ATP Crónica Tenis

¡Pablo Cuevas regresa! De Lucky Loser, a finalista en Estoril

El tenista uruguayo Pablo Cuevas, N°67 del mundo, encontró en el ATP 250 de Estoril el lugar adecuado para tomar un segundo aire en su carrera, pues derrotó al sorprendente español y N°167 del mundo Alejandro Davidovich Fokina con parciales 3-6, 6-2 y 6-2 en 1 hora y 53 minutos, para alcanzar así su primera final de la temporada en el tour (10ma de su carrera), y donde aspirará a lograr el 7mo título de su carrera, el 1ro desde 2017.

Hay una frase en el mundo futbolístico, que, así como causa polémica, en ocasiones nos resulta teniendo cierto grado de verdad, pues no solamente en el fútbol “perder es ganar un poco”.

Acudiendo a esas palabras pronunciadas por el estratega colombiano Francisco Maturana, quien tuvo un breve paso por la Liga española en el Real Valladolid CF de 1990 a 1992, aquella máxima se aplica perfectamente para el tenis y a lo visto esta semana con el tenista charrúa, ganador de la segunda semifinal del ATP 250 de Estoril.

El sudamericano apareció en este torneo siendo un Lucky Loser tras perder en la última fase del cuadro clasificatorio ante Salvatore Caruso, y como pocas veces ocurre, tras una baja por lesión en el cuadro principal, el destino y el sorteo lo pusieron a enfrentar en primera ronda de nuevo a este mismo rival que lo derrotó, pero esta vez, salió avante ante Caruso en sets corridos, y su buen tenis lo llevó a enfrentar en la final al top 10, Stefanos Tsitsipas (10°), en lo que promete ser una final competitiva.

Pablo Cuevas tiene una nueva oportunidad de gritar «campeón», luego de hacerlo por última vez en Sao Paulo 2017. Imagen: www.ovaciondigital.com.uy

Ha sido una semifinal en la que la sorpresa fue el componente principal, ya que a lo reseñado con Cuevas, se suma la presencia de Davidovich Fokina, quien ha pasado la mayor parte de la temporada en el circuito Challenger, llegando a una final contra James Duckworth en el Challenger de Bangkok.

Sin duda ha sido la mejor semana de su carrera hasta ahora; sin embargo, no le alcanzó para llegar a su primer partido decisivo en el tour ATP.

El partido arrancó de la manera que todos esperaríamos al ver las credenciales de estos dos contendientes, ya que Cuevas, de 33 años de edad, impondría su experiencia quebrando de entrada el servicio del español, de 19 años de edad, para ponerse 3-1 arriba.

Pero el tenista nacido en Málaga sacó a relucir su frescura y actitud irrelevante para darle vuelta a la manga quebrándole 2 veces en 2 oportunidades el saque al charrúa, y con 5 games ganados de forma consecutiva, para sorpresa de todos, terminó guardando el primer set en el bolsillo.

Alejandro Davidovich Fokina (167° del ranking ATP), logró su mejor registro en un torneo ATP esta semana en Estoril. Imagen: www.as.com/tenis.

Dos factores ayudaron al español a ganar el primer set: el primero, su saque, con una efectividad de primeros servicios de 79%, y 20 de 30 puntos ganados con dicho ítem (67%); el segundo, su capacidad de sobreponerse a las complicaciones, pues solo cedió 1 vez su saque en 5 oportunidades. Con globos, derechas invertidas, e incluso un contagio de actitud “Kyrgios” al servir en ‘cuchara’, hizo valer sus condiciones.

Para el segundo set las cosas cambiaron de dueño, pues fue el uruguayo quien encontró mayor consistencia en sus golpes para darle paridad al partido con un 6-2, apelando a puntos con golpes abiertos que requerían de mayor movilidad y riesgo para su rival.

Cuevas mejoró ostensiblemente el performance de su saque, al pasar de 50% a 86% la efectividad con sus primeros saques, y un 83% de puntos ganados de esta manera (15 de 18). Tampoco concedió ningún juego de saque y en cambio rompió 2 veces el de su contrincante. Un agravante fue una lesión en Davidovich a mitad del set (3-2 para Cuevas) que mermó la intensidad de su juego y le hizo más difícil batallar hasta el final.

La «joya» del partido estuvo a cargo de Cuevas, que recurrió a un golpe defensivo típico en él, en el que pasando su raqueta detrás de él, ejecutó un globo que dejó desarmado a Davidovich, respondiendo con un smash sin potencia y una derecha que terminó fuera de la cancha. Punto que diezmó la confianza del español, y potenció la regularidad del uruguayo.

El set final no cambió de dueño, Cuevas se lo llevó nuevamente con un 6-2, pero sí tuvo un giro en el trámite: se volvieron a ceder varios juegos de saque, con 4 quiebres para el vencedor y 2 para Davidovich, los 2 únicos juegos que ganó en el set.

Pese a ofrecer una batalla un poco más equilibrada, el malagueño no pudo terminar de ser consistente con sus golpes y con una lesión a cuestas solo se resignó a ver cómo el uruguayo avanzaba en su juego incrementando su solvencia.

2-5 y ventaja para Cuevas, fue el último punto del partido. Con dos reveses cruzados por parte del charrúa, y una floja respuesta de Davidovich Fokina, que dejó la bola en la red, se darían por concluidas las acciones, y con esto, el tenista latinoamericano ganó su partido N°11 en el año, el primero en el historial entre él y el español.

Pablo Cuevas celebra en familia la obtención de una nueva final en su carrera. Imagen: www.twitter.com/EstorilOpen

La final contra Tsitsipas será el segundo enfrentamiento que tenga Cuevas ante un top 10 en la presente temporada, oportunidad perfecta para mejorar sus registros tras un título en el Challenger de Túnez y dos semifinales en el ATP 250 de Córdoba (Argentina) y el ATP 500 de Río de Janeiro.

Por su parte, Alejandro Davidovich Fokina se despide decorosamente de Estoril dejando en el camino a rivales como Taylor Fritz y al tercer sembrado del torneo, Gael Monfils, en una semana que le deja buenas sensaciones de cara al futuro.

Pablo Cuevas llega a la final de Estoril tras dejar en primera ronda a su verdugo en la Qualy: Salvatore Caruso, en Octavos de final al reemplazante de Fabio Fognini, Filippo Baldi, y en Cuartos de final al norteamericano Francis Tiafoe.

Todo listo para la gran final de Estoril, un choque del que no sabremos con certeza quién pueda acabar alzando el trofeo de campeón, pero donde sí tendremos la seguridad de ver un muy buen partido en el que habrá un banquete de golpes de revés a una mano y un juego de potencia para el deleite de todos.

Síganme en Twitter como @Jordan19_07­ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo.

One Response

  1. Muy bueno,excelente felicidades a Pablo cuevas,y un muy buen artículo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *