Análisis Fútbol Sala

Entrenamiento específico de porteros en fútbol sala

  1. REFLEXIONES ACERCA DEL ENTRENAMIENTO ESPECÍFICO DE PORTEROS

De un tiempo a esta parte los clubes y escuelas de fútbol sala vienen potenciando el entrenamiento específico de porteros, bien sea, por fin, por haberse dado cuenta de lo importante y diferente del puesto en sí, o bien porque se “ganan” partidos si marcas la diferencia desde la portería, o como por desgracia ocurre en muchas ocasiones porque simplemente está de moda y la competencia también lo tiene.

Todo esto, aunque solo sea por su mera existencia ya supone un gran avance con respecto a generaciones anteriores, en las que los porteros éramos prácticamente autodidactas, o como mal menor teníamos entrenadores que venían del fútbol y cuya metodología poco o nada tenían que ver con nuestro deporte..

Personalmente no fue hasta mi etapa senior cuando pude tener entrenamiento específico de portero y todo con métodos más que rudimentarios y casi siempre adaptados del fútbol once.

En el deporte en general y en fútbol sala en particular todo evoluciona. Nos hemos tenido que adaptar a varios cambios de normas y por tanto a variaciones en el juego y en este caso, el puesto de portero no iba a ser menos. Esto ha provocado que los preparadores de porteros hayamos tenido que agudizar el ingenio a la hora de diseñar las tareas y ejercicios de nuestras sesiones. Nos ha empujado a ser más ricos en nuestra metodología. Además, por suerte cada vez los clubes cada vez cuentan con más medios y recursos materiales para esta actividad.

Sin embargo, aquí viene bajo mi punto de vista el lado negativo. Algo que en principio es bueno como que todos los que nos dedicamos a preparar porteros compartamos nuestro trabajo en las distintas redes sociales, induce a que clubes y escuelas pongan a “cualquiera” a desempeñar esa labor. Es demasiado sencillo hacer copia y pega pero quizá no estemos trabajando lo que las cualidades de nuestros porteros demandan. Es posible, que al hacer esto nos estemos alejando del verdadero objetivo del entrenamiento específico que no debe ser otro que corregir errores y potenciar virtudes.

Con todo esto no quiero decir que no sea bueno compartir trabajo, método, usar los ejercicios de otros compañeros, etc, sino todo lo contrario, es algo muy positivo pero creo que nuestra labor crecería muchísimo si nos estrujásemos un poquito más la cabeza a la hora de diseñar los entrenos.

En resúmen, desde estas líneas pediría a los clubes que de verdad apuesten por implantar escuelas de porteros en sus estructuras y de verdad lo potencien, no de cara a la galería o por moda. Y a los compañeros que se dedican a esta bonita y gratificante actividad que no nos quedemos en el copia y pega, que no seamos vomitadores de tareas, que seamos creativos y que sigamos compartiendo nuestro trabajo para que entre todos siga creciendo esta parcela, a menudo desconocida.

Javier Gómez Muñoz
Entrenador Nacional de Fútbol Sala

Preparador de porteros E.M Bargas y C.D. Moprisala

Foto destacada vía: sport.es

Síganme en @JavigmFsal4 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sexto anillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *