El corazón del deporte

La lesión de la jornada: Marcelo

Una semana más en “La lesión de la jornada” analizaremos la lesión más destacada de fin de semana deportivo.

En este caso pondremos nuestra atención a la lesión del jugador del Real Madrid Marcelo Vieira el pasado miércoles 26 de septiembre en partido de Liga contra el Sevilla F.C.

Mecanismo de lesión

Corría el minuto 72 de partido cuando el jugador recibe un pase, controla el balón y siente un pinchazo en la zona del gemelo de la pierna derecha que le hace detenerse y, a pesar de que su equipo ya había realizado todos los cambios, abandona el terreno de juego.

Marcelo en el momento de sentir el pinchazo.
El jugador abandona el terreno de juego.

Tras realizarse la resonancia magnética pertinente se confirma una lesión que afecta a la fascia superficial (tejido que cubre al músculo) del sóleo de la pierna derecha. Por lo tanto, estamos ante una lesión muscular con daño tisular (del tejido muscular) sin determinar, pero que le incapacita temporalmente para la práctica deportiva.

Pero, ¿dónde está exactamente ubicado el músculo sóleo?. Pues como podemos ver en la imagen el sóleo se encuentra en la parte posterior de la pierna, muy próximo al gemelo y al tendón de aquiles.

Su función principal es la flexión plantar del pié, o lo que es lo mismo, la elevación del talón. Por lo que será un músculo decisivo en el momento de impulsarnos para dar una zancada en el paso o en la carrera.

Músculo sóleo y estructuras adyacentes.

Aunque estamos en el comienzo de la temporada y el desgaste no está tan presente como en el tramo final de la misma, muchas de estas lesiones se producen por sobreestiramiento agudo del tejido, es decir, por una elongación excesiva del músculo en función de su capacidad elástica.

Si el estímulo no es muy agresivo el músculo, como mecanismo de defensa, contrae sus fibras provocando lo que denominamos contractura muscular. Pero si ésta es muy superior se puede producir la rotura de fibras musculares provocando una lesión de mayor alcance.

Además, en el caso de Marcelo, se da la circunstancia de que ya se lesionó este mismo músculo hace 2 años, lo cual nos puede indicar que la calidad de estas fibras musculares podría no ser la más óptima.

Tratamiento

Ante una rotura de fibras de tipo agudo lo primero que hemos de prevenir es que se produzca un hematoma incontrolado, por lo que aplicaremos hielo local durante unos 15 minutos. De este modo paliaremos en gran medida el dolor y evitaremos la extravasación de sangre.

Durante las primeras 24-48 horas continuaremos con este procedimiento, y seguidamente, si consideramos que el riesgo de inflamación o desarrollo del hematoma ha disminuido, ya podremos empezar a aplicar calor, que atraerá sangre de forma masiva, muy útil para el aporte de los nutrientes necesarios para su cicatrización.

El tratamiento de fisioterapia será fundamental para acelerar estos procesos biológicos. El masaje, el estiramiento muscular, la electroterapia antiinflamatoria, la activación controlada del músculo (hidroterapia), la propiocepción (equilibrio-desequilibrio), el trabajo progresivo de fuerza y finalmente la readaptación serán los pasos a seguir teniendo siempre en cuenta las sensaciones que nos transmita el deportista.

Plazo de recuperación

En principio se espera que en el plazo de 2 semanas el jugador esté ya recuperado y vuelva a competir, problemente para el 20 de octubre ante el Levante tras el inminente parón de selecciones.

Síganme en @Ivan_Villanua y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Fuente de las imágenes: Cordon Press, www.estadiodeportivo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *