Atletismo Noticias Opinión

El regreso de Van Niekerk

Después de que el pasado 7 de Octubre el actual plusmarquista mundial de los 400 metros lisos Wayde Van Niekerk sufriera una lesión tan grave que hubiese podido acabar con su carrera deportiva, él ha conseguido volver a tocar el tartán.

El pasado 7 de octubre de 2017, el mundo del atletismo conocía la noticia de la lesión del atleta sudafricano Wayde Van Niekerk, especialista en 400 metros lisos. Se trataba de una lesión absurda de graves consecuencias; rotura media y lateral del menisco, además de un desgarro del ligamento cruzado anterior. La lesión se produjo en el transcurso de un partido benéfico de rugby disputado en Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

Los traumatólogos dicen que los peores accidentes son los domésticos. Cuando estamos en casa bajamos la guardia y es más fácil lastimarse. Resulta increíble y tragicómico cuando un atleta profesional se lesiona jugando con sus hijos; la lesión de Van Niekerk fue algo parecido. Ahora, doce meses después, los amantes del atletismo vuelven a sonreír; Wayde toca la pista de nuevo y lo hace con el gesto técnico intacto, según se deduce de los vídeos que él ha colgado en la red.

 

Van Niekerk es el único humano que ha sido capaz de correr los 100 metros lisos en menos de 10 segundos, los 200 metros lisos en menos de 20 segundos y los 400 metros lisos en menos de 44 segundos. Para muchos, él es el mejor velocista de la historia. Conviene recordar que ni el mismísimo Michael Johnson, el anterior recordman de 400 y 200 metros lisos, pudo bajar de los 10 segundos en los 100 metros lisos.

 

El mundo del atletismo ha recobrado la esperanza de ver por primera vez a un atleta corriendo los 400 metros lisos en menos de 43 segundos; algo que era totalmente factible antes de la lesión de Van Niekerk, ya que en la final de los 400 metros lisos de los Juegos Olímpicos celebrados en Río de Janeiro paró el crono en 43.03 segundos. Van Niekerk ha manifestado recientemente en Instagram que “no está preparado para un plan B y que le quedan aún muchas metas que alcanzar”.

Está en el camino de emular al heroico piloto Niki Lauda (respetando las distancias entre ambos deportes), un mito de la Fórmula 1, el cual se subió a un monoplaza, semanas después de haber recibido la extremaunción y tres años después de su accidente volvió a ganar el campeonato mundial de Fórmula 1. Ellos pertenecen a un pequeño grupo de escogidos; no son los que siempre ganan, sino los que nunca se rinden.

Todas las especialidades atléticas tienen una barrera mágica, casi infranqueable; en los 400 metros lisos son los 43 segundos y uno de los pocos atletas capacitados para hacerlo es Wayde Van Niekerk.

 

“Síganme en instagram @freshofbelair y sigan toda la actualidad deportiva en Twitter @SextoAnillo en facebook www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro instagram: @sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *