Ciclismo

La confirmación de un Jumbo-Visma que aspira a todo

Ya ha terminado la temporada 2019 de ciclismo en carretera. En Sexto Anillo continuamos con nuestro particular análisis del desempeño de cada uno de los equipos que integran el World Tour. En esta ocasión es el turno del Jumbo-Visma, la única escuadra que ha subido al podio de las tres grandes vueltas.

El Jumbo-Visma es la gran revelación del mundo del ciclismo a nivel de equipo en los últimos años. La evolución del conjunto neerlandés (antiguo Rabobank) las dos últimas temporadas ha sido espectacular. Con la clara pretensión de pelear por la victoria en las grandes vueltas se ha conformado un potente equipo destinado a llevar a lo más alto a sus hombres fuertes, Steven Kruijswijk y Primoz Roglic. Pero no solo eso, sino que la escuadra centroeuropea ha alcanzado 52 victorias a lo largo de 2019, colocándose como el tercer mejor equipo en el ránking UCI World Tour. En sus filas, el ciclista más laureado del año, Dylan Groenewegen (15) y uno de los que empata en segunda posición com Bennett y Ackermann: Roglic (13, el único de los mencionados que no es esprínter).

 

Festival de triunfos de Groenewegen

Dylan Groenewegen se impone en Brugge-De Panne / Team Jumbo-Visma

No tardó en estrenarse el palmarés de victorias del Jumbo en 2019. En la Volta a la Comunitat Valenciana Groenewegen se llevó la primera, y repitió unos días más tarde en la Volta ao Algarve. Fue en marzo cuando llegaron los triunfos más importantes de la temporada para el neerlandés (exceptuando la etapa del Tour), con nada menos que las dos primeras etapas de París-Niza y la clásica belga Driedaagse Brugge-De Panne, donde se impuso al esprint ante duros rivales como Gaviria, Viviani y Bouhanni.

En Dunkerque Jumbo-Visma dominó de principio a fin, con tres victorias de etapa consecutivas por parte de su Groenewegen y otras dos, con la única salvedad de la cuarta, para Mike Teunissen, quien se llevó la clasificación general.

Dylan Groenewegen termina la temporada con 15 triunfos. Entre ellos, además de los ya comentados, la séptima etapa del Tour de France (que podrían haber sido más de no ser por su caída en la primera jornada en Bruselas, la mala colocación en algunos esprints y el sensacional estado de forma de Caleb Ewan, que se marchó de la ronda gala con tres victorias) o tres etapas del Tour de Gran Bretaña.

El espectacular año de Primoz Roglic

Roglic, vencedor de la Vuelta a España / Sarah Meyssonnier

Sin ninguna duda, el ciclista del año 2019 no ha sido otro que Primoz Roglic. El esloveno, con 13 victorias, ha sido tercero en el Giro d’Italia y primero en una Vuelta a España en la que conseguía su primer triunfo en una gran vuelta. Además de todo eso, el exsaltador de esquí ha ganado todas las carreras de una semana en las que ha participado, todas ellas del World Tour.

Su temporada arrancó en un Tour de los Emiratos Árabes Unidos en el que Jumbo-Visma se adjudicó la CRE inaugural. Después de eso, Roglic vencía en la sexta etapa para llevarse la clasificación general por delante del campeón del mundo, Alejandro Valverde. Sin victoria de etapa en esta ocasión, el esloveno se alzó con el tridente que lo acreditaba como ganador de la Tirreno-Adriático. Llegó al Giro como máximo favorito después de una nueva exhibición en el Tour de Romandía, donde ganó tres etapas, incluida la contrarreloj individual, y la general de la carrera.

Esa crono fue la primera de las cuatro que se ha llevado esta temporada. Hay que sumarle dos en el Giro d’Italia (todas las contrarrelojes excepto la de la última etapa en Verona, donde acusó el cansancio de las tres semanas de competición) y la CRI de La Vuelta. Precisamente en la corsa rosa empezó como un cohete, dando la razón a quienes le imponían el sambenito de rueda a seguir. Los días pasaban y permanecía como el mejor de los de la general, posición que afianzaba con las cronos pero que, debido al desgaste y a la falta de arropamiento por parte del equipo en la montaña, perdió. Un nada desdeñable tercer puesto para el esloveno.

La Vuelta fue donde Roglic y el Jumbo-Visma como conjunto llegaron al culmen de lo que venían forjando. Un equipo potente que a pesar de la caída de la crono por equipos y el posterior abandono de la segunda baza, Steven Kruijswijk, se mantuvo firme en montaña. Puso la carrera al ritmo que quiso en todo momento y propició que Roglic rematase a los escaladores en el que a priori era su propio terreno. Una contrarreloj individual en la que Primoz voló, una etapa la del Santuario del Acebo, en la que Sepp Kuss pudo permitirse una triunfal victoria entre choques de manos al público y la primera grande para el equipo neerlandés. Casi nada.

Por si fuera poco, Roglic no se contentó con ello y acudió a las clásicas italianas de otoño, donde ganó el Giro dell’Emilia y los Tres Valles Varesinos para terminar de redondear una temporada en la que acaba como líder del UCI World ranking.

 

Comienzo redondo del Tour

El Jumbo gana la CRE del Tour de France / AFP

El Tour de Francia tampoco se resistió al poderío todoterreno que ha desplegado el Jumbo en 2019. Muestra de ello es su arranque, con triunfo en las dos primeras etapas. La primera al esprint con Teunissen tras la caída de su principal baza, Groenewegen, y el día siguiente en la contrarreloj por equipos. Victorias de Groenewegen y Van Aert en una primera mitad de Tour sobresaliente que solo se truncó cuando el triple campeón del mundo de ciclocrós tuvo que abandonar por una durísima caída -de la que aún se está recuperando tras la operación- en una CRI en la que partía como favorito. Sin embargo, el sabor de boca fue dulce, pues su hombre de la general, Steven Kruijswijk, acabó la Grande Boucle en el podio después del duro trabajo del equipo por desbancar del mismo a Julian Alaphilippe camino de Val Thorens.

Además de sus dos grandes triunfadores y los buenos resultados en las grandes vueltas, el Jumbo-Visma ha ganado en todo tipo de escenarios y momentos. Entre ellos, las Hammer Stravanger en Noruega, una etapa del Tour de Suiza con Antwan Tolhoek y dos de Dauphiné (una de ellas CRI) con un espectacular Wout van Aert. El belga se proclamó poco después campeón contrarreloj de su país. Con presencia en todas las pruebas del calendario World Tour, la escuadra neerlandesa también levantó los brazos en la Vuelta a Polonia (Jonas Vingegaard) y el Bink Bank Tour (Laurens De Plus). La temporada echó el cierre con un nuevo golpe de Groenewegen (Tacx Pro Classic) y con victoria en la última prueba de 2019: la Chrono des Nations de la mano de Jos Van Emden.

Novedades para 2020

De cara a la próxima temporada, todo apunta a que Jumbo será el gran rival del equipo INEOS en la pugna por el dominio de las grandes vueltas. Más aún con el fichaje de Tom Dumoulin, el gran rival de Chris Froome las últimas veces que se han encontrado, proveniente del Sunweb. Un total de cuatro fichajes y cuatro salidas dejan al Jumbo-Visma de nuevo con 27 corredores.

Altas: Tom Dumoulin (Sunweb), Chris Harper (BridgeLane), Tobias Foss (Uno-X), Christoph Pfingsten (Bora-hansgrohe).

Bajas: Floris De Tier, Daan Olivier (ambos retirados), Neilson Powless (Education First), Danny Van Poppel (Wanty).

 

Imagen destacada: Cor Vos

Pueden seguirme en mi cuenta de Twitter: @PepeTrashorrasM. Recuerden que tienen toda la actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales: facebook.com/sextoanillo (Facebook) y @SextoAnillo (Twitter e Instagram).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *