Sin categoría

«Conociendo a… Cecilia Aldecoa»

«Me llamo Cecilia Aldecoa, mido 175 cm y nací en Valladolid. Ocupo la posición de escolta y, actualmente, juego en el equipo Junior y LF2 de Ponce Valladolid. Esto es “Conociendo a…Cecilia Aldecoa”.

Como cada martes, traemos un nuevo artículo dando a conocer al futuro de baloncesto femenino de nuestro país. En este caso se trata de una jugadora cuya lealtad dentro de la pista la ha llevado a ser una de las jugadoras más destacadas de su equipo,aún siendo todavía jugadora junior. Hoy entrevistamos a Cecilia Aldecoa, jugadora sobresaliente desde categoría mini y que actualmente forma parte del equipo Junior y de Liga Femenina 2 de Ponce Valladolid.

La mirada fue puesta en ella desde bien temprano como una de las deportistas a destacar en años venideros dentro del baloncesto femenino, pues sus participaciones tanto en campeonatos de España como vistiendo la camiseta de la Selección de Castilla y León nunca han pasado desapercibidas. En categoría infantil pasó a las disciplinas de su actual equipo, un club que también se fijó en ella y quiso que formara parte en su nueva andadura dentro de LF2.

Trabajo, humildad y sobre todo compañerismo son algunos de los rasgos que definen a la jugadora vallisoletana que desde pequeña supo que le gustaba este deporte. Sabe generar juego y hacer crecer a sus propias compañeras en lo momentos en los que más se necesitan. Carácter de base, de líder, que introduce en su nueva faceta, la de escolta, pero siempre teniendo sus propios objetivos muy claros.

Sin más dilación pasamos a la entrevista, pero antes, agradecer tanto a su club como a la jugadora la rapidez y disponibilidad hacia nuestra web, así como la cesión de fotos.

Foto vía: Iciar AV, cedida por Ponce Valladolid

Pregunta. ¿Cuáles fueron tus inicios en este deporte? ¿Practicabas algún otro de pequeña?

Respuesta. Tengo dos hermanos mayores y ambos jugaban al baloncesto cuando era pequeña, desde entonces me empezó a gustar. Empecé a jugar en mi colegio en 1º de primaria, era de las pocas chicas que había hasta que unos años después acabé jugando en un equipo entero de chicos todos más mayores que yo. Siempre he sido muy deportista, así que no sabía conformarme con jugar solo al baloncesto. Jugué al fútbol, hice atletismo, practiqué tenis 8 años e incluso jugué al pádel.

P. ¿Cuándo te diste cuenta de que el baloncesto iba a ser protagonista en tu vida?

R. Cuando me llamaron con la selección de Castilla y León por primera vez, supe que el baloncesto significaba mucho más para mí que todos los demás deportes que practicaba. De todas formas, supongo que siempre lo supe, nunca tuve ni he tenido tantas ganas de hacer algo, como las que tengo cada vez que juego al baloncesto.

P. ¿Cuándo y cómo llegaste a Ponce Valladolid?

R. Cuando terminé primaria supe que tenía que irme del equipo del colegio. Estuve mucho tiempo dudando sobre dónde irme a jugar, pero después de pensarlo bien y de hablar con gente que estaba en el club supe que era mi sitio. Llegué siendo Infantil de primer año y hasta ahora.

P. ¿Cómo definirías tu estilo de juego?

R. He ido perfeccionando mi estilo de juego en este último par de años. Soy una jugadora anotadora, me gusta correr el contraataque y tengo buena visión de juego, pero una cosa que he aprendido estos años ha sido que la defensa es la base de todo, así que me considero una jugadora que aporta a ambos lados del campo.

P. ¿Cómo te definiste como escolta? ¿Ha sido siempre esa tu posición?

R. Cuando era más pequeña jugaba de base, pero cuando llegué a Ponce me fueron reconvirtiendo poco a poco. No tengo ningún problema en subir el balón porque es algo que siempre me ha gustado así que cuando me toca hacerlo me divierto. Por otra parte sé que en la posición en la que más rindo es la de escolta, por mi altura y mi estilo de juego. Estoy muy a gusto jugando en esta posición y lo más importante para un jugador es estar a gusto con su rol en el campo.

P. La capacidad de interpretar y generar juego siempre te ha definido. ¿Se nace con esa capacidad o se adquiere con el entrenamiento?

R. Nada viene por inspiración divina, como suelo decir. Todo hay que entrenarlo, desde el tiro hasta la visión de juego. Es cierto que la capacidad de entender el juego es más complicada de aprender que las entradas a canasta, pero o entrenas o acabarás siendo previsible.

P. ¿Qué parte de responsabilidad tienen los entrenadores en el progreso de una jugadora? ¿Qué consejo, por parte de un entrenador, te ha marcado más en estos años?

R. Gran parte. Tener unos entrenadores u otros marcan a un jugador tanto para bien como para mal. He tenido un poco de todo a lo largo de estos años y no sabría recordar un consejo en particular de alguno de ellos, pero sé quiénes son los que me han marcado. Desde Arturo, que confió y creyó en mí desde el primer día y al que siempre tendré muy en cuenta, hasta todos los entrenadores que han tenido algo que ver en mi formación en Ponce, como Tató, Barrio, Ramiro, Chuchi…todos los que han estado ahí para hacerme mejorar cada día.

Foto vía: Iciar AV, cedida por Ponce Valladolid

P. Tu rol en el juego del LF2 es clave. ¿Cómo vives esa responsabilidad a tu edad?

R. Al principio no me lo esperaba, sabía que iba a tener minutos, pero no pensaba que fuera a ser tan relevante. Me costó varios partidos darme cuenta de mi rol en el equipo, pero poco a poco me he ido haciendo a la categoría. Para mí la responsabilidad que tengo es mostrar a toda la LF2 que lo que se habla de la cantera de Ponce va más allá y que una canterana puede afrontar el reto de jugar en esta categoría. Y, la edad es solo un número, la madurez se muestra en el juego, no con el año de nacimiento.

P. ¿Cuáles han sido las principales dificultades que te has encontrado a la hora de competir en Liga Femenina 2? ¿Supuso un gran contraste?

R. Requiere mucho más juego físico que a lo que estaba acostumbrada. El año pasado estuve jugando en Primera Nacional así que ha sido un salto de nivel bastante notable, pero por lo menos estaba más acostumbrada a jugar con gente mucho más mayor que yo. Como sabía que el cambio físico iba a ser muy grande estuve todo el verano preparándome de la mejor posible en este ámbito, haciendo Crossfit. De esta manera el cambio en cuanto a este aspecto no lo noté apenas ya que estaba mucho más fuerte.

P. Son varias las medallas nacionales que acumulas tanto a nivel de selecciones como de clubes, ¿Cuál guardas con mejor recuerdo?

R. Todas tienen un valor incalculable, ya que no cambiaría ninguna por nada del mundo, pero si me tuviera que quedar con alguna sería con dos. La primera, la de oro que ganamos con la selección, en Cádiz, sin que nadie lo esperara, ni nosotras mismas, fue algo alucinante. Y la segunda, la de plata en León con mi equipo. Había ganado una de plata el año anterior con el junior pero no como esa. Fue un año difícil, en el que personalmente tuve muchas lesiones, pero en el que al final, sin que nadie lo pensara a principio de temporada, ganamos a Canarias en cuartos y nos metimos en un final de España de clubs.

P. Este año finaliza tu etapa como jugadora júnior. ¿Qué planes tienes para la próxima temporada?

R. Lo único que tengo claro a día de hoy es que quiero estudiar Medicina, de este factor dependen todas las decisiones que he tomado y que tomaré en un futuro. Mi idea es poder compaginar la carrera con jugar en un LF2, pero todo se verá.

P. ¿Qué valores te aporta el deporte en equipo? ¿Cómo influye esto en el desarrollo personal de una jugadora?

R. Creo que la gente que no hace deporte en equipo se está perdiendo algo maravilloso. Lo que he ganado con el baloncesto no lo hubiera ganado con ninguna otra cosa. Conocer a gente de otras ciudades, de otros equipos y encima entablar amistades que nunca te hubieras imaginado es increíble. Aprendes que tu equipo es tu familia, pasas la mayor parte de tu día con tus compañeras que algunas son mucho más que eso. La amistad, el respeto, la confianza, la solidaridad…son muchos los valores que aporta el juego en equipo.

P. Para terminar, en una frase:

  • Un jugador/a al que admires: Siempre tendré como referencia a Juan Carlos Navarro en sus años buenos, también soy muy fan de Marta Xargay por su versatilidad y su gran capacidad defensiva
  • Una canción pre-partido: Soy mucho de modas así que siempre suelo escuchar canciones que están a la última, pero lo que nunca me falla es escuchar una canción de Izal, la que sea.
  • ¿Canasta o asistencia? Difícil de decidir (jajaja), pero me quedaría con asistencia, nada me gusta más que dar un pase bonito que termine en canasta.
  • Una manía: Tengo muchas, soy muy supersticiosa, por ejemplo: siempre me pongo primero el calcetín izquierdo y siempre llevo una pulsera en la mano derecha.
  • Un sueño: Lo tengo claro, poder ir a la selección española de mi edad y, por supuesto, poder dedicarme profesionalmente al baloncesto.

Sígannos en @crivilpae_94 y @MeryVGuevara y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo o en www.facebook.com/sextoanillo. Para conocer toda la actualidad del baloncesto femenino, sígannos en @Basketfem_SA (Twitter) y basketfem_sa (Instagram).

Foto destacada vía: César Aldecoa | Cedida por Ponce Valadolid al igual que todas las fotos que forman parte de este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *