AFC AFC Norte Análisis Football Americano NFL

Baltimore Ravens: Cambio de rumbo a los orígenes

Los Ravens volvieron a colarse en playoffs tras 3 años fuera de ellos, además esta vez como campeones de división, algo que no lograban desde 2012, el año en el que ganaron la Super Bowl. Pasamos a analizar una temporada con sus altibajos tras la que se avecinan grandes cambios en la franquicia.

LA DEFENSA COMO BASE

Si algo ha sido santo y seña de este equipo, eso ha sido la defensa. Llevan cumpliendo desde la retirada de Ray Lewis pero no han logrado brillar como en esos años, a pesar de la llegada de talento joven como Mosley o Judon.

Cierto es que en parte se debe al bajo rendimiento de la ofensiva, que les obligaba a estar muchos minutos en el campo. La llegada de Lamar Jackson dio un giro completo, el ataque se mantenía en juego y ayudaba a descansar a la defensa, por lo que su rendimiento subió potencialmente en el último tramo de temporada.

C. J. Mosley ha demostrado ser un buen relevo generacional.

Se demostró que este conjunto tiene talento a raudales, un front seven joven con C.J. Mosley a la cabeza y jugadores de la talla de Judon o los tackles Williams, Pierce o Stanley se les une la experiencia de Terrell Suggs como eje central y Martindale a los mandos conseguían hacer olvidar el estilo de Dean Pees.

En cuanto a la secundaria ya dejaron entrever el año pasado que eran una de las mejores de la liga, y su rendimiento no ha caído. Weedle ha cumplido como se esperaba en un papel parecido al de Suggs, teniendo en los lados a Young, Smith y Humphrey.

CIaro que tienen sus flaquezas, como en la defensa a los Tight Ends, pero a poco que mejoren volverán a ser una de las más temidas el próximo año.

LAMAR COMO EJE DEL CAMBIO

Si hay que elegir algo destacable en el ataque de Baltimore este año, eso fue la lesión de Joe Flacco. Tras el partido contra Steelers el equipo andaba con un record 4-5, segundos en su división y casi sin posibilidades de playoffs.

Lamar Jackson tuvo que salir y dar valía a esa elección extra de primera ronda que habían cambiado los Ravens. Cierto es que tiene mucho que mejorar por delante, sobretodo en su juego aéreo y ciertas decisiones dudosas en las que seguro que Harbaugh trabaja durante la offseason.

Lamar Jackson dio la verstilidad que el ataque estaba pidiendo.

Jackson dio un soplo de aire fresco a una ofensiva que llevaba varios años atascada. Su juego de carrera volvía a este ataque impredecible y difícil de defender para los rivales.

Desde la marcha de Ray Rice, Baltimore no ha tenido estabilidad en el backfield. Si running backs con una temporada buena que se esfumaban a la siguiente. Con este nuevo sistema vuelven a lo que siempre debió ser su sello, una defensa potente y un juego de carrera estable que agote a los rivales.

Con este sistema lograron darle la vuelta a la temporada, ganando 6 de los 7 últimos partidos de temporada regular. Metiéndose como líderes de división in extremis con una sufrida victoria ante Browns en el último partido, lo que seguro será el rival a batir en la división Norte.

Solo lograron llegar al primer partido de Wild Cards, pero la primera piedra ya está puesta y el camino a seguir marcado.

De ser así, y si Edwards y Dixon mantienen el nivel, Harbaugh solo debe preocuparse de instruir a Jackson (La salida de Flacco es un secreto a voces) para que su lectura del campo sea mejor y su juego aéreo mejore lo justo para no depender casi exclusivamente de sus piernas.


Fuente imágenes: Baltimoreravens.com

David Armero

Síganme en @david_armero y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *