Balonmano

París a su primera final

Hasta el último suspiro no se supo, a pesar de los parsimoniosos últimos 5 segundos de partido,  que tras recuperación de balón parisina el Paris Saint Germain Handball se iba a meter en su primera Final de la Velux EHF Champions League

Y es que la primera semifinal de la Final4 disputada en Colonia no iba a decepcionarnos. Un Paris Saint Germain – Veszprém es un encuentro que pone los pelos de punta a cualquier amante de este deporte. Y si nos encontramos en un escenario tal, las expectativas son muy altas.

Desde el comienzo, la palabra que define el partido es igualdad. Gensheimer por el lado francés y Marguc por el húngaro lanzaban a sus equipos en el marcador en los primeros compases. Raudos y veloces pasaban los primeros quince minutos de esta Final 4.

Ritmo trepidante por el lado del PSG, el cual salió sin realizar cambios de ataque-defensa, lo que le dio una marcha más a la hora de afrontar el contragol. Por el otro lado, el combinado magiar jugaba con un ritmo algo más tedioso. El doble cambio ataque-defensa es lo que tiene. Ataques algo más elaborados que consiguieron su máxima expresión al mando de Lekai posiblemente, el mejor del partido.

Pero la primera mitad del partido no estuvo marcada por las acciones ofensivas, sino por la retaguardia. La portería, con un Mikler acertado y un Omeyer soberbio a sus cuarenta años, dejó destellos de la luz que exige un evento tal como una Final4. Al descanso: 11-11. Los números hablan por sí solos.

Fue el PSG quien tuvo la máxima ventaja en el primer acto. 4-7 favorable, pero el combinado de Xavier Sabatè no se iba a doblegar fácilmente.

Si el primer tiempo fue maravilloso, el segundo no tuvo adjetivo. Con Daniel Narcisse dando muestras de calidad (para variar) a sus 37 años, el equipo de Serdarusic parecía que se acercaba notablemente a la final. No por el marcador, sino por el empuje. Era siempre el Veszprém el equipo que iba a rebufo.

Otra vez fue de tres goles la ventaja máxima (16-19) cuando las costuras de las camisetas ya poco aguantaban. Agarrones, fuerza, giros bruscos, brazos desatados y balonmano puro.

Algo pasaba, es cierto. Un tal Nikola Karabatic estaba como ausente. Pero no, que va. Metió apenas un gol, una sola diana para el mejor jugador del mundo. Parece poco. Pero el Balonmano no son solo goles, por si no estaba claro. Distribuyó el juego como los mejores lo hacen, en silencio. Actuó para sus compañeros, para el equipo como tal.

No fue el mejor, aún así, no hoy. Y lo intentaron, con todo el empeño del mundo, Palmarsson, Nagy y compañía, pero no pudo ser. Era el día del Paris Saint Germain, que siempre estuvo un paso por delante y que va a jugar su primera final de la EHF. El marcador final fue de un apretado 26-27, con balón de empate para Veszprém, que no pudo materializar en gol.

Mañana veremos si el Paris Saint Germain puede ganar una final que, se medirá al HC Vardar, en el que seguro será un gran espectáculo para el deporte del 40×20.

Ficha Técnica:

Veszprém – 26: Alilovic, Blagotinsek B. (2 goles), Gajic (4), Ilic (1), Ivancsik, Lekai (3), Marguc (5), Mikler, Nagy (6), Nilsson (2), Palmarsson (1), Rodríguez, Schuch, Sulic (1), Terzic, Ugalde (1).

Paris Saint Germain – 27: Abalo(2 goles), Accambray, Barachet, Gensheimer (6), Hansen (7), L. Karabatic (1), N. Karabatic (1), Kounkoud, Mollgaard, Nahi, Narcisse (3), Nielsen (2), Omeyer, Remili (3), Skof, Stepancic (1)

Árbitros: Slave Nikolov y Gjorgji  Nachevski (MKD).

Incidencias: Encuentro disputado en el Lanxess-Arena de Colonia

Imagen Destacada: L’equipe

Síganme en @xemanasel16 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, la información del balonmano en @SextoAnilloBM, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *