Crónica Roland Garros Tenis WTA

Amanda Anisimova. Nuevo brillo del tenis en la ciudad luz (1)

“Teen queen”, es el apelativo que ya tiene más que ganado, y con honores. Amanda Anisimova, de 17 años, puede ser la tenista de estos días en el WTA tour más allá de que ya no tenga opciones de luchar por la corona en París. Allí llegó al penúltimo escalón en su segundo intento tras jugar en por primera vez en 2017, y con un juego brillante, definitivamente dejó huella a su paso por Francia.

Ya conocemos el revuelo que esta brillante estadounidense generó, impactando las retinas de los espectadores del tenis en todo el mundo luego de lo hecho en estas semanas en Roland Garros, tanto en sencillos como en dobles.

Sin embargo, en Sexto Anillo queremos dar a conocer con mayor profundidad el perfil de esta jugadora, dejando ver un poco más de lo que hay en ella detrás de las canchas por las que pasó dejando un muy buen recuerdo.

Amanda Anisimova hizo su propia historia en Roland Garros 2019.
Imagen: WTA

Al comienzo de esta historia, la mayoría esperaba que con el paso de los días se fuera desocupando el cuadro principal del torneo de la ciudad de la luz con algunas sorpresas que siempre tienden a aparecer, pero con buena parte de los nombres de mayor importancia llegando a los últimos días. Al menos, con algunas de las campeonas.

Pese a esto, la sorpresa mayúscula llegó en una joven de escasos 17 años que irrumpiría impresionantemente en esta edición.

Tanto es así, que dejaría fuera a la vigente campeona en una instancia importante como los cuartos de final, y mejor aún, de una forma tan categórica y autoritaria que pareciera que ya llevara unos cuantos años jugando a este nivel.

Se trata de la nacida en Freehold, New Jersey, Estados Unidos, Amanda Anisimova, nacida el 31 de agosto de 2001 y quien se convirtió esta semana en la primera tenista, hombre o mujer, en llegar a los cuartos de final y semifinales de un torneo de Grand Slam que haya nacido después del año 2000.

¿Cuál fue su logro para causar sensación?

El revuelo generado por esta jugadora no es para menos. Es la ñ más joven en llegar a los cuartos de final de Roland Garros desde Nicole Vaidisova en el 2006; repitió marca personal por llegar a semifinales de Roland Garros tras Jennifer Capriati en 1990.

También, se convirtió en la primera jugadora nacida en los Estados Unidos en llegar a semifinales de un Grand Slam desde que lo hiciera Venus Williams en el US Open de 1997.

Anisimova se perfila como una nueva representante de élite para el tennis femenino de los Estados Unidos.
Imagen: The Telegraph.

Una vez asestaba el golpe para llegar a las semifinales del torneo, esbozaba con plena seguridad mientras era entrevistada: “Si me hubieras dicho que yo estaría en los cuartos de final este año, no te hubiese creído en ese momento…”

“…Cuando estaba jugando hace dos años, realmente quería solo ganar un partido y así hubiese sido la más feliz”. ¡Vaya paradoja!, pues esa felicidad se multiplicó y la hizo realmente sentirse en el mejor momento de su vida.

Ni se hubiera imaginado en 2017, con 15 años, cuando perdió en primera ronda de este mismo torneo ante Kurumi Nara, que su progreso tendría un ascenso meteórico tal, al punto de haberle ganado a Simona Halep, vigente campeona y N°3 del mundo en la Philippe Chatrier solo 24 meses después. Todo esto, en el segundo Roland Garros que disputa en su vida profesional.

El historial de Anisimova en Gran Slams es tan corto como su edad y su carrera, pero con una efectividad tan alta como lo es ella misma, midiendo 1.80. Solamente ha disputado 4 torneos grandes desde que se convirtió en profesional en 2016, y sus en 2 más recientes, este 2019, irrumpió con categoría al registrar unos resultados bastante llamativos: 4tos de final en el Abierto de Australia y las semifinales de Roland Garros.

Si sus resultados este año han sido dignos de seguimiento, su ranking refleja un hecho que también merece consideración, pues es la tenista más joven de todo el top 100 de la WTA hoy día.

Estadounidense de padres rusos.

Definitivamente es un caso de unión de dos países bastante disímiles a lo largo de la historia, y su apellido lo demuestra. Anisimova nació en la tierra de las barras y las estrellas, pero sus padres son originarios de su rival europeo: Rusia.

Su padre Konstantin y su madre Olga, se fueron a América en 1998 en busca de mayores oportunidades tanto laborales, como académicas y tenísticas para su hija mayor, de 10 años en ese entonces, María. Lo que no se esperaban, era que ella no sería quien tomara las banderas de la familia jugando a este deporte.

Bastaron 3 años más, y con el nacimiento Amanda, finalmente ella sería quien acogiera el gusto por la raqueta, y sería la menor de las hermanas la que se enfilaría por este sendero. Definitivamente, a veces las cosas toman un giro fuera de lo planeado, pero con mejor final.

Konstantin Anisimov, padre, influenciador y primer entrenador de Amanda Anisimova
Imagen: Tennis.life

Un caso curioso, es que su padre Konstantin combinaría sus conocimientos sobre este deporte, para ir entrenando constantemente a Amanda, pese a que no fue tenista profesional. Él mismo aprendió de tenis mientras que a su vez le enseñaba a su hija menor.

Luego, encontró en Nick Saviano el primer “coach” que terminara de esculpirla y darle el resto de características necesarias para prepararla ante el mundo del tenis competitivo. Saviano tuvo en sus manos la conducción integral de estrellas como Sloane Stephens, campeona del US Open 2017.

Olga, madre de Amanda (izq), Anisimova(centro), y Nick Saviano (der), su primer mentor además de su padre Konstantin.
Imagen: Saviano High Performance Tennis (Facebook Fan Page)

Aunque se asentaron en suelo norteamericano, los padres de Anisimova estuvieron a punto de irse para España, por cuestión de cercanía, lo cual dice que pudo llegar a nacer allí y ser ibérica.

Sin embargo, eligieron Estados Unidos por una cuestión cultural en la que, según su padre, allí se acoge a la gente con mayor hospitalidad y se hace sentir a la gente como en casa, y no como un extranjero como a veces se hace sentir a quien pisa un país en suelo europeo diferente al de su procedencia.

Conexión con Colombia

Colombia ha jugado un rol muy importante en la vida de la norteamericana, por dos razones fundamentales y que harán que el país sudamericano quede marcado en su carrera como el puntal de su llegada a la élite del tenis: su entrenador y su primer título.

Hoy en día, es entrenada por Jaime Cortés, colombiano que llegó a estar en su día entre los 200 mejores del ranking ATP, pero que no tuvo una carrera muy extensa como jugador, haciéndole ver en el entrenamiento de jugadores una verdadera relación con este deporte.

La historia de Cortés con Amanda y su familia tiene varios capítulos, pues se conocieron desde que ella nació, y en uno de sus constantes viajes a Estados Unidos, el padre lo contactó para que comenzara a guiar a la hermana María, que finalmente desistió y no vio en el tenis su futuro.

Luego de varios años, el entrenador regresó mientras dirigía a María Camila Osorio, N°3 del ranking WTA Junior, y por petición de Konstantin, y tras varios giros en los diálogos, Cortés aceptó desde finales de 2017 ser el de nuevo guía de Anisimova, pero ahora, de Amanda.

Jaime Cortés es el nombre detrás del éxito actual de Amanda Anisimova.
Imagen: Match Tennis Colombia.

La preparación mental y la movilidad fueron los dos aspectos clave para el colombiano en el entrenamiento de la norteamericana. Luego de una breve interrupción en su relación profesional, Amanda siguió en una carrera de altibajos, con lesión de tobillo incluida y un bajón luego de participar en Australia este 2019, con una cadena de derrotas en la gira de polvo de ladrillo.

Se avecinaba el WTA de Bogotá, y la madre de Amanda vio allí la oportunidad perfecta de retomar el rumbo perdido inscribiéndola allí, y contactando a quien mejor podría ayudarle en esa tarea en ese momento: Jaime Cortés. Entrenador colombiano en el torneo de la capital de Colombia, una ecuación que daría el mejor de los resultados posibles.

Finalmente, y tras varias condiciones, Cortés y Anisimova volvieron a ser equipo de forma permanente, y desde ese entonces, se forjaría una historia de campeonato que concluiría con el primer título de Amanda como profesional en tierra cafetera ganando el WTA Copa Colsanitas.

Algo particular allí, es que antes de pisar el polvo de ladrillo bogotano, Anisimova nunca había ganado un partido en esta superficie a nivel profesional hasta entonces. Ni por casualidad sabría lo que le esperaba después. Gran decisión de su madre Olga en relanzar su carrera en esas tierras.

Así las cosas, es Colombia el país de su actual entrenador, es el país con el que la nueva estrella comparte amistades muy fuertes en su día a día, y también es el país en donde ella recordará por siempre como el lugar de su primera vez levantando un trofeo como ganadora entre sus manos en el máximo plano del tenis de mujeres.

Bogotá, lugar donde Anisimova logró su primer título como profesional.
Imagen: Instagram @amandaanisimova

Si quieres saber más de esta nueva estrella del tenis, sigue atentamente la segunda parte de esta crónica que revela detalladamente lo más destacado del perfil de la semifinalista de la edición de Roland Garros 2019.

Imagen destacada: Meridiano.com

Síganme en Twitter como @Jordan19_07 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *