Ciclismo Crónica Noticias

Monçao-Melgaço granfondo

El domingo 24 de septiembre 2018 a las 9 horas, horario local, se daba la salida a la última prueba del calendario de bikeservice. Esta vez eran las localidades de Monçao y Melgaso las elegidas por la organización del evento para reunir a los amantes de las cicloturistas. Con más de 2500 inscritos la prueba proponía tres distancias al participante, minifondo con 66km con 1150 de desnivel acumulado, medio fondo con 106km y 2300 m de acumulado y la reina de las distancias con la granfondo y sus largos 132 km y 2800 m de desnivel.
Después de las pertinentes presentaciones y entrevistas a personalidades e invitados, como el gran Juan Antonio Flecha, la prueba arrancó puntual y con una temperatura agradable aunque desde el minuto uno todos los que tomaban la salida lo hacían convencidos de que el día no tardaría en cambiar para regalarles una jornada de calor como los que hacía tiempo que no vivían encima de la bici.

El recorrido comenzaba rodando por las calles mas céntricas de Monçao a ritmo neutralizado coincidiendo los participantes de las tres distancias, y permitiendo a los ciclistas disfrutar de un momento de aplausos, ánimos de la población y un precioso pavés portugués que por supuesto no podía faltar, aunque alguno quizás no lo echaría de menos de no formar parte del recorrido.

Tras esa pequeña toma de contacto con la marcha, el pelotón se encaminó hacia la vecina Melgaso por la entrañable N202, rodando a buen ritmo y estirándose cada vez más por unos primeros kilómetros cómodos en los que los participantes elaboraban ya una estrategia para afrontar lo que estaba por venir en función como respondía el cuerpo y las primeras pedaladas y viviendo el clásico momento de adelantamientos, cambios de ritmo que permite a cada uno buscar su sitio en la ruta.

Una vez que se llegaba a Melgaso la carrera separaba a los participantes del gran fondo dirigiéndoles hacia Fiaes, poniéndoles un primer puerto con 8 km y con un simpático 8,4 por ciento de inclinación media, mientras que los participantes del medio fondo y minifondo se encaminaban hacia Pomares, comenzando así el primer puerto de ambas distancias con un más que agradable 4,5 %medio de inclinación que nos llevaba al primero de los “abastecimientos” y que sería el segundo puerto de la distancia más larga.

Una vez salvado estos primeros escollos, y tras este primer descanso, los participantes del mini-fondo tomaban otro camino y para dejar a los corredores del medio y gran fondo disfrutando de un agradable descenso que los acercaba al km 45. Manera bastante llevadera para acercarlos a un impresionante puerto de 8 km con un 8,6 de media en la que los tramos al 11 y al 12 por ciento se aparecían como setas, en donde el calor apretaba, el asfalto parecía ponerse cada vez más duro, más rugoso y no es uno de esos puertos en los que las curvas ayudan a llevar mejor el ascenso sino uno de esos de rectas largas que de los que no sabes si mirar el paisaje o la rueda, el final o el principio de lo que tienes por delante y que nos llevaría a 1099m de altitud,  una vez llegado a Sto Antonio de Val de Poldrosa. Allí esperaba un avituallamiento.
Una vez llegado a ese punto, las rutas de medio y gran fondo se separaban  y mientras que la ruta de gran fondo disfrutaría de una pequeña bajada para afrontar el que sería un cuarto puerto con 6 km y un 5.5 de media de inclinación justo antes de llegar a Lamas de mouro en donde se reuniría con el medio fondo de nuevo que compartiría kilómetros hasta el final de la prueba.
Por otro lado la ruta de  medio fondo, permitía a los participantes disfrutar de un descenso escalonado que nos llevaría velozmente hacia los kilómetros finales de la prueba, con el encanto de descender por una carretera con buen pavimento y que permitía por breves momentos disfrutar de los espectaculares paisajes del Parque Natural de Peneda Geres que abría a la derecha de nuestra vista.
Así nos acercábamos a los últimos 20 km en donde los organizadores tuvieron la idea de hacer pasar a la marcha por la encantadora población de Meirim que a priori y con sus 7 km a un 3.3% de inclinación no parece un gran problema , pero sorpresa aun quedaban unos estupendos repechos con 8,9 y algún que otro 10%..para acabar con los pocas fuerzas que les podían quedar… los últimos kilómetros son llevaderos y nos llevan a Monçao de manera suave sin muchas complicaciones.
Es increíble los paisajes que los participantes pueden disfrutar en esta prueba asi como disfrutar de los ánimos y alegría de la gente en la zona. Además de disfrutar de una organización y una infraestructura increíbles tal y como nos tiene acostumbrados los señores de bike service
Si duda para volver….

#Portugal #ciclismo

Síganme en @david_hueso y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales :facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram :sextoanillo y en twitter :@sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *