ATP Opinión Tenis

Un renovado Murray de vuelta al juego

Tras un largo periodo de recuperación a causa de una lesión en la cadera, el escocés de treinta y dos años, Sir Andy Murray, reapareció en la temporada de césped 2019 para sorprender en esta nueva etapa de su carrera.

Cuarenta y una semanas en el número uno del ranking 2016, tres Grand Slam (USA Open 2012, doble triunfador de Wimbledon 2013 y 2016), Medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, entre otros muchos triunfos, lo llevaron a formar parte de The Big Four junto a Roger Federer, Novak Djokovic y Rafael Nadal, debido al exigente trabajo que esto representa, el esfuerzo cobró factura.

Tras una serie de declaraciones hechas por el propio jugador, en el 2018 hizo del conocimiento público su retiro temporal, el tener esperanza en terminar con el constante dolor que sufría y poder reaparecer en las canchas del prestigioso torneo de Wimbledon 2019 donde planeaba dar fin a su carrera.

En los siguientes meses, el dolor físico se redujo y la rehabilitación progresó favorablemente. Publicaciones en las redes sociales mostraban a un Andy optimista, satisfecho con el constante trabajo, y mejor aún, mostró el lado humano del Sir.

Comentó que el periodo de descanso del deporte lo disfrutaba junto con su familia y le permitió meditar sobre el volver a jugar al tenis, esta vez, sin la carga psicológica que representa la competencia, declaró que de regresar sería para disfrutar de lo que más le gusta hacer en la vida.

El pasado mes de junio, el esperado retorno del escocés a las pistas de hierba se consolidó. Un Murray maduro y en conciencia de su situación física, se decidió por el dobles masculino del Torneo de Queens, la dupla con el español Feliciano López los hizo alcanzar el triunfo frente a Joe Salisbury y Rajeev Ram.

El camino a Wimbledon estaba abierto, no como él lo esperaba, la opción del individual masculino no pudo ser, sin embargo dobles masculinos y mixtos cubrieron las expectativas de estar presente en el que él llama su torneo predilecto.

La dupla con el francés Pierre-Hugues Herbert no terminó por acoplarse y fueron eliminados en la segunda ronda. Pero los reflectores nuevamente se encontraron sobre el tenista al anunciar a la multicampeona Serena Williams como su pareja en mixtos. Las expectativas fueron altas, el deseo de muchos aficionados por ver a estos dos grandes jugar juntos llevó a los organizadores del torneo a asignarles la cancha central y televisar el partido. Se les vio cómodos, disfrutando al igual que el público, sin embargo, fueron eliminados en octavos de final frente a los favoritos Nicole Melichar y Bruno Soares  en parciales de 6/3 4/6 6/2. Como en todas las parejas, la comunicación y la coordinación son elementos fundamentales. Con esto terminó su paso por Wimbledon, la idea de su retiro queda en el aire.

Nadie dijo que el comienzo de una nueva etapa fuera sencillo. Los que gustamos del juego de Sir Andy Murray, su potente revés a dos manos y su arsenal técnico, estamos contentos con su regreso, nos ha demostrado una vez más de qué está hecho, su recuperación física, su actitud positiva y su madurez como jugador nos hacen desear que continúe activo mucho tiempo más en las canchas.

Síganme en @miriam_nosti y sigan toda la información deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en instagram: sextoanillo .

Foto vía: @QueensTennis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *