Crónicas

Gatillazo en el Calderón

Los comienzos nunca son fáciles y en la vuelta al “cole” el Atleti ha arrancado el campeonato empatando en su feudo de forma estrepitosa. La otra cara de la moneda es para el Alavés que regresa a lo grande a la máxima categoría del fútbol español. Los chicos de Mauricio Pelegrino consiguen un punto de oro en el Vicente Calderón gracias a un soberbio gol de Manu García en el último minuto.

Se preveía un partido en el que el Atlético debía llevar la manija del partido ante un Alavés que esperaría sus ocasiones al contragolpe. Y así fue. El partido comenzó con los rojiblancos teniendo el control del esférico y buscando perforar el entramado defensivo que había preparado Pelegrino para la cita de esta noche mediante las internadas de Yannick Carrasco por la banda izquierda. Pese a aguantar las primeras embestidas colchoneras con firmeza, Feddal caía lesionado en el minuto 12 del encuentro. Pero esto no alteró los planes del conjunto vasco que siguió esperando en su área a un Atlético que no era capaz de superar a su rival.

Pese al dominio rojiblanco, éste apenas se traducía en ocasiones aunque eso sí, tres clarísimas. La primera la de un Saúl Ñiguez que estuvo bastante desacertado durante todo el partido, no pudo aprovechar un regalo de Laguardia y disparó inocentemente a las manos de Pacheco -quien amargó la noche a la artillería rojiblanca-. La segunda ocasión no fue menos clara y nació de las botas de Carrasco. Una de sus internadas marca de la casa acabó estrellándose en la madera cuando el Calderón ya se disponía a celebrar el primer gol de la temporada Y la tercera ocasión de los madrileños fue para un Kevin Gameiro desacertado en los primeros 90 minutos que disputa de forma oficial con la “zamarra” rojiblanca. El francés lo tenía todo de cara para adelantar al Atlético en el marcador tras un servicio de Koke por la banda pero el ex del Sevilla mandó el balón a las nubes con Pacheco ya batido.

El segundo tiempo arrancó de la misma forma que el primero con un Atlético volcado sobre el marco vitoriano y con un delantero más ya que Torres había ingresado en el terreno de juego en detrimento de Tiago. La primera ocasión del segundo acto fue para Filipe Luis. El lateral pegó un buen derechazo que se marchó cerca del palo izquierdo. La vida seguía igual. El Alavés esperaba agazapado, pero muy ordenado y férreo atrás a un Atleti que buscaba el gol en los primeros compases de la segunda parte para dormir el encuentro como ya había hecho en otras tantas ocasiones. Pero esta noche iba a ser distinta. Para más inri, Simeone quemaba todas sus naves y retiraba del terreno de juego a Gabi y a Carrasco para meter a Gaitán y a Correa, dos jugadores de un perfil más ofensivo que los dos anteriores. Pelegrino hacía lo propio metiendo a Camarasa y Santos, aunque eso sí, sin la necesidad de hacer un gol tal y como marchaba el encuentro, donde cada vez más, los visitantes se sentían más cómodos poniendo en serios apuros a su rival sin llegar a crearle peligro.

La pelota seguía sin entrar y la parroquia colchonera se impacientaba más según transcurría el crono y después de ver como Fernando Torres estrellaba otro balón en el poste y como incomprensiblemente Gameiro no acertaba a marcar en un barullo en el área vasca que parecía condenado a entrar en la portería pero que milagrosamente no lo hizo. Acostumbrada a las emociones fuertes, la afición atlética no se esperaba que el partido vería dos goles en el tiempo añadido. El primer gol sería para el cuadro colchonero. Un derribo de Laguardia a Torres en el área desembocó en un penalti que transformaría Gameiro en el minuto 92. Todo el mundo se las prometía muy felices en el Calderón pero prácticamente a la siguiente jugada, el Alavés empataría por obra de Manu García. El centrocampista vasco se sacó un “zurriagazo” de la manga para enmudecer el feudo rojiblanco y desatar el éxtasis en el banquillo del “Glorioso” y en la zona reservada para los aficionados vitorianos que vieron como su equipo regresaba a lo grande a la categoría de “oro”.
Mal comienzo para un Atlético que deberá encauzar la semana que viene en Butarque ante otro recién ascendido, el Leganés mientras que el Alavés recibirá en Mendizorroza al Sporting.

Ficha técnica:

1 – Atlético de Madrid: Oblak, Juanfran, Savic, Godín, Filipe, Gabi (Gaitán, min 57), Tiago (Fernando Torres, min.45), Saúl, Koke, Carrasco (Correa, min 70) y Gameiro.

1- Deportivo Alavés: Pacheco, Kiko Femenía, Alexis, Raúl García, Feddal (Laguardia, min 12), Manu García, Dani Torres, Ibai Gómez, Edgar Méndez, Krsticic (Camarasa, min 64) y Toquero (Christian Santos, min 79).

Goles:
1-0 Gameiro (p) ´92. 1-1 Manu García ´94.

Árbitro: Iglesias Villanueva, colegio gallego. Amonestó a Edgar con tarjeta amarilla (min 86), Ibai Gómez con tarjeta amarilla (min 87) y Laguardia con tarjeta amarilla (min 90).

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de Primera División disputado en el Estadio Vicente Calderón ante 52.000 espectadores, 600 de ellos procedentes de Vitoria para apoyar al Alavés.

Sígueme en mi cuenta de Twitter personal, @carltofi y sigan toda la actualidad del deporte en @sextoanillo (Twitter e Instagram) y en nuestro Facebook: Sexto Anillo.

Imagen destacada vía: atleticodemadrid.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *