un gol legal la pasada jornada) y convirtiéndose hasta el momento en el jugador que se esperaba el año pasado en el césped del José Zorrilla. Que dure. Sobresaliente.

Óscar Plano: Sustituyó a Míchel y mejoró ligeramente el juego del equipo. Tras su gol en copa frente al Huesca va quedando claro que la lesión que ha pedecido al inicio de temporada ya es agua pasada. Tras su actuación no sorprendería verle en el once inicial el próximo domingo. Muy correcto.

Toni Villa: El canterano volvió a la que fue su casa el año pasado para demostrar que no se arruga ante partidos como el que se estaba disputando. Sin mucho tiempo para demostrar lo que pude llegar a aportar salió enchufado los últimos diez-quince minutos de encuentro.

Anuar: Empieza a contar para Luis César. Diputó los últimos diez minutos intentando calmar el alocado encuentro. El mero hecho de haber entrado en el partido puede ser un punto de inflexión en su protagonismo dentro de esta plantilla para poder explotar su gran potencial.

Sólo Luis César saber qué once dispondrá este próximo sábado frente al Granada C.F en Zorrilla. Poco a poco se van viendo las preferencias del técnico gallego, ya que repitió el mismo once que en la tercera jornada en la victoria frente al C.D. Tenerife, aunque por otra parte,  también es cierto que va engrosando el listado de jugadores que han participado a sus órdenes. Tendremos que esperar a que Sampedro nos despeje la incógnita; no lo va a tener nada fácil.

Imágenes:

realvalladolid.es y laliga.es

Sigueme en Twitter, @moriandres y a Sexto Anillo @SextoAnillo, en Facebook,www.facebook.com/SextoAnillo y en Instagram @SextoAnillo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *