Atletismo Crónica Más Deporte Noticias

Diamond League Roma: Sorpresas vs confirmaciones

El atardecer del 06 de junio fue testigo de excepción de la cuarta prueba de la Diamond League que se celebró en el mítico Estadio Olímpico de la monumental ciudad de Roma.

A pesar de las alturas de la temporada a las que estamos, la Golden Gala Pietro Menea nos ofreció momentos de mucha calidad y pudimos disfrutar de bonitos duelos.

Javalina femenina. (Confirmación)

El concurso confirmó el favoritismo de la china Huihui Lyu, que venía en gran estado de forma y que, con un lanzamiento de 66.47m, se hizo con el triunfo, seguida de la turca Eda Tugsuz, a más de 2m de distancia (64.51m). Completó el podio la letona Lina Muze, con 63.72m.

 

Peso masculino. (Confirmación)

Fantástica prueba la que se pudo presenciar en el sector de lanzamientos. Cinco atletas superaron sobradamente los 21m sucediéndose los “Season Best”. El brasileño Darlan Romani lideró la prueba con 21.68m hasta el quino turno, donde apareció la magia del polaco Konrad Bukowiecki, que con 21.97m (marca personal y récord del meeting) sentenció la prueba. En el último intento Darrell Hill se colocó segundo con 21.71m.

 

Longitud femenina. (Sorpresa)

El foso de la longitud nos ofreció una bonita sorpresa protagonizada por la atleta de Heidelberg, Malaika Mihambo. La alemana realizó un concurso muy constante, rondando los 7m en cada intento hasta que en el cuarto salto se fue a los 7.07m, que le dieron la victoria con mejor marca personal y marca de la temporada. Por detrás se disputaban las posiciones de honor entre la gran favorita, Brittney Reese (EEUU), finalmente tercera con 6.76m y la mediática Caterine Ibargüen (Colombia), segunda con 6.87m. Lejos de su estado de forma óptimo pudimos ver a la superclase Spanovic (6.62m) o a Proctor (6.30m)

 

Pértiga femenina. (Sorpresa)

Pasamos de una sorpresa en longitud a otra en el salto con pértiga. La prueba evidenció el poco rodaje de las pertiguistas que con saltos no demasiado altos plagaron de marcas personales de la temporada los marcadores. 4.66m fue la altura que logró superar el grupeto de favoritas entre las que estaban Morris, Stefanidi, Nageotte, Silva, Peinado o Bengtsson. A partir de ahí, con el 4.76m empezaron a sucederse los saltos nulos, pudimos ver hasta 20 seguidos, que acabaron con las posibilidades de todas menos de la sueca Angelica Bengtsson que consiguió franquear la altura maldita en su tercer intento. Ese salto supo a gloria ya que significó mejor marca personal y récord nacional de Suecia, además de la victoria en la prueba.

Foto: olympicchannel.com

400m vallas femeninos. (Confirmación)

Dejamos las sorpresas a un lado y pasamos a las confirmaciones. La gran favorita Dalilah Muhammad (EEUU) no dejó lugar a la duda y se impuso con 53”67 en una cómoda carrera a su compatriota Shamier Little, que paró el crono en 54”40.

 

Altura masculina. (Sorpresa)

Por fin llegó uno de los momentos más esperados por los aficionados locales, la aparición del carismático saltador italiano Marco Tamberi. A falta del gran dominador de la disciplina, el qatarí Barshim, el concurso se preveía muy disputado y así fue. Como sucedió en la pértiga femenina, hasta cinco atletas se quedaron en la altura previa a la ganadora. En este caso Bondarenko, Ghazal, Tamberi, Ivanyuk y Nedasekau consiguieron franquear los 2.28m pero solo el ukraniano Bohdan Bondarenko consiguió superar los 2.31m, para alzarse con la victoria y, lo más importante, recuperar sensaciones después de un periodo complicado para el gran saltador.

Foto: colombo/FIDAL

800m masculinos. (Sorpresa)

Amos, Kinyamal, Kszczot, Lewandowski, Rotich, McBride…   Gran plantel el que se dio cita para cubrir las dos vueltas a la pista, mal se tenía que dar para no presenciar una bonita prueba… y así fue, vimos un final apretadísimo entre el botsuano Nijel Amos (1’43”65), el canadiense Brandon McBride (1’43”90) y el estadounidense Donavan Brazier (1’43”63), siendo este último el que se alzó con la primera posición dando la sorpresa en el tartán romano.

Foto: olympicchannel.com

Triple salto masculino. (Confirmación)

El triple contaba con un atractivo añadido para los aficionados españoles al incluir en sus participantes al castellonense Pablo Torrijos, que no tuvo su tarde y no pudo pasar a la mejora ya que sus 16.26m no fueron suficientes. Por la parte alta de la clasificación pudimos ver un bonito duelo entre el portugués Pichardo, que se quedó en 17.47m y el norteamericano Craddock. La consistencia de éste último le dio el primer puesto con 17.50m. Destacables son también las marcas personales de Donald Scott 17.43m y de Hugues Zango 17.30m.

 

100m lisos femeninos. (Confirmación)

Sin duda, una de las pruebas estelares de la tarde… Muchísimos kilates reunidos en la línea de salida del hectómetro femenino. Elaine Thompsom, Marie Josee Ta Lou, Aleia Hobbs, Dina Asher-Smith, Jenna Prandini… se disponían a hacer las delicias del respetable y… ¡vaya si lo hicieron! Asher Smith salió como una bala pero en la segunda parte de la carrera apareció la campeonísima Elaine Thompson para mostrar su enorme calidad y llevarse la victoria con un crono de 10”89 (marca mundial de la temporada). La británica Asher-Smith también bajó de los 11 segundos y se quedó en 10”94. Tercera fue Aleia Hobbs (EEUU) con 11”12.

 

Foto: Jean Pierre Durand (IAAF.org)

5000m masculinos. (Sorpresa)

Dominio etíope en la prueba de fondo. Todo apuntaba a la victoria del gran favorito Selemon Barega que empezó muy nervioso la prueba. Tenía ordenado a las liebres un ritmo bastante vivo, se le veía con ganas, incluso haciendo amago de ponerse en cabeza en algunos momentos de la carrera. Obviamente no se fiaba del final de algunos de sus rivales y quería descolgarlos antes de tener que batirse en la última recta. Casi lo consigue… le quedó un rival en el camino, su compatriota de apellido ilustre Telahun Haile Bekele, que sorprendió a propios y extraños con un sprint final poderosísimo para conseguir la victoria sobre la misma línea de meta, parando el crono en 12’52”98 (marca personal y mejor marca de la temporada). ¡Barega se quedó a 6 centésimas! (12’53”04)

Foto: Jean Pierre Durand (IAAF.org)

400m lisos femeninos. (Confirmación)

Poca historia en los 400m femeninos. La gran favorita Salwa Naser (Bahrein) se impuso a su gran rival Shericka Jackson (Jamaica), que pagó su excesivo ímpetu en los primeros compases de la carrera. No es la primera vez que vemos esta situación, siempre con el mismo resultado, Jackson clavada en el último 80 y Naser gestionando mucho mejor la distancia. Resultado: 50”26 por 51”05.

 

1500m femeninos. (Confirmación)

La carrera se preveía como un duelo entre las etíopes Genzebe Dibaba y Gaudaf Tsegay pero la emoción la puso la británica Muir, que demostró estar muy fuerte. Dibaba dominó la prueba hasta el final con 3’56”28 (mejor marca mundial del año), aguantando un último envite de Muir, que hizo marca personal de la temporada con 3’56”73. En la parte trasera del grupo estábamos pendientes de la española Marta Pérez, que buscaba acercarse a los 4’04”20 (mínima para Tokio’20). Corrió muy inteligentemente pero el momento de forma quizá no sea el adecuado todavía, consiguió 4’07”14.

 

200m masculinos (Confirmación)

Sobre el papel, de los duelos más espectaculares que se pueden presenciar. Noah Lyles contra Michael Norman. No vamos a obviar al resto de participantes ya que estaba el campeón del mundo Guliyev, la estrella local Filippo Tortu o los grandes velocistas como Quiñonez o Richards pero la verdad es que todo quedó eclipsado por la pareja norteamericana desde el pistoletazo de salida. ¡No pudo ser más apretada y más espectacular la carrera! Lyles, Norman, Norman, Lyles…Lyles…no ¡Norman! 19”70 Récord del meeting, mejor marca mundial de la temporada y mejor marca personal. Lyles se quedó con 19”72. La carrera por ser “el mejor del resto” la ganó Alex Quiñonez (Ecuador) con 20”17.

Foto: Jean Pierre Durand (IAAF.org)

110m vallas masculinos. (Confirmación)

Sin tiempo para recuperarnos del 200m nos metimos en la última prueba puntuable para la lucha por el Diamante. La atención se centraba en el duelo Ortega-Shubenkov, donde el español parecía venir un poco mejor de forma. Sin embargo no estaban solos, también competían grandes atletas como Pozzi, Trajkovic o Alkana.  El duelo a dos se terminó en la primera valla siendo Ortega víctima de un pequeño tropiezo, lo que le hizo perder velocidad y concentración y del que ya no se pudo recuperar. Se impuso Shubenkov con 13”26 en un final apretado a Pozzi con 13”29 y a Alkana con 13”30.

 

Aunque no era puntuable, no podemos dejar de comentar la actuación del madrileño Fernando Carro en los 3000m obstáculos. En una carrera rapidísima Fernando tiró de casta y calidad para quedar en quinto puesto y conseguir un tiempazo de 8’15”73, que es marca personal. La carrera la ganó Benjamin Kigen (Kenia) con 8’06”13, marca personal y mejor marca mundial del año.

Gran tarde de atletismo la vivida en el Olímpico. Se va viendo cómo afinan los atletas sus estados de forma en esta extraña temporada.

Podéis consultar todos los resultados y clasificaciones en https://rome.diamondleague.com/en/programme-results/programme-results-rome/

Próxima parada, Oslo, 13 de junio.

Hasta entonces podéis seguir toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en nuestro Facebook www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *