Crónica Gimnasia Artística Más Deporte

El Minsk Arena, rendido ante Beliavskiy

Esta tarde se han celebrado en Minsk, Bielorrusia, las finales individuales masculina y femenina de los II Juegos Europeos. En una igualada carrera hacia el oro, ha sido el ruso David Beliavskiy quien ha esprintado primero y ha conseguido quitarse la espinita clavada del oro individual que se le llevaba resistiendo 6 años.

Con Beliavskiy (Rusia), Poliashov (Rusia), Artur Davtyan (Armenia) y nuestro representante Néstor Abad en elgrupo de los favoritos, los ucranianos Oleg Verniaiev y Petro Pakhniuk en el segundo grupo y nuestro otro español, Joel Plata, en el tercero, comenzó la tarde en el  Minsk Arena.

 

Pequeños errores en las primeras rotaciones

 

Abrió la lata Beliavskiy sacando ambos pies en su primera diagonal. Esa penalización de 0.3 lo mantuvo lejos de la cabeza en la primera rotación. Verniaiev, sin embargo, comenzó en uno de sus dos mejores aparatos, el caballo con arcos. Así, el ucraniano aprovechó para crear cierta distancia en el marcador. Su compatriota, Pakhniuk, se desenvolvió de igual manera. También en suelo comenzó Néstor Abad, y lo hizo de la mejor manera posible, clavando el doble carpado adelante. Con todas sus diagonales perfectamente marcadas, el alcoyano terminó la primera rotación en segundo lugar, solo superado por Verniaiev. Joel Plata, por su parte, comenzó en anillas con un ejercicio bien ejecutado y de dificultad moderada.

La mala suerte se cebó con Néstor en la segunda rotación. El gimnasta español, que acabó cuarto en la jornada de clasificación, sufrió una caída durante su ejercicio de caballo con arcos que le privó prematuramente de la lucha por las medallas. Tampoco fue la mejor rotación para Verniaiev, quien sentó su salida tras un gran ejercicio de anillas. Pakhniuk, sin embargo, no falló y se colocó por delante. En caballo con arcos, luces y sombras para los rusos: mientras Beliavskiy iniciaba su remontada con un elegante ejercicio en el que brilla su celebérrimo molino ruso a una mano sobre una de las grupas, Vladislav Poliashov se caía en el mismo elemento en que lo hizo en la clasificación. Plata ejecutó un muy correcto Yurchenko doble.

 

Dominio ucraniano durante cuatro rotaciones

 

En salto, Verniaiev dio unos pequeños pasos en la recepción de su Dragulescu (paloma con mortal adelante agrupado con medio giro), mientras que Pakhniuk clavó su Kasamatsu con pirueta. Ni los rusos ni Abad fallaron en anillas.

Dos especialistas como Verniaiev y Pakhniuk no podían permitirse dejarse ni una décima en paralelas, y no lo hicieron, siendo el único error de bulto una imprecisión en el healy a una barra del primero. Seguros, elegantes y precisos, se pusieron primero y segundo. En salto, Beliavskiy dio un paso atrás en su Tsukahara doble en carpa y Néstor Abad dio un saltito en el Tsukahara doble extendido.

Un final abierto

 

Por fin pudimos ver una barra de Verniaiev sin fallos. Comedido en sus sueltas y con una dificultad algo inferior al resto de aparatos, el ucraniano estuvo seguro en el Tkachev con agarre cruzado y clavó la salida. Su compañero de selección tampoco defraudó e hizo alarde de flexibilidad en sus diferentes Tkachevs. Beliavskiy, limpio como siempre en paralelas, aterrizó con delicadeza su salida epónima.

Beliavskiy en paralelas (via @UEGymnastics)

En la última rotación podía pasar de todo. Verniaiev iba a la cabeza, pero venía de su peor aparato (barra) e iba a suelo, que tras su operación de tobillo, no es el aparato en el que se encuentra más cómodo. No obstante, fue preciso en prácticamente todas sus diagonales y se colocó en una momentánea primera posición. Le siguió Pakhniuk con otro gran suelo. Tras un pequeño parón provocado por el susto de la tarde —una aparatosa caída que dejó mareado a Marios Georguiou y que provocó que el chipriota fuera evacuado en camilla—, Néstor nos regaló una muestra de su elegancia en barra para dar paso al desenlace: Poliashov, con un gran ejercicio, le arrebató finalmente el bronce a Pakhniuk, mientras que Beliavskiy, con un extraordinario molino a una mano y unas dislocaciones que dejan sin habla, hizo lo propio con Verniaiev y el oro. Finalmente, los dos rusos adelantaron a los dos ucranianos en sus dos batallas particulares.

Buena actuación española

 

Después de una pelea de infarto, David Beliavskiy pudo conseguir finalmente en Minsk un oro individual que se le venía atragantando desde el europeo de 2013. Y lo hizo en detrimento de Oleg Verniaiev, campeón de la primera edición de los Juegos Europeos en Baku 2015 y quien poco a poco va recuperando la forma perdida tras la cirugía a la que se sometió en enero. El jovencísimo Poliashov venció esta vez al experimentado Pakhniuk, quien ha dejado atrás su faceta de especialista en paralelas y se ha reconvertido en gimnasta completo por pura necesidad del equipo ucraniano.

En cuanto a los gimnastas españoles, Néstor Abad no pudo conseguir una medalla  por culpa de la inoportuna caída en caballo con arcos. Al margen de ese error, fue uno de los gimnastas que mejores notas de ejecución consiguió. Joel Plata, con un futuro prometedor por delante, se vio algo precipitado en barra, pero dejó buenas marcas en salto, suelo y anillas. Finalizaron sexto y duodécimo respectivamente.

Pueden consultarse los resultados completos en la web oficial de los II Juegos Europeos de Minsk.

Fotos vía twitter.com/UEGymnastics

Vídeos vía María Ruiz

Síganme en @artisticgimnasi y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Sextoanillo, y el Facebook Sexto Anillo.

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *