Sin categoría

Una pésima costumbre

Un tapón de Saric a Gasol y la pésima gestión del partido en los últimos 15 minutos le cuestan la derrota a la Selección en su debut olímpico. Algo que ya viene siendo habitual en la era Scariolo.

La Selección española ha comenzado de la peor forma posible su participación en los Juegos de Río de Janeiro con una derrota ante Croacia por un ajustado 72 a 70. De nada sirvieron los 26 puntos de Gasol, los 19 de Nikola Mirotic o llegar a tener hasta 13 puntos de ventaja a mediados del tercer cuarto(49-36), la pésima gestión final del partido, un excelso Bojan Bogdanovic (23 puntos) y un tapón de Dario Saric a Pau Gasol sobre la bocina a un tiro que hubiera forzado la prórroga evitaron que España pudiera sumar una victoria en su debut olímpico.

Pero que nadie se engañe. Esto no es una novedad. Desde que Scariolo se hiciera cargo por primera vez de la Selección en 2009 en cuatro de los seis campeonatos dirigidos por el técnico italiano (incluyendo estos Juegos de Río) se ha iniciado el torneo con derrota. Un pésimo balance de victorias del 33.3% en debuts que contrasta con que en 4 de esas 5 ocasiones España llegara a la final (un excelso 80%).

Esto parece avalar la tesis que tiene el entrenador de Brescia de ir de menos a más en los campeonatos pero ojo porque no siempre se cumple y una mala primera fase nos podría llevar a cruzarnos con la todopoderosa Estados Unidos antes de lo esperado.

La pintura española comanda de inicio

Tras una fase preparatoria y con muchas dudas, había muchas ganas de ver como España lograba frenar a la talentosa Croacia en el inicio de un partido inaugural que se preveía igualado. Unas dudas que parecían incrementarse tras dos penetraciones de Miro Bilan que ponían el 4-0 de inicio para el conjunto arlequinado.

Sin embargo, la pintura española no tardaría en aparecer tanto dentro como fuera de la misma. Cinco puntos (incluyendo sendos triples) para Pau Gasol y Nikola Mirotic encabezaban un espectacular 13-0 que colocaba al frente del partido a un conjunto español que pondría los 12 puntos de ventaja a poco del final del primer periodo (8-20).

Scariolo aprovecharía esta distancia para meter en cancha a su segunda mitad y esto lo aprovecharía Bojan Bogdanovic con un par de acciones de mérito que ponían el 13-21 al final del primer cuarto y que no serían sino un aviso del gran partido que estaba por realizar.

Bogdanovic mantiene a Croacia

El final del primer periodo no detendría al que fuera canterano del Madrid y un nuevo parcial de salida de 0-6 obligaba a Scariolo a pedir tiempo muerto (17-21) ante las preocupantes sensaciones dejadas en estos minutos.

Un triple de Felipe Reyes cortaría la sangría y volvería a disparar a los españoles que con dos nuevos lanzamientos desde el 6,75 (obra de Sergio Rodríguez y Pau Gasol) volvían a recuperar la ventaja (24-36).

Pero al igual que ocurriera en el primer cuarto, de nuevo Croacia reaccionaba cuando mejor pintaban las cosas. Sendos triples de Bogdanovic y Hezonja en las postrimerías de la primera mitad volvían a meter al conjunto balcánico en el partido antes de un descanso al que se llegaría con un ajustado 32-38.

Las rotaciones dinamitan un buen inicio

Tras el paso por vestuarios España saldría con otra marcha. El combinado nacional saldría con Sergio Rodríguez a los mandos por las tres faltas de Ricky Rubio y no tardaría en notarse. El frenético ritmo impuesto por los Sergios en el inicio de este periodo volvería a disparar a los de Scariolo en un abrir y cerrar de ojos (36-49, min. 23).

Croacia parecía noqueada y daba la sensación que con un golpe más podría acabar en la lona. Por desgracia este nunca llegaría. Tras unos minutos de tanteo en los que el combinado nacional no parecía encontrar buenas posiciones de tiro y que Croacia aprovechó para ponerse a diez Scariolo decidía recuperar a una segunda unidad comandada esta vez por Ricky Rubio.

El base de El Masnou no pudo regresar de peor forma al parquet. Una pésima defensa sobre Roko Ukic (en la que Ricky pasó hasta en cuatro ocasiones por detrás de su bloqueo) costaba un triple que devolvía a los de Petrovic al partido. Para colmo, tras el tiempo muerto, Ricky fallaba un nuevo triple completamente sólo.

Ahora era España la que estaba ‘grogui’ y esto lo aprovechaba el conjunto de Petrovic para recortar poco a poco la ventaja hasta un 47-51 que parecía devolver la igualdad al choque pero Nikola Mirotic volvía a aparecer en escena para con un triple volver a distanciar a siete a los suyos; una distancia que hubiera podido ser mayor si Ricky hubiera estado acertado en su lanzamiento sobre la bocina.

Saric tapona a Gasol y a España

Este triple no pararía a Croacia, que había olido sangre y ya no se bajaría del encuentro. Un triple de Ukic volvía a apretar las cosas y un mate de Bilan ante la pasividad de Navarro (la otrora estrella española demostró estar lejos e un nivel competitivo que muchos dudan que vuelva a alcanzar) devolvía la ventaja a una Croacia que sólo había estado por delante en ese 4-0 inicial.

Con todo igualado, pronto el partido se convirtió en un duelo entre las estrellas de los dos equipos, Bojan Bogdanovic y Pau Gasol. Si el nuevo jugador de los Spurs anotaba desde cerca, el de los Nets respondía desde el perímetro, si asistía para que Sergio Rodríguez se apuntara unos nuevos tres puntos, Bogda se lo devolvía con un tiro de calidad, si Pau sumaba un nuevo triple, el croata le respondía realizando una falta que impedía a España marcharse de nuevo.

De esta forma, el partido continuaba avanzando y Españ continuaba al frente(64-67), pero una canasta de Planinic tras un empujón no pitado sobre Gasol y una pérdida infantil de Sergio Rodríguez devolvían la ventaja a Croacia a falta de poco más de un minuto.

España estaba emuy espesa en ataque y un triple de Bilan parecía sentenciar el choque. A falta de menos de 20 segundos la diferencia era de -4 (67-71 y el partido parecía perdido. Pero justo entonces Nikola Mirotic anotaba un triple de calidad que, sorprendentemente, sólo Willy Hernangómez celebraba en el banco (la cara de Calderón – que, al igual que Abrines, no jugó un solo segundo- era un poema). El fallo de Saric desde la personal volvía a dar esperanzas.

Pero España volvería a jugar mal sus opciones. Primero con un mal pase de Llull a Gasol que a punto estuvo de costar la pérdida y después con un tiro a la desesperada del de Sant Boi que Saric lo despejaba fuera de la cancha y sumaba la primera derrota ante la algarabía de una hinchada brasileña que nunca ocultó sus preferencias en el partido.

Al final 72-70 y España que tendrá que mejorar mucho (sobretodo en lo referente a las rotaciones) si no quiere pasarlo muy mal en estos Juegos Olímpicos.

Ficha Técnica:

72 -Croacia: Simon (10), Saric (5), Ukic (8), Bilan (6) y Bogdanovic (23) -quinteto inicial- Babic (4), Stipcevic (-), Hezonja (5), Planinic (11) y Sakic (-).

70 -España: Gasol (26), R. Fernández (-), LLull (9), Mirotic (19) y Rubio (-) -quinteto inicial- S. Rodríguez (10), Navarro (-), Reyes (5), Claver (1) y Hernangómez (-).


Síganme en @jmcanasv y sigan toda la información relativa al baloncesto en @SextoAbasket así como toda la actualidad deportiva general en @SextoAnillo, en http://www.facebook.com/SextoAnillo o en el perfil de Instagram: SextoAnillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *