ATP Crónica Tenis

Djokovic busca su título 34 en torneos Masters 1000 tras acceder a la final de Paris-Bercy

El serbio Novak Djokovic derrotó en un partido más trabajado de lo habitual al bulgaro Grigor Dimitrov, quien alcanzó su mejor registro del año junto con el US Open, en el Masters 1000 de Paris-BercyNole, derrotó al Baby Federer por 7-5 y 6-4 en una hora y 38 minutos.

Ha terminado la primera semifinal del último torneo Masters 1000 de la temporada que está a punto de languidecer.

Pero a pesar de ser una temporada que acumula en este punto una gran carga de juegos para los tenistas, ni Djokovic ni Dimitrov se guardaron nada en un muy buen juego que se decantó por pequeños detalles.

Una nueva final de Djokovic en Paris-Bercy. Imagen: AFP.

Fue un encuentro demarcado por la eficacia y el aprovechamiento de las pocas oportunidades otorgadas como la clave del triunfo para el N°1 del mundo.

A Novak solo le bastó con tomar una de dos oportunidades de quiebre en total para hacerse con la semifinal. Paris-Bercy ya empieza a avizorarse en su panorama.

La llegada a la semifinal

Antes de que se disputara esta primera semifinal, la tendencia ya determinaba un amplio favoritismo para Djokovic. De nueve enfrentamientos previos ante el semifinalista del US Open 2019, supo salir avante en ocho de ellos.

El finalista de Paris-Bercy en 2018 ha venido teniendo un torneo plácido, pues en su camino ha pasado imponiendo su ya más que sabida autoridad ante rivales como Corentin Moutet, Kyle Edmund y Stefanos Tsitsipas, todos ellos en sets corridos. La victoria de Nole ante este último, fue  sorpresivamente más fácil de lo que se esperaba, pues solo cedió tres games en todo el partido.

Por su parte, Dimitrov ha tenido una gran semana, con partidos cerrado y otros sacados adelante de manera más solvente. En primera instancia, tuvo que trabajar más de la cuenta para vencer a Ugo Humbert en tres sets; de ahí en adelante, sacó a relucir el mismo nivel que exhibió en el último grande del año para vencer a rivales de talla como David Goffin (12), Dominic Thiem (5), y al chileno Christian Garin, de gran temporada.

El partido

Primer set, paridad total, pero en los momentos determinantes, Djokovic recordó quién es

El primer set transcurrió con absoluta paridad, con ambos jugadores demostrando un gran despliegue tanto en lo físico, como en lo mental y en el mismo juego. No se presentó una sola oportunidad de quiebre en el partido, lo que muestra a las claras el trámite del juego en la primera manga.

El libreto del partido dejaba ver a un Djokovic que apelaba a los saques liftados para hacer mover a su rival, y apoyarse en un juego de pura movilidad y de extenuación con su drive como puntal.

Djokovic, a punto de defender su título en París-Bercy. Busca su título 34 en Masters 1000
Era un duelo más que parejo en el primer set, y Dimitrov desplegaba su mejor nivel. Imagen: Ovacion.pe.

El serbio, era de los dos, el que mostraba mayor propuesta ofensiva, buscando aperturas y devoluciones profundas para buscar las ventajas. Mientras tanto, del otro lado de la red, su rival era quien más esperaba, de forma más cautelosa, acudiendo al slice como recurso para abrirse los espacios necesarios y atenuar los ataques del campeón de Wimbledon.

Djokovic y las devoluciones profundas, un recurso fundamental en el partido. Imagen: ESPN.

Mientras que las aperturas y los constantes ataques de drive eran el arma del serbio, el búlgaro contraatacaba con slices, saques directos a la ‘T’, y passigns con su drive, frenando en seco las subidas a la red de su contraparte.

Un tiebreak frenético definió la paridad para Nole

Todo transcurrió de forma pareja, tanto, que las cosas tuvieron que dirimirse en un tiebreak. Este sin duda fue el momento más álgido de la primera manga, no solo por ser el desempate, sino porque ambos tenistas hicieron gala de lo mejor de su tenis para poderse llevar dicho desempate.

Pero quien enfrenta a uno de los mejores tenistas de la historia, y parte de la generación dorada del deporte blanco, y no aprovecha las oportunidades está condenado. Esto le sucedió a Dimitrov.

El maestro de 2017 tuvo dos miniquiebres a su favor, producto de su juego de presión con su drive, sumado a un error de Nole con su drive y una doble falta que lo dejaron al borde de la caída.

Sin embargo, y estando a solo dos puntos de irse arriba (5-4 y servicio), no pudo ratificar su enorme esfuerzo y gran tenis, y dejó escapar sin más, aquella oportunidad de oro.

Y propio en él, que si deja pasar una no lo hace dos veces, Djokovic encontró el aplomo con dos puntos antológicos de más de 20 tiros para sacar ese plus que siempre lo caracteriza: la consistencia.

Fue esa consistencia y fuerza mental, acompañada de un gran juego de estrategia en esos dos peloteos largos, que levantó aquella desventaja en favor del balcánico.

Diezmado y atónito por haber visto en vano semejante esfuerzo, Dimitrov declinó, y a diferencia de la forma en la que había logrado llegar hasta ahí, terminó casi que regalando el desempate con un slice excesivamente flotado que se fue afuera. 7-6 (5) en 58 minutos de juego.

Segundo set. Puntada final para Djokovic

El precio de perder el primer set estando tan cerca fue el más costoso para Dimitrov. Tanto, que se hizo notorio en su juego el descenso progresivo en su nivel. Ya no conectaba con tanta efectividad las derechas que presionaron a Djokovic minutos antes. Y su arma de contención, el slice, comenzaba a fallar.

Mientras tanto, Novak seguía correspondiendo al aplomo de su juego, que como se sabe, se alimenta de puntos como los protagonizados en el tiebreak. A partir de ese momento, se hizo presente la puntada que le hacía falta para lograr la plenitud en su juego.

Djokovic busca su título 34 en Masters 1000 tras acceder a la final de Paris-Bercy
La elasticidad, otra de las enormes cualidades del juego de Novak Djokovic. Imagen: @ElDeportivoLT

Cada vez se hacía más notorio el asentamiento del serbio en la cancha, mientras que el cansancio se apoderaba de Grigor. Y esto se evidenció en el quinto juego del parcial (2-2).

En ese momento, se generaron las únicas dos oportunidades de quiebre de todo el partido a favor del N°1 del mundo. Tal y como se reseñó al principio, la segunda de ellas fue la que necesitó para adelantarse de una vez por todas si no quería riesgos como los que ya había vivido en el partido.

En solo cinco juegos del segundo set, Dimitrov ya había cometido la misma cantidad de errores no forzados con su derecha que en todo el set anterior. Con ello se evidenciaba la caída mental que influyó en la precisión del juego del búlgaro.

Errores no forzados de derecha en el quinto game del segundo set. Imagen: ESPN

Precisamente una pelota enganchada con su derecha, que resultó fuera de la cancha, decretó el 3-2 y servicio para Djokovic.

Sin mayor resistencia, Djokovic selló el triunfo

De ahí en adelante, Novak solo necesitó de recurrir a ubicar la pelota en los espacios que le dejaba su rival, para aprovechar la profundidad de la mejor forma posible.

Lo único que pudo hacer Dimitrov después de aquel quiebre sufrido, fue conectar algunos aces al centro de la cancha y una volea ejecutadas con maestría dignas de que el público que pusiera de pie; incluso, para que se robara los aplausos de Nole.

Sus fuerzas ya no fueron suficientes y su tenis ya no pudo alimentarlas. Solo fue cuestión de que el partido continuara su cauce para que fuera cerrado con varios saques abiertos de Djokovic.

Ya estando arriba 5-4 y servicio a favor, le dio el cierre perfecto al juego con tranquilidad. Incluso, una devolución inefectiva de Dimitrov fue quien le entregó el tiquete a la final.

Así las cosas, no hubo chance para más, y con un 6-4 final en la mitad del tiempo que se empleó en el set anterior (39 minutos), se decretó el set y el partido para el ganador de un Masters 1000 este año. 7-5(5) y 6-4 el marcador final para Djokovic que, tras el infortunado anuncio de walkover de Rafael Nadal, enfrentará mañana al canadiense Denis Shapovalov. 

Los datos de la final

Esta es la final N°50 de torneos Masters 1000 que alcanza Djokovic, quien busca volver a ganar un torneo de esta categoría como no lo hace desde que se llevara el cetro de Madrid en mayo.

Djokovic busca su título 34 en Masters 1000 tras acceder a la final de Paris-Bercy
Djokovic: 50 finales de Masters 1000. Imagen: @atptour.

Por otra parte, la serie entre el N°1 del mundo y Shapovalov (28°) se encuentra 3-0 para el primero. Shapovalov, quien aseguró que «No tengo nada que perder en esta final», espera llevarse su primer enfrentamiento ante el serbio, y de esta manera, tener la experiencia de ganar por primera vez uno de los torneos más importantes del calendario.

3-0 la serie en favor de Djokovic ante Sshapovalov. Imagen: atptour.com

Mientras tanto, Djokovic espera tomarse revancha al no poder llevarse el torneo el año pasado tras su caída ante Karen Khachanov. 

Todo listo para mañana con solo una semifinal de las dos semifinales completadas. El trofeo del gran árbol espera ser levantado para cerrar el 2019 en cuanto a Masters 1000 se refiere.

 

Imagen destacada: mundodeportivo.com

 

 

Síganme en Twitter como @Jordan19_07 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *