AFC Football Americano Football Americano en Europa NFC NFL

17º Aniversario del Bottlegate

En un día como hoy, hace diecisiete años, se enfrentaron los Jacksonville Jaguars y los Cleveland Browns. En un partido que, por desgracia, siempre será recordado por uno de los peores calls1 de la historia. Además de por una lamentable reacción del público de Cleveland, que arrojó todo tipo de objetos al campo. Llegando, incluso, a alcanzar a los árbitros, jugadores y miembros del staff de ambos equipos.

Señores y señoras, aquí empieza la historia del conocido Bottlegate.

Aparentemente, todo iba bien. Hasta que… en el ultimo cuarto, cuando restaban 1:08 en el cronometro: 4&2 para Cleveland, que necesitaba anotar el touchdown sí o sí, y no tenía tiempos muertos. Pase del quaterback Tim Couch hacia Quincy Morgan, que es dado por primer down. Y aquí es donde empieza el verdadero lío. Couch, sale corriendo hacia la línea para poner de nuevo el balón en juego. Pero al ir a realizar el spike2 parece que, lo que se produce en realidad, es un intentional grounding3.

Ya con el tiempo parado, empezamos a ver revuelo entre los árbitros, que parecen no decidirse. Los comentaristas del partido, hablan sobre que debe haberse producido una falta al realizar el spike, y que es lo que se va a revisar. El entrenador de los Jaguars, Tom Coughlin, hace aspavientos indicando que ha sido intentional grounding. En resumen, todos de acuerdo. Y los árbitros, mientras hablan entre ellos, dejándonos en ascuas por unos instantes, que parecen infinitos.

Por fin se pronuncian, y aquí viene “lo bueno”. El árbitro principal, Terry McAulay, decide que la jugada a revisar es la de la recepción. Obviamente para sorpresa de todos, porque es algo totalmente prohibido por el reglamento de la NFL. Ya que, una vez que se inicia la siguiente jugada, no esta permitido revisar la acción anterior. A pesar de esto, McAulay decretó el pase como incompleto. Y devolvió el balón a los de Jacksonville, dándoles el partido prácticamente por ganado. En ese momento, el público del estadio, en una respuesta más que bochornosa, empezó a lanzar botellas de plástico al campo. Imaginaros la cantidad de objetos que lanzaron que, tanto los equipos como los árbitros, tuvieron que concentrarse en el centro del campo, donde no les podían alcanzar.

De izq. a dcha.: Árbitros del partido corriendo bajo un aluvión de botellines de plástico. Parte del staff de los Browns intentando quitar botellas del campo. Vía: Cleveland.com

Con la situación cada vez más fuera de control, las autoridades policiales decidieron que los jugadores no podían permanecer en el terreno de juego. Y sí, otra vez, McAulay otra vez… cometió el error de dar por terminado el partido con 48 segundos aún por jugar. Lo que no estaba autorizado a hacer. De hecho podría haberlo anulado, hasta que se calmarán los ánimos, pero nunca suspenderlo. Mientras ambos equipos huían (junto a los árbitros), literalmente, hacia los vestuarios. Y si estáis pensando que este esperpento termina aquí, nada más lejos de la realidad.

El comisionado Paul Tagliabue, llamó por teléfono al vestuario de los árbitros diciéndoles que el partido tenía que ser terminado por completo. Sí, incluyendo esos 48 segundos. Por lo que se avisó a los equipos para que volvieran a salir al campo. Muchos de los jugadores se negaron rotundamente a volver a salir. Otros, que sí salieron, estaban en la ducha y tuvieron que volver a vestirse. Los primeros en reaparecer fueron los jugadores de Cleveland, después los de Jacksonville, pero en ningún caso salió el equipo al completo. Entonces los Jaguars hincaron dos veces la rodilla, dando punto y final a uno de los partidos más bochornosos de la NFL.

En el minuto 18:47 vemos cómo el árbitro recibe el aviso de la anterior jugada habiendo ya finalizado el primer down de la siguiente (por lo que ya no podía revisarla)


1Calls: momento en el que el arbitro hace una llamada para revisar la jugada que acaba de ocurrir. | 2Spike: jugada en la que se arroja el balón al suelo, y que cuenta como pase incompleto. Se utiliza con la intención de parar el tiempo. | 3Intentional grounding: falta que supone la acción de tirar el balón hacia una zona sin receptores, conscientemente, al verse en una situación de pérdidas de yardas (no se pararía el reloj).


Podéis seguirme en Twitter @adrisanhawks o Instagram @adrisnfl. Para toda la actualidad deportiva podéis seguirnos en nuestro Twitter @SextoAnillo o @SextoAnilloNFL, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram @sextoanillo. Para leer otros artículos de un servidor haz click aquí.

Contenido multimedia vía: Referee Magazine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *