Análisis Football Americano NFC NFC Oeste NFL

Los Angeles Rams, del lodo a la Super Bowl

La manera en la que Los Angeles Rams han legado al Super Bowl es una enseñanza a las demás franquicias, de que cuando una pieza no está funcionando, erradicarla es lo mejor y suplantarla con una de calidad potencializa al equipo. La NFL es un espectáculo ofensivo cada vez más importante y los Rams lo están ejecutando a la perfección.

Aquí veremos un análisis de este equipo en la temporada NFL 2018:

El contexto de Los Angeles Rams

En 2002, la NFL se compuso de 32 equipos con 8 divisiones en 2 conferencias. Los Rams se ubicaron en la NFC West, siendo todavía de St. Louis, para en 2016, regresar a Los Angeles. Entre 2002 y 2016, solo en una temporada (2003) tuvieron récord ganador. La llegada de Jeff Fisher como entrenador suponía una mejora, pero el techo fue muy corto y las 5 temporadas de Fisher terminaron el año que se mudaron a Los Angeles (2016) luego de comenzar 3-1 y terminar perdiendo 11 de los últimos 12 partidos.

Los Ángeles es la ciudad que la NFL ha buscado reconquistar por décadas y en esta ocasión no lo dejaría pasar.

Los Rams harían lo lógico luego de la mediocre gestión de Fisher, cortarlo y trajeron a una mente ofensiva que es Sean McVay, quien tendría que tomar al seleccionado número uno del draft 2016 el QB Jared Goff y las armas ofensivas para ponerlas a trabajar. El joven Head Coach de tan solo 31 años, dejaría boca abierta a la liga en 2017, cuando transformó a la peor ofensiva de la liga en 2016, y la convirtió en la mejor en 2017… Solo una temporada después y con la misma base de jugadores, pasando de un terrible 4-12 a un ejemplar 11-5 y llegando al Wild Card.

El 2018 en Los Angeles

El offseason trajo consigo muchas sorpresas en la gerencia de los Rams, pues se hicieron de dos CB élite en Marcus Peters y Aqib Talib, consiguieron firmar a Ndamukong Suh y luego de una larga negociación, retuvieron con un mega contrato a Aaron Donald, si bien los Linebackers eran cuestionables la defensiva parecía legítima, pero el cambio de sistema de 4-3 a 3-4 mejoró por mucho a la defensa.

En la ofensiva, negociaron traer a Brandin Cooks y aunque no tuvieron debido a esos movimientos selecciones de ronda 1 y 2 en el draft, tenían jugadores probados que solo había que esperar no implosionaran en el vestidor.

La temporada 2018 de los Rams

Al final, el récord de 13-3 nos deja claro que fueron un equipo brutal. Anotaron 527 puntos y recibieron 384 en contra para una diferencia a favor de 143, lo que se traduce en una ventaja promedio por partido de casi 9 puntos. La defensa no llegó al nivel que supondríamos podría tener, pero Aaron Donald fue una bestia, siendo así líder en sacks en la liga con una cifra de 20.5 y siendo All Pro.

La racha invicta de los Rams

Los Rams iniciaron la temporada derrotando rivales para llegar a estar 8-0, hasta que su visita a New Orleans detuvo su incesante racha. Hasta ese momento los de LA fueron uno de los equipos más temibles, aunque no por su derrota ante los Saints dejaron de serlo.

El partido de 105 puntos.

El partido fallido en México, terminó siendo en Los Ángeles y el espectáculo fue impresionante. En el Monday Night Football los Rams protagonizaron, junto a los Chiefs, el partido histórico en el que el marcador, a la conclusión del mismo, señalaba una cifra total de 105 puntos, terminando así dicho encuentro con victoria para Rams por 54-51, dejando entrever lo que será la NFL en un futuro cercano.

Llegando a playoffs

Cerrando con 13-3 llegaron a playoffs como sembrado número dos y para el Divisional recibirían a los Cowboys que fueron más peligrosos de lo esperado, pero finalmente los dejaron en el camino e ir a New Orleans a la final de la NFC, en donde en tiempo extra y con una controversial jugada, envió a Los Angeles a la Super Bowl LIII.

Los números y hombres

La ofensiva de los Rams fue la número 2 en puntos anotados y en yardas totales. Su defensiva fue la 20 en puntos recibidos y 19 en yardas totales permitidas. Un punto especialmente relevante es que fueron la 3ª mejor ofensiva terrestre y la número 23 defendiendo la carrera. Además, Jared Goff es el QB franquicia, y ha llevado la ofensiva de McVay de manera sensacional. Tuvo un 65% de pases completos, 32 TD y 12 Intercepciones, con casi 4700 yardas de pase.

Todd Gurley (All Pro) es fundamental por lo que su disponibilidad es esencial, aunque CJ Anderson ha sido una sorpresa, Gurley con casi 5 yardas por acarreo y 1,251 yardas por tierra en 14 juegos que sumadas a las yardas aéreas suman más de 1,800 yardas totales, lo hacen la pieza clave de la ofensiva. Robert Woods y Brandin Cooks terminaron con más de 1,200 yardas por recepción cada uno.

En la defensa sumaron 18 intercepciones y 41 sacks con el monstruoso Donald consiguiendo 20.5 lo que lo vuelve el pilar de la defensa. Cory Littleton fue líder en tacleos con 90 y 125 combinados, que sumados a sus 3 intercepciones y 4 sacks, lo hacen un jugador de terror absoluto en la defensa.

Los equipos especiales, con Greg Zuerlein como kicker y Johnny Hekker como punter, son muy fiables. Los regresadores oficiales son Jojo Natson en los despejes y Blake Countess en las patadas.

La predicción

Nunca los Patriots han terminado un SB por diferencia de más de 8 puntos y los Rams son un equipo muy competitivo, por lo que se percibe un juego cerrado pero de bastantes puntos. La clave parece estar a la ofensiva con lo que Gurley sea capaz de hacer, ya que si el RB juega en el nivel que le conocemos y que ejecutó durante la campaña, las posibilidades de que la ofensiva confunda a los Patriots son enormes.

En cuanto a la defensiva, Aaron Donald no debe tener otra cosa que hacer durante los 60 minutos del Super Bowl que buscar quitarse a los linieros para presionar a Tom Brady, mientras que Littleton debe mostrar su calidad en la defensa por tierra, ya que buscarán sacar del juego a la ofensiva de los Rams, manejando el reloj por tierra como lo hicieron la primera mitad de la final de la AFC contra los Chiefs, por lo que detener el ataque terrestre de New England será básico.

La era dorada de los Patriots comenzó en la temporada 2001 enfrentando en el Super Bowl a los Rams y ganándoles por muy poco, luego de llegar con una cuestionada jugada en el Tuck Rule. Ahora en este 2018 los Rams llegan al Super Bowl con una muy cuestionada jugada no marcada de clara interferencia que los puedo dejar fuera del SB LIII. El círculo parece que se cierra enfrentando a los Rams, así que, ya sea que Brady se coloque su 6º anillo, pasando a ser el único jugador con ese logro o pierda, terminando su dominio contra el equipo que derrotó al inicio de su carrera profesional, se visualiza como el cierre de un ciclo.


Fuente imágenes: clutchpoints, turfshowtimes, thehindupatrika

Síganme en @fertalks y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Sexto Anillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *