ATP Crónica Tenis

¡Idilio en Newport! John Isner gana su cuarto título allí, y sigue vigente.

John Isner volvió a decir presente en la escena élite del tenis mundial. El tenista norteamericano se coronó campeón en el ATP 250 de Newport tras vencer al kazajo Alexander Bublik. Lo hizo con parciales 7-6(3) y 6-3 en 1 hora y 15 minutos de partido.

Este, es el cierre al telón de la la gira sobre césped en el calendario del ATP world tour. ¡No todo terminó luego de Wimbledon, el Grand Slam de la catedral!, aún quedaba una emoción más sobre esta icónica superficie.

Casi exactamente hace un año, el a partir de hoy N°14 del mundo, ganaba su más reciente título en su carrera, consiguiendo el ATP 250 de Atlanta. Luego de 357 días, volvió a levantar un nuevo trofeo, el decimoquinto desde que se convirtió en profesional en 2007.

Con esto, Isner se adjudica su cuarto título en Newport (el segundo que más veces ganó, después de Atlanta), y se convierte en el más veces ganador de este torneo. Además, el Hall of fame open es el único título que el espigado estadounidense consigue sobre césped.

Su primer título como padre. John Isner es el campeón de Newport 2019. Imagen: @ATP_Tour.

Este nuevo trofeo, representa un bálsamo para el nacido en Carolina del Norte. Este, era apenas el segundo torneo que jugaba luego de haber sufrido una lesión en el mes de abril, luego de perder la final del Masters 1000 de Miami ante Roger Federer.

Definitivamente es un regreso triunfal para el gigante estadounidense. El pasado 31 de marzo había jugado su último partido de tenis de 2019, cuando sufrió una lesión ósea. Para ser más exactos, una fractura en su pie izquierdo mientras disputaba aquella final para defender su título en Miami. Como él mismo lo señala:

«Prácticamente estuve sin movilidad un buen tiempo. No toqué ni una bola durante 10 semanas, y no empecé a entrenar hasta una semana antes de Wimbledon. Fue duro, pero nunca me obsesioné bajo ningún concepto».

Además, Isner tuvo una revancha algo curiosa. Antes de arribar a su suelo patrio, cayó derrotado en su regreso a las canchas en Wimbledon ante otro kazajo. Esta vez, Mikhail kukushkin fue su verdugo en la segunda ronda, al vencerle tras cinco sets, como suele ser siempre, en uno de sus maratónicos encuentros en esta clase de torneos.

El camino a la final

El cuadro de Isner

Antes del encuentro final, John Isner tuvo un torneo bastante reñido. Todos sus cuatro partidos se definieron en tres sets. Mientras que dos de sus cuatro encuentros disputados, tuvo que ganarlos tras comenzar perdiendo el primer set.

El norteamericano llegó a este torneo por la vía del wildcard; ya invitado, y luego de su condición de primer sembrado, no disputó la primera ronda. En la segunda ronda, Isner dio cuenta del polaco Kamil Majchrzak por 6-4, 6-7(5),6-3. Ya en los cuartos de final, derrotó al australiano Matthew Ebden por 4-6, 6-3 y 6-4. En semifinales, y tras una larga lucha de 2 horas y 44 minutos, derrotó a Ugo Humbert, por 6-7(4), 7-6(5), y 6-3.

El cuadro de Bublik

Por su parte Bublik, el rival de Isner, también tuvo un torneo bastante complejo de sobrellevar. Los cuatro partidos previos a este último escalón, se dirimieron en 3 sets. Además, en dos de las cuatro rondas que disputó, tuvo que levantarse de un set en contra; uno de esos partidos, con un 0-6 a bordo.

En primera ronda, superó al australiano Alex Bolt por 6-4, 2-6 y 7-6. Luego, se deshizo del serbio Victor Trioki con parciales 3-6, 6-3 y 6-3. En cuartos de final, tuvo su encuentro más particular, pues derrotó a Tennys Sandgren por 0-6,6-3 y 6-0. Por último, en su paso previo a la gran final, se impuso a Marcel Granollers con parciales 7-6(5), 6-3 y 6-4.

Isner, de 34 años, y Bublik, de 22, protagonizaban un duelo inédito. Se enfrentaban por primera vez, en un nuevo duelo generacional.

Una nueva oportunidad en la que se enfrentaban la experiencia, a la juventud de un NextGen. También, esta era la primera final de Bublik como profesional

¿Que estaba en juego?

  • Isner, a sus 34 años, iba en búsqueda de su título N°15
  • El norteamericano apuntaba a su 4° título en Newport, tras los obtenidos en 2011 vs Oliver Rochus (6-3, 7-6); 2012 vs Lleyton Hewitt (7-6, 6-4); y 2017 vs Matthew Ebden (6-3, 7-6).
  • No sería su 4° título solamente. De ganar, a sus cuatro títulos en sencillos, Isner añadiría el obtenido en dobles junto a Mardy Fish. En 2008, derrotaron a Rohan Bophana/Aisam Qureshi por 6-4 y 7-6
  • Isner se situaba junto a Greg Rudeski y Vijay Amritraj como los máximos ganadores con 3 títulos.

El partido

Las claves del encuentro para que Isner se hiciera suyo su primer título del año, estuvieron en su servicio y en la efectividad.

El norteamericano logró, como siempre, hacer que su primer servicio le dejara réditos, con un 79% de primeros servicios. Además, supo convertir las tres oportunidades de quiebre que se le presentaron.

Primer set. 

Pese a que Isner avisaba, Bublik fue quien golpeó primero en el partido. Finalizando el primer set, tuvo una oportunidad de oro. En el 11° game (5-5, Isner al servicio), el Kazajo quebró por primera y única vez tras un error no forzado de revés de su rival, y tenía en sus manos la definicion del parcial.

No obstante, los nervios propios de disputar una primera final, hicieron mella. Con una doble falta, el nuevo N°71 del mundo desperdició una chance dorada de irse adelante en el encuentro, y permitió que las cosas se definieran en un tiebreak. 

Nada más peligroso que tener que definir un set contra Isner por esta vía, y más si se afronta una primera experiencia en finales. Más de 11.000 aces y 72% de puntos ganados con su servicio, hacen del jugador de 2.08m alguien casi invencible en los desempates.

Y sin traicionar esa referencia, uno de los protagonistas del partido más largo en la historia del tenis, se llevó el primer set.

7-6(3) en 44 minutos, y un trámite en el que Isner hizo gala de su juego de saque y volea, y una potente derecha para consolidarse en el desempate. Bublik por su lado trató de contrarrestar vía passing shots

Algo curioso, fueron dos servicios que ejecutó Bublik al estilo underarm. Definitivamente, el Kyrgios style impuso una tendencia en el circuito.

Segundo set

Ya para el segundo set, Isner arrancó imponiendo su típico juego basado en el servicio. Los aces a granel se hacían presentes para sustentar las aspiraciones del norteamericano. Mientras que cuando debía devolver, intentaba presionar la derecha de su rival llevándolo a los extremos con apertura de ángulos.

Bublik no hacía lo suficiente por romper el libreto de Isner, y configuraba un partido plano en el que había pocos destellos.

Poca brillantez en la ejecución de los golpes hacían que se viera un juego sin mayores incidencias. Además, lo poco que el kazajo intentaba, se resumía en más servicios underarm que ya no causaban sorpresa.

A pesar de que Bublik intentaba acortar los puntos con subidas a la red, mediante sobrepiques o drop shots, no logró gran diferencia. Y los fantasmas del set anterior volvieron a aparecer para nublar.

Una nueva doble falta le otorgó el segundo quiebre a Isner en el quinto game (2-2, Bublik al servicio). De a poco, se acababa el sueño.

Isner confirmó el quiebre y se fue en ventaja. Si bien no podía darle vuelta al partido, Bublik fue quien le brindó al partido algo distinto, con ejecuciones fuera de lo normal, como un engaño de smash que terminó en un drop shot, en el séptimo game (3-3, Bublik al saque), algo poco usual, pero atractivo de ver.

Sin muchos pasajes adicionales por comentar, el set siguió su cauce: saques directos o abertos de Isner, para definir ya sea con volea o smash. Por su parte, Bublik con maniobras que se dirigían más al espectáculo pero no para hallarle una vuelta al encuentro.

En el noveno game llegó la definición. Isner dio el último golpe, al quebrar el servicio de su rival por última vez. Uno de varios servicios debajo del brazo que ya había ejecutado Bublik, se presentó en un 15-40.

Entendiendo que ya no había marcha atrás, el Kazajo ejecutó dicho tiro, y una respuesta de Isner que obligó a una volea sin fuerza, le dejó espacio para acabar las cosas con un passing de derecha. 

Así las cosas, un 6-3 final, le dió a Isner la tranquilidad de volver a encontrarse con la gloria. El estadounidense conquistó su cuarto torneo en Newport y su 15° torneo en el ATP tour.

Una nueva muestra en esta era del tenis en la que la veteranía es más que vigente ante una juventud que no termina de aplomarse.

John Isner aún sigue vigente en el tour. Imagen: @TennisHallOFame.

 

Imagen destacada: @ATP_Tour.

 

Síganme en Twitter como @Jordan19_07 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *