Ciclismo Opinión

Simplemente, Tom Boonen

Loas y alabanzas, victorias, la gloria, caída y resurrección, nuestro homenaje a Tom Boonen.

14 de abril de 2002: Johann Museeum, Steffen Wesemann y Tom Boonen, así empezó todo.

El León de Flandés ganaba por tercera y última vez la París-Roubaix, en su primer año de profesional, Tommeke, sube al tercer cajón en el velódromo francés.

El joven belga ya había subido al cajón en categoría sub23, aunque no se imaginaba qué vendría después.

Boonen inició su carrera profesional en el año 2002 con el US Postal pero aunque consiguió algunos buenos resultados, enseguida supo que ahí no tendría espacio al lado de Lance Armstrong, cambiando de estructura en 2003 y en la que se retiró el pasado domingo al cruzar la línea de meta de Roubaix en 13er lugar, con todos sus nombres: Quick Step, Omega Pharma, Ettixx.

Con una punta de velocidad extraordinaria, luchó y ganó carreras con los grandes sprinters: Freire, Cipollini, Zabel, Petacchi… pero no era sólo un sprinter, él era un flandrien.

El mito en SU terreno. Fuente: rtve.es

Tom soñó siempre con volar sobre los adoquines, con esa potencia y esa planta, otros sufrían los saltos en el empedrado de Aremberg, él flotaba.

No vamos a hacer un mero listado de sus victorias pero sí enumerar sus records de victorias en E3 Harelbeke, Gante-Wevelgem, Tour de Flandes y París-Roubaix.

Nos vamos a centrar en algunos momentos que han marcado estos 15 años, como la primavera de 2005, se convierte en el 8º ciclista de la historia en conseguir el doblete de las clásicas con más repercusión: Tour de Flandes y París-Roubaix

Madrid, septiembre de 2005, última vuelta del mundial, escaramuzas, ataques y contra ataques, calma en la selección belga que lidera el pelotón y en los últimos 500 metros atrapa a la cabeza de carrera, Alejandro Valverde lanza el sprint, pero Boonen le rebasa y alza los brazos, Campeón del Mundo, ante el corredor con más medallas de la historia de los mundiales.

El sprint que le convirtió en Campeón del Mundo. Fuente: ciclo21.com

Abril de 2016, Roubaix, estruendo en el velódromo, llega la cabeza de carrera, se lanza el sprint, Tommeke lanza su cuerpo para llevarlo a la gloria, pero llegó el silencio, Mathew Hayman cruzó el primero la línea. Silencio que duró poco, el ídolo sonríe en el podio, la gente disfruta al ver que todavía puede luchar por llevarse otro adoquín.

Durante su carrera también ha habido momentos difíciles, durante los años 2008 y 2009 cayó en la adicción a la cocaína, con 3 positivos fuera de competición que en aquel momento no acarreaba suspensión deportiva. El Tour le prohibió la participación en la edición de 2008 y tuvo constantes citas en el juzgado. Declaró que sufría depresión y que también tenía problemas con el alcohol, su equipo le apoyó en un momento tan difícil, un personaje público reconociendo esos problemas ante el país que le admiraba, que le había visto subir y ahora caer. El ídolo caído recupera el cariño de la afición y consigue salir de esta situación.

Tour de Abu Dhabi 2015, fuerte caída en el pelotón, tumbado sin moverse el cuerpo de Boonen, se ha roto el hueso temporal izquierdo de su cabeza, en un primer momento gran preocupación por si habría algún daño cerebral, todo descartado, como secuela de aquel accidente le queda una pérdida de audición en el oído izquierdo.

Inconsciente en el suelo. Fuente: marca.com

Volviendo a los buenos momentos, podemos decir que no sólo ha sido un gran corredor por ganar clásicas, sprints y ser el finalizador del trabajo del día, no, también es un corredor de equipo, le hemos visto trabajar para sus compañeros, Gaviria, Terpstra, Kittel… pueden agradecer su trabajo de lanzador, rompiendo las carreras, obligando a los rivales a fijarse en él consiguiendo libertad para sus compañeros.

Humilde en sus declaraciones ha sabido alabar a sus rivales, en Richmond tras el ataque imperial de Peter Sagan que le llevó a ser campeón del mundo, mientras los corredores cruzaban la línea de meta y pasaban al lado del nuevo campeón, otra vez la figura de Boonen, con su sonrisa se cruza con Sagan además de felicitación parece que le cede el cetro.

Felicitando a Sagan en Richmond. Fuente: sporza.be

Año 2016,Doha, el eslovaco repite como campeón del mundo, flanqueado en el podio por Marc Cavendish y Boonen. Su último mundial, un mundial que se preveía aburrido y en el que guió a su selección a luchar y forzar los abanicos que rompieron la carrera eliminando a la mayoría de los rivales, en el sprint consiguió un bronce agridulce.

Podium Doha 2016. Fuente: skysports.com

Hablar de Boonen no es sólo hablar de él, es hablar de sus rivales, ya hemos mencionado a algunos de Museeum a Sagan, pasando por Petacchi pero no podemos dejar de mencionar a Fabian Cancellara, sus batallas durante todas estas primaveras es lo que ha hecho a ambos grandes. Ataques, aceleraciones, contra ataques y sprints, en cotas, muros, adoquines o asfalto. (Fotos con Cancellara. Fuentes: roadcyclinguk.com y cyclingnews.com)

   

Y ellos, todos ellos, rinden pleitesía al mito TOM BOONEN, así como organizadores, el día de la  presentación del Tour de Flandes toda la afición ovacionando al ídolo, la Scheldeprijs con salida en Mol, la localidad natal de Boonen, decidió como homenaje que el pistoletazo de salida lo diera su abuelo. Pero su carrera está ligada a un infierno, al infierno más bello del norte:

PARÍS-BOONEN-ROUBAIX

Hasta siempre Tom y gracias por todo.

Fuente imagen destacada alchetron.com

Síganme en @roberto_sh y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Sextoanillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *