Crónica Football Americano NFC NFC Oeste NFL

El poder de Los Angeles Rams luce incontenible

Los Angeles Rams llegaban a visitar a los San Francisco 49ers en juego divisional en la semana 7 de la NFL. Las apuestas y la lógica nos marcaban una victoria del único equipo invicto de la NFL sin problemas, pero un rival divisional siempre puede complicarse, sin embargo, los Rams barrieron a los 49ers sin mucho problema.

Primer cuarto y un juego que promete

Los 49ers salen al campo con uniforme retro de 1994, año en que ganaron su más reciente Super Bowl para ver si les da algo de suerte-

La ofensiva no tardaría en cometer el error de entregar el balón en un fumble de CJ Beathard luego de una carga monumental de la DL de los Rams. Para fortuna de los gambusinos, los Rams solo obtendrían 3 puntos de esa pifia. No obstante, dos series después y aún en el primer cuarto, los 49ers entregarían de nuevo el balón ahora por parte de Breida.

Segundo cuarto y momento de mostrar quien manda

Los Rams aprovecharían para poner puntos en el marcador por parte del gran Todd Gurley en una corrida de 7 yardas y sacar un TD del balón perdido por SF.

La defensiva no permite respirar a Beathard quien casi pierde de nuevo el balón y al término de la serie el P Pinion es bloqueado y el equipo especial de los Rams se apunta un Safety, para humillar al equipo de San Francisco.

Cuando por fin los 49ers comienzan a mover el balón, Beathard lanza un pase que termina en las manos del defensivo Hill y le da a los Rams otro balón suelto a favor con lo que Jared Goff hace pagar a San Francisco y anota con Brandin Cooks para poner el marcador 22-0.

Faltando 16 segundos Beathard conecta con Geroge Kittle para anotar y mandar el juego al descanso 22-7.

Tercer cuarto y los Rams detienen a la ofensiva de 49ers

Los Rams anotan tres puntos, mientras que su defensa le respira en la nuca a Beathard, algo que capitaliza a la mitad del cuarto, cuando Beathard lanza bajo presión un pase a Kittle que le queda alto y aunque el TE alcanza a tomarlo con una mano en la caída Johnson toca el balón y este queda en el aire para que sea interceptado y nuevamente los Rams quedarían en territorio de San Francisco para mover el balón en dos pases y conseguir un TD por tierra de una yarda obra de Gurley.

Poco antes de concluir el cuarto, San Francisco conseguiría un Field Goal de 51 yardas obra de Gould para un marcador de 32-10.

Cuarto final. Ya déjalo, ya está muerto

No se perfilaba que hubiese alguna reacción de San Francisco, de hecho los fanáticos comenzaban a irse y se especulaba cuantos puntos más anotarían los Rams, pues la presión inmisericorde de la defensiva de Los Angeles no permitía a los 9ers mover el balón, lo que causo un punt desde dentro de la zona de anotación, el cual fue devuelto hasta la yarda 13 de San Francisco y dejarle la mesa puesta a Goff quien mando un pase a Gurley para que corriera directo a la zona de anotación, no obstante que Reuben Foster se lanzó para intentar taclearlo.

De manera que faltaban casi 12 minutos y los Rams aplastaban 39-10 a San Francisco.

Pero los Rams se apiadaron de los 49ers y mandaron con más de 9 minutos en el reloj al QB suplente Mannion y a Brown como RB, ninguno anotaría más por lo que en formación victoria terminaría el encuentro 39-10.

Un juego cargado completamente de un lado, puesto que los Rams anotaron 39 puntos, pero pudieron ser más de 50 si así lo hubiesen deseado, Aaron Donald tuvo 4 sacks, la cantidad más alta en un juego en su carrera y Gurley tuvo 3 anotaciones.

San Francisco entregó 4 veces el balón, algo que comienza a ser una constante en su ofensiva mientras que  su línea ofensiva fue incapaz de poder detener las cargas constantes contra Beathard.

La lógica habló en la NFL en este partido.

Fotos via:

therams.com

Síganme en @fertalks y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Sexto Anillo, en www.facebook.com/sextoanillo en nuestro Instagram sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *