Ciclismo Crónica Tour de Francia

Van Aert se consagra en el seísmo de Albi

Wout Van Aert (Jumbo Visma) se ha estrenado en el Tour imponiendo su punta de velocidad ante Elia Viviani (Deceuninck- Quick Step) y Caleb Ewan (Lotto Soudal) en Albi , en una etapa en la que los abanicos hicieron temblar a parte de los favoritos de la clasificación general.

La décima etapa del Tour de Francia conectaba en un recorrido de 217,5 Kms las localidades de Saint Flour (donde ganó David Echevarría en 1999 y Luis León Sánchez en 2011) y Albi, la capital de los cátaros.

La etapa dejaba el macizo Central francés y descendía progresivamente hasta la ciudad natal del pintor Toulouse Lautrec,  presentando cuatro cotas de escasa dureza (tres de 3ª categoría y una de 4ª). Un perfil que a priori no hacía pensar en movimientos en la clasificación general, máxime en vísperas del primer día de descanso del Tour.

https://www.letour.fr/es/etapa-10

A los 4 kms de la salida, 5 corredores logran abrir hueco con el pelotón:  Tony Gallopin (AG2R La Mondiale), Natnael Berhane (Cofidis), Anthiny Turgis (Direct Energie), Mads Würtz Schmidt (Katusha-Alpecin) y Odd Christian Eiking (Wanty-Gobert). Al poco, Michael Schär (CCC), se les unió formando un sexteto que protagonizó la escapada del día.

Los fugados llegaron a tener 3 minutos de ventaja, pero el pelotón controló perfectamente la diferencia. Los escapados fueron repartiéndose los puntos de las cotas y del sprint intermedio, mientras Jumbo Visma iba recortando las diferencias. La escapada terminaría a 25 kms de meta en plena refriega de los patricios provocada por los abanicos.

A 60 kms de meta comenzó a soplar el viento de costado con Ineos y Bora-Hansgrohe dando el primer latigazo. A falta de 40 kms, los equipos Education 1st y Movistar tomaron el relevo y comenzaron a imprimir un fuerte ritmo al pelotón, a continuación se sumó Deceuninck- Quick Step y todo saltó por los aires.

La carretera estrecha y el viento fueron letales para algunos de los favoritos, quedándose cortados Jakob Fulgsang (Astana Proteam), Tibaut Pinot (Groupama FdJ), Rigoberto Urán (Education 1st), Richie Porte (Trek-Segafredo) y George Bennet (Jumbo Visma) que aún se quedaba más descolgado.

Restaban más de 35 kms para meta, cuando Ineos, Movistar y Deceuninck- Quick Step relevaban con todas sus fuerzas relamiéndose ante el botín que divisaban en meta. Los damnificados tardaron en organizarse para frenar la sangría de tiempo que les iban cayendo.

Por delante el grupo de los elegidos con el líder Julien Alaphilippe (Deceuninck- Quick Step)  y el campeón del mundo Alejandro Valverde relevando junto con los hombres de Ineos para aumentar la hemorragia de tiempo.

Etapa aparentemente tranquila que se había transformado en una persecución sin cuartel camino de Albi. Por una vez Movistar no se veía sorprendido en este tipo de etapas, con sus dos líderes Nairo Quintana y Mikel Landa perfectamente colocados en el grupo cabecero.

A 17 kms de meta llegó el infortunio y el fatalismo que parece que persigue al corredor alavés, a 17 kms de meta, se le echó encima Warren Barguil (Arkea Samsic) empujándole a la cuneta con la carrera lanzada. Afortunadamente para Landa unos espectadores amortiguaron el golpe, pero la sangría de tiempo no tardó en llegar, a pesar de que pararon todos los gregarios de Movistar para ayudarle. Finalmente Landa se dejó en meta 2:09, que sumado a lo que había cedido, hacen que llegue a la crono con más de 4 minutos perdidos.

Los 15 kms del final lo único que hicieron fue intensificar la tensión y aumentar las diferencias entre el grupo delantero y el resto de grupúsculos que se habían formado con muchos damnificados.

En la meta, Van Aert sorprendía a los mejores velocistas del pelotón cabecero dando la cuarta victoria al Jumbo Visma en la presente edición del Tour. Van Aert lograba así su primera victoria en el Tour de Francia, confirmando todo lo bueno que venía apuntando a lo largo de la temporada este joven corredor campeón del mundo de ciclocrós.

En cuanto a la lucha por la general, Ineos ha asestado un golpe de mano maestro en una jornada sin aparente trascendencia. Gerraint Thomas y Egan Bernal, pasaban a ser segundo y tercero de la clasificación general a 1:12 y 1:16 de Alaphilipe respectivamente.  En cuanto a los favoritos damnificados en Albi, Pinot, Porte, Urán y Fulgsang cedían 1:40, Mikel Landa y Fabio Aru 2:09, y Bennet 9:41. Ver clasificaciones aquí.

Mañana martes, el Tour vivirá su primera jornada de descanso, jornada para reponer fuerzas tras la paliza de Albi, y para pensar las estrategias a seguir después de una jornada mucho más decisiva de lo que parecía.

 

Reflexión tras la jornada de Albi.

Parecía que el Tour de Francia iba a llegar más abierto que nunca al ecuador de la carrera. Sin embargo, la etapa llana de Albi ha clarificado bastante la clasificación general en favor de los de siempre: el equipo Ineos con sus mejores bazas Thomas y Bernal perfectamente situados en la general (segundo y tercero respectivamente).

Ojalá me equivoque, pero en mi humilde opinión, la crono y la montaña lo único que harán será ampliar las diferencias con las que han llegado Thomas y Bernal al primer día de descanso.

El Tour no es aburrido como se puede pensar, simplemente por su nivel de competitividad y dureza saca a relucir las vergüenzas de los más débiles mucho antes que la Vuelta y el Giro. El Tour no perdona la debilidad ni el error.

«Casualmente», los campeones de la prueba son los que menos pinchan y los que menos se caen, y cuando lo hacen se reponen y enlazan como Thomas en la etapa del sábado (St Étienne), o como Armstrong cuando «atajó» por un barranco camino de Gap en 2003.

Me gustaría compartir una definición del Tour que me regaló un buen amigo: «el Tour es un Miura que embiste cada día y nadie se libra ni siquiera el líder que también lo padece» aunque algo menos que los demás me atrevería a añadir.

El Tour no perdona el más mínimo signo de debilidad y camino de Albi se ha podido comprobar. Los corredores más fuertes del mundo se han batido el cobre, todos estaban avisados del viento, pero sólo los mejores han tenido el poderío y la facilidad de estar en cabeza dominado la carrera en los momentos clave de la carrera.

Como reflexión para el día de descanso, al margen de Bernal y Thomas, cabe destacar el buen inicio de Nairo Quintana indemne tras las duras jornadas acontecidas. Steven Kruijswijk , Emanuel Buchmann, Adam Yates y Dan Martin tampoco han cedido excesivo tiempo. Enric Mas ha pasado con nota su debut en el Tour, no se le puede exigir más al joven talento mallorquín.

En cuanto a los franceses, Tibaut Pinot ha echado a perder en Albi su mejor inicio de Tour, esperemos que no le pese en las jornadas venideras. En cuanto a Julien Alaphilippe, está superando todas las expectativas, nadie le ha regalado nada y su amarillo es más que merecido. Su irregularidad nos hace pensar que tarde o temprano cederá su preciosa corona a alguno de los hombres de Ineos, pero el destino no está escrito y tiene una buena oportunidad para desafiar a las casas de apuestas.

El viernes los corredores afrontarán la crono de Pau, y el fin de semana llegarán los Pirineos, donde podremos comprobar las fuerzas reales de los aspirantes al podio de París. (Ver  el recorrido aquí ).

Síganme en @cicloencicloped y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *