Crónicas Gimnasia Artística

La despedida: las dos últimas finales

Al fin llegó la última jornada de competiciones de gimnasia artística. Los gimnastas, aunque agotados por las numerosas competiciones en que participaron ya, se presentaron ansiosos y listos para las finales de paralelas y de barra fija.

La competición de paralelas contaba con grandes especialistas con mucho renombre como el americano Danell Leyva o You Hao de China, el cual partía de la nota de dificultad más alta.

Después de una reñida competición en que los jueces fueron implacables para ser lo más precisos posible, el podio se compuso por tres ejercicios que, debido a su dificultad y precisión, merecieron llegar a lo más alto.

Con la medalla de oro con 16.041 puntos y sacándose al fin la espina clavada de la competición general, se situó el ucraniano Oleg Verniaiev. Al fin el gimnasta pudo escuchar el himno de su país en un estado entre eufórico y emocionado.

Oleg Verniaiev, oro en paralelas. Imagen Ukranian Law
Oleg Verniaiev, oro en paralelas. Imagen Ukranian Law

El especialista estadounidense Danell Leyva obtuvo la plata con un ejercicio impecable, haciendo patente su posición de subcampeón del mundo.

En tercer lugar, el gimnasta ruso David Belyavskiy lo hizo lo mejor que supo y realmente obtuvo una gran puntuación. Belyavskiy volvió a demostrar que aquel tiempo en que Rusia era la gran potencia de la gimnasia no ha quedado atrás.

El favorito era el chino You Hao, el cual presentó un ejercicio inigualable hasta el último momento en el que con la salida se desequilibró, cayendo hacia atrás una vez puestos los pies al suelo.

You Hao, el favorito del aparato en su caída. Imagen de telegraph.co.uk
You Hao, el favorito del aparato en su caída. Imagen de telegraph.co.uk

El último aparato, barra fija todavía fue más emocionante. La competición presentó un Fabian Hambuechen (Alemania) maduro, con muchas ganas de ganar su medalla de oro, tan merecida por una carrera que estuvo a punto de terminar durante éste año a sus 28 por el cansancio y las lesiones acumuladas. Hambuechen se impuso  sobre todas las notas con sus 15.766 puntos, mostrando su técnica impecable obtenida a lo largo de todos estos años en la élite.

Fabian Hambuechen ganando su preciado título olímpico. Imagen de The Strait Times
Fabian Hambuechen ganando su preciado título olímpico. Imagen de The Strait Times

En segundo lugar, se coló en el último momento el subcampeón del mundo Danell Leyva. El estadounidense también veterano ejecutó un ejercicio con una nota “D” no tan alta, pero con mucha corrección.

El bronce fue para Neil Wilson. El joven británico de veinte años dejó el público en silencio al mostrar sus habilidades y su complicada rutina a su temprana edad.

El gran esperado, el “holandés volador”, no tuvo tanta suerte. Epke Zonderland al cogerse en su segunda suelta tuvo una terrible caída que lo dejó en el suelo unos segundos. No obstante, se volvió a levantar, se puso su magnesia y siguió su ejercicio repitiendo el elemento fallado y clavando la salida a la perfección, acabando con 14.033 puntos. No hay duda en que el gimnasta volverá a subirse a la barra y a demostrar al mundo que es el mejor en su aparato.

Epke Zonderland en plena caída del aparato. Fuente: The Washington Post
Epke Zonderland en plena caída del aparato. Fuente: The Washington Post

Con estas emocionantes competiciones viendo elementos de dificultad extraordinaria y algún accidente que ha asustado a público y gimnastas, se despide la gimnasia artística de los Juegos Olímpicos de Rio 2016.

Imagen destacada: Pista de gimnasia artística en Rio 2016. Fuente: CNN

Síganme en @ArnauDaban y sigan toda la información y la actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *