ATP Crónica Tenis

Tsitsipas derrota a Goffín y es el primer finalista de Estoril

El tenista griego Stefanos Tsitsipas, ganador del más reciente ATP Nextgen finals 2018, impuso sus condiciones en un apretado partido ante el Belga David Goffín en la primera semifinal del ATP 250 de Estoril, previo al Masters 1000 de Madrid. Con la victoria de hoy, Tsitsipas aumenta su ventaja en los enfrentamientos directos con Goffín y pone la serie 4-2 a su favor.

Tal y como lo prometía el partido en la previa, Estoril tuvo una primera semifinal de lujo entre dos tenistas que han demostrado un gran performance en el tour, pues en señal de lo parejo que fue, se necesitó de 2 horas y 18 minutos de juego y solo 6 puntos de diferencia en el total de puntos ganados (98 frente a 92 de 190 en total) para que el número 10 del mundo saliera como vencedor con parciales 3-6, 6-4 y 6-4.

De esta manera, Stefanos avanza a su tercera final en la presente temporada (1-1, tras victoria en Marsella y derrota en Dubai ante Federer) y sexta en su carrera, aspirando a ganar su segundo título del año tras el obtenido en el ATP 250 de Marsella, donde le ganó a Mikhail Kukushkin, y el tercero de su carrera (Estocolmo 2018 y Marsella 2019).

Como en todo el año, el nacido en Atenas ha tenido que batallar frente a los altibajos, que como en la presente temporada, en este partido comenzó set abajo y tuvo que sacar a relucir lo mejor de su tenis, en el que se destaca su repertorio de elegantes y contundentes reveces a una mano para sacar adelante un partido en el que fue exigido al máximo.

Sin embargo, de arranque Goffín tuvo que enfrentar tres chances de quiebre en contra en los dos primeros games, aunque el número 25 del mundo y subcampeón de las finales de Londres en 2017 supo reponerse y luego vulneró la resistencia de Tsitsipas, cuando le quebró su servicio en dos oportunidades, para terminar llevándose el primer set por 6-3.

David Goffin, 25 del mundo, tuvo un buen partido ante Tsitsipas, peor no le fue suficiente para llevarse la semifinal de Estoril. Imagen: www.puntodebreak.com

Ambos tenistas desplegaban un juego en el que el amplio repertorio de golpes era la constante, haciendo de la apertura de ángulos el recurso predilecto, con cambios de ritmo y dropshots como fortaleza del belga, y passing shots en paralelo y profundos como arma del griego. Los puntos fueron tan luchados que hicieron que Stefanos terminara en una oportunidad “mordiendo” el polvo tras caer al suelo en un intento por regresar un punto ganador a contrapié.

Pero las cosas fueron cambiando paulatinamente, El segundo set comenzó a mostrar a dos tenistas que tuvieron que batallar con la irregularidad de sus servicios, fueron 7 los juegos que se concedieron en toda la manga.

La tensión y el afán por conseguir los puntos llevó a ambos a cometer errores no forzados y ceder sus saques, pero en este ítem, fue el nacido en Recourt el más inestable, pues Tsitsipas se llevó 4 de sus juegos de saque en 5 oportunidades que tuvo.

Goffín no se quedó atrás, y pese a ir abajo en el set, tuvo sus oportunidades de pelear e incluso llegar a quebrar efectivamente el saque del griego en 3 de 6 oportunidades aunque finalmente no se le permitió.

Tsitsipas tuvo que batallar para lograr su primera final en Estoril y mejorar los registros de su temoorada. Imagen: www.puntodebreak.com

El tenista helénico fue quien terminó llevando la batuta al final del segundo parcial e hizo de su saque un aliado, tras convertir 4 aces y ganar el 61% de los puntos que disputó con su primer servicio (11 de 18) por solo un 32% de Goffín (6 de 19); por otra parte, fortaleció su devolución tanto en el primero como en el segundo saque, pues ganó el 68% de los puntos que disputó retornando los primeros saques, contra 39% de su rival. Tsitsipas emparejó las cosas y se llevó el segundo parcial.

El tercer y último set avanzó sin sobresaltos, y tuvo por fin una regularidad en su desarrollo, con ambos tenistas ganando sus respectivos juegos de servicio.

El punto más destacado del partido corrió por cuenta de Tsitsipas

Tras un saque de Stefanos, el belga le devolvió una derecha cruzada y profunda, teniendo que recurrir a un golpe de recurso a mitad de cancha; Goffín tuvo en bandeja de plata el punto, ejecutando con una derecha invertida al lado descubierto, pero no contaba con un el excelso despliegue físico del griego, que cruzó toda la cancha y llegó a la pelota deslizándose, contraatacando con un passing shot paralelo de revés a una mano para llevarse el punto.

Aquel punto sería el impulso definitivo que el griego necesitaba para seguir con determinación en lo que quedaba del set. Con 2 aces, consistencia y efectividad para ganar los puntos disputados con el primer y segundo servicio, y quedándose con el único quiebre de servicio a favor en el set, terminaría llevándoselo por 6-4.

Así las cosas, Tsitsipas, de 20 años de edad, terminó ganando el duelo y accediendo a la final, en el que fue su partido ganado número 22 en el año, solo por detrás de Daniil Medvedev (25). Lo espera el partido decisivo para saber si se lleva su tercer título desde que es profesional, en una carrera increíblemente meteórica.

Tsitsipas, semifinalista del Australian Open 2019, ha llegado a esta instancia tras eliminar al argentino Guido Andreozzi en segunda ronda, al local Joao Domingues en cuartos de final, ambos encuentros en sets corridos, y David Goffín en semifinales.

Síganme en Twitter como @Jordan19_07­ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *