ATP Crónica Tenis

El ídolo local jugará la final de Viena

Dominic Thiem superó en un auténtico partidazo de tenis al italiano Mateo Berrettini que se llevó el primer parcial y que por momentos rozó la perfección, pero ante el empuje del jugador local espoleado por su público, acabó cediendo en tres mangas por 3-6, 7-5 y 6-3.

Berrettini muy sólido se lleva la primera manga

El primer parcial estuvo dominado por el italiano que se mostró muy sólido desde el fondo y muy duro mentalmente ante un jugador austriaco demasiado errático e irregular. En el segundo turno de saque, el austriaco fue incapaz de encontrar su juego y cedió su servicio ante el italiano mucho más sólido y efectivo (1-2).

El italiano fue capaz de consolidar su servicio y ponerse 1-3, sin dar oportunidad a su rival, que fue poco a poco recobrando la confianza consiguiendo revertir la situación para igualar de nuevo a 3 tras un gran juego desde el fondo de la pista. Pero el austriaco no conseguía ser regular y volvía a ceder su saque en favor del italiano que se mostraba mucho más frío en los momentos importantes.

El transalpino no dudaba con su saque y se colocaba 3-5 y restando para llevarse la primera manga. Thiem daba muestras de su gran calidad pero no era capaz de cerrar el juego y el italiano, a la segunda opción de ganar el set, no falló y se situó con ventaja.

Thiem se lleva el segundo parcial ante el fervor local

La segunda manga arrancaba con el italiano mucho más concentrado que su rival y sin dar la mínima opción de rotura a Thiem hasta el quinto juego, cuando el austriaco apretó y se colocó con tres bolas de break espoleado por su público, Berrettini fue capaz de salvarlas apoyado en su gran servicio, su principal arma en el partido, pero a la cuarta, Thiem consiguió romper el servicio de su rival (3-2).

El austriaco protagonizaba por momentos una exhibición de juego ante el deleite del público y se ponía 4-2 consolidando su ventaja, pero el transalpino no se dejaba llevar por el vendaval de su rival y conseguía mantener su servicio a la espera de opciones de break.

La exhibición del jugador local continuaba, pero su rival no cedía y ante el mínimo error del austriaco, se colocó con opción de rotura para igualar el set a 4, opción que no desaprovechó ante la incredulidad de Thiem que no se explicaba los errores que cometía en momentos clave.

Berrettini no dudó con su saque y se colocó 4-5, con la oportunidad de cerrar el partido al resto, pero el austriaco se mostró muy seguro al servicio e igualó el set a 5. Con el saque del italiano, Thiem vuelve a levantar al público con sus golpes y se sitúa con bola de break que no desaprovecha ante el fervor de la grada, que por momentos parecía propia de un partido de Copa Davis. Con la oportunidad de mandar el partido al tercer parcial, Thiem no falló y cerró la segunda manga con su saque.

Antes de comenzar la tercera manga, ambos jugadores se retiraron a vestuarios para prepararse para la batalla que deparaba un último parcial de infarto.

Thiem arrasa a su rival con un gran juego ante su público

Apoyado en su servicio, Berrettini conseguía mantener la ventaja, aunque se le empezaba a ver síntomas de cansancio mental y físico, que su rival aprovechaba para castigar con largos peloteos que caían de su lado.

A pesar de la ventaja física del austriaco, Berrettini, se acogía a su gran saque para conseguir ganar sus servicios, salvando varias opciones de rotura, pero renunciando a disputar puntos largos. El austriaco era muy superior a su rival en los intercambios pero no era capaz de romper el servicio del transalpino, cosa que consiguió en el séptimo juego.

Con 3-3 en el electrónico, servía el italiano para seguir con ventaja, pero la solidez que le había caracterizado todo el partido le abandonó en los momentos más importantes y cedía opciones de rotura que conseguía salvar con su saque, pero en cuanto el punto era más largo, el italiano no podía aguantar el ritmo del austriaco que le rompía el saque para ponerse 4-3 arriba.

Tras la vuelta por la silla, Berrettini trataba de agarrarse al partido con grandes golpes y tratando de sacar fuerzas de donde no las había, pero el austriaco no estaba dispuesto a perder su opción de jugar su primera final en el torneo de casa y conseguía mantener su servicio tras un prometedor 0-30 en favor del italiano.

Con 5-3 arriba y el austriaco al resto, Thiem comenzaba el juego mostrando un gran nivel desde el fondo, que su rival no podía igualar y con grandes golpes, conseguía situarse con dos pelotas de partido, con un nivel físico pletórico, flotando sobre la pista, cerrando el encuentro a la segunda opción.

Tras un partido durísimo, de gran nivel y más de dos horas y media en pista, el austriaco disputará su primera final en Viena ante su público. Enfrente, tendrá a Schwartzman o a Monfils que serán los protagonistas de la segunda semifinal.

@c_herranz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *