ATP Tenis

Nadal, trece años desde su único título en pista dura cubierta

Rafa Nadal afronta las dos últimas paradas de la temporada (el M.1000 de París-Bercy y la Copa de Maestros) con el objetivo de volver a ganar un torneo en indoor y mantener el Nº1 del mundo.

23 de octubre de 2005. Rafa Nadal vence al croata Ivan Ljubicic en la final del Masters Series (ahora rebautizados como Masters 1.000) de Madrid y consigue su primer título en pista dura bajo techo. Trece años después, éste sigue siendo su único título en hard indoor, a pesar de que ganó también en pista cubierta el ATP 250 de São Paulo en 2013, pero en este caso sobre arcilla. Si hay alguna cuenta pendiente en el legendario palmarés del once veces campeón de Roland Garros es, sin duda, la de su escaso bagaje en pista dura cubierta.

El escaso bagaje en indoor

A pesar de haber sido dos veces finalista de la Copa de Maestros (2010 y 2013) una en el TMS 1.000 de París-Bercy (2007) y otra en los ATP 500 de Rotterdam (2009) y Basilea (2015) el tenista manacorense, que en indoor no llega al 70% de victorias (68,1%), no ha vuelto a saborear las mieles del éxito desde entonces en estas condiciones de juego.

Tras el obligado parón de dos meses debido a la lesión en el tendón rotuliano de la rodilla derecha que le obligó a retirarse en las semifinales del Us Open, Nadal intentará finalizar 2018 ganando en dos de los tres grandes torneos sobre los que aún no ha podido triunfar, el anteriormente citado M.1000 de París-Bercy y la Copa de Maestros. Si el tenista español consiguiese vencer en ambos escenarios, ya solo le faltaría un único gran trofeo por ‘morder’ (el M.1000 de Miami) para completar el palmarés perfecto y más completo de la historia: ganador de los 4 Grand Slam, Copa Davis, Copa de Maestros, Oro Olímpico y los 9 M.1000.

Misión (casi) imposible: mantener el Nº1 a final de temporada

Además de intentar el acecho a este reto, el diecisiete veces ganador de un major tratará de mantener el Nº1 del mundo frente al serbio Novak Djokovic, el cual llega en mejor estado de forma a los dos últimos torneos del año, se encuentra a apenas 315 puntos en el ranking y, además, no defiende ningún punto en lo que resta de temporada (por los 180 que defiende el balear).

De lograrlo, Nadal conseguiría acabar en la cima del tenis mundial por quinto año en toda su carrera (2008, 2010, 2013 y 2017 fueron las anteriores), empatando de este modo con Roger Federer, el cual también finalizó cinco temporadas como mejor tenista del mundo (2004, 2005, 2006, 2007 y 2009). Por delante, tan solo quedaría el récord de Pete Sampras. El tenista americano, terminó como Nº1 del mundo en seis temporadas (1993/94/95/96/97/98).

Fuente de datos e imágenes: atpworldtour.com

Sígan toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales: facebook.com/sextoanillo, en twitter: @sextoanillo y también en instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *