ATP Crónicas Tenis

Rafa Nadal obra el milagro y se impone a Medvedev en un thriller

Rafa Nadal sumó su primera victoria en el Round Robin de las Nitto ATP Finals tras superar a Daniil Medvedev en un choque absolutamente loco por 6-7, 6-3 y 7-6, donde estuvo totalmente fuera del partido y donde gracias a los errores de su rival consiguió una valiosa victoria que le acerca en su objetivo de conseguir el pase a las semifinales, así como el número 1 del mundo a final de año.

Medvedev gana el primer set a los puntos

El partido comenzó con una igualdad máxima en el primer set, sin apenas opciones de rotura, excepto de la que gozó Medvedev en el séptimo juego. El ruso fue mejor en esta primera manga, dominando con su servicio sin concederle opción alguna a su rival, que no acababa de sentirse cómodo en la pista y parecía estar a merced de Medvedev.

Pese al dominio del moscovita, Nadal no cedía con su saque, y a pesar de la presión de su rival, conseguía cerrar sus servicios. La igualdad se rompió en el definitivo tiebreak, donde el ruso impuso su mayor solidez para llevarse la primera manga por 7-6.

El mejor Rafa Nadal aparece en la Copa Masters en el segundo set

Nadal no había conseguido incomodar a Medvedev al resto durante el primer set, y al comienzo de la segunda manga, logró por vez primera situarse con bola de break y romper el saque de su rival para romper esta mala dinámica. Una vez conseguido este objetivo, el español supo mantener la calma para consolidar la rotura pese a la dura oposición del ruso, que trataba de apretar al resto aunque sin resultado.

Con su saque, Medvedev no ofrecía fisuras en su juego, que permitieran a Rafa tratar de ampliar la ventaja en más de un break y al resto, trataba de presionar al balear en busca de la más mínima concesión de éste que le permitiera igualar el set. Pero Nadal no cedió con su servicio y el que cedió su saque fue Medvedev en el noveno juego donde viéndose sin opciones de adjudicarse el set, se dejó llevar y permitió la rotura de Nadal que se anoto la segunda manga y además lograba empezar el tercero y definitivo al servicio.

Lo más difícil en el tenis es cerrar los partidos

El tercero fue una auténtica montaña rusa por parte de ambos, recordando en gran parte al quinto set de la final del US Open de este año disputada entre ambos donde el español supo sobreponerse a la remontada del moscovita para llevarse el título.

Con Nadal al servicio, el ruso se mostró más sólido que su rival para romperle el servicio aprovechando pequeñas desconexiones del español. Con el saque, el moscovita lograba consolidar la rotura pese a la opción de break de la que disfrutó el español a causa de sus fallos de concentración.

Medvedev había acumulado grandes momentos en su juego seguidos de importantes baches mentales en los que se dirigía en repetidas ocasiones a su banquillo con gestos desafiantes.

En uno de estos momentos de brillo, el moscovita lograba romper de nuevo el servicio del balear, dejando el partido casi resuelto con 2 breaks de ventaja para el ruso (3-0). Con su saque, Medvedev no daba opción alguna a un Rafa Nadal, que se veía más cerca del vestuario que de la remontada.

El balear no se encontraba bien en pista, haciendo gestos de dolor y de incomodidad, pareciendo totalmente hundido física y mentalmente, algo que no es habitual en el 12 veces ganador de Roland Garros y que aspira aquí en Londres a su primer entorchado en la Copa de Maestros.

A pesar de parecer agotado, el balear conseguía su primer juego (4-1 para Medvedev), salvando nuevas opciones de rotura a favor del ruso, que parecía contar los juegos para la victoria final, consiguiendo ganar con facilidad su saque situándose 5-1 y restando para llevarse el partido.

Con Nadal al servicio, el ruso gozó de su única oportunidad de cerrar el encuentro que el español salvó, logrando mantenerse vivo y obligando a su rival a cerrar el partido con su saque.

Con 5-2 en el marcador, servía Medvedev para sumar su primer triunfo en la Copa Masters, pero los nervios se apoderaron del ruso, desquiciado consigo mismo y con su banquillo, cometiendo graves errores que le servían en bandeja el break al español, que no desaprovechó la oportunidad de volver a meterse en el partido y situarse 5-3 abajo a tan sólo un break de distancia.

El campeón español no cometió errores y aprovechando los del ruso, se ponía 5-4 entregándole aún más la presión al moscovita que con su servicio se disponía a cerrar el encuentro. No fue así y Medvedev no pudo hacer frente a un Nadal revitalizado que le iba comiendo el terreno, desgastándole física y sobre todo, moralmente. El español gozó de 3 oportunidades de break consiguiendo igualar el set a la tercera oportunidad ante el jaleo del público que abarrotaba el O2 de Londres.

Nadal no cedió oportunidad alguna con su saque al igual que su rival, que apoyado en grandes primeros conseguía llevar el partido hacia el definitivo tiebreak, donde el español logró estar más concentrado y sólido que Medvedev para a la primera opción de llevarse el partido, sumar su primer triunfo en la presente ATP Finals.

@c_herranz

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *