Boxeo Crónica

Joshua – Povetkin, el boxeo se toma Wembley… otra vez

El boxeo se dio cita nuevamente en el estadio de Wembley, mientras una lluvia torrencial caía sobre Londres, dentro del estadio techado, 80.000 personas animaban al británico Anthony Joshua, quien defendía sus cinturones de peso pesado de la AMB, FIB y OMB ante el ruso Alexander Povetkin.

Joshua llegaba como el gran favorito, invicto, con 21 peleas ganadas, 20 de ellas por nocaut, y con sus 28 años, 11 menos que su rival, y 11 centímetros más alto (199 cm. contra los 188 cm. del ruso), se anticipaba una pelea sin grandes sorpresas.

Pero el ruso, quien solo contaba con una derrota a su haber, y nada menos que ante Wladimir Klitschko, se tomó muy en serio su oportunidad de ser nuevamente campeón mundial, posiblemente la última que tendría a sus 39 años. Es por eso que desde el primer round salió a buscar al campeón, conectándole un cruzado de izquierda a la cabeza que le dobló las rodillas y le rompió la nariz. Joshua visiblemente sorprendido, no pudo articular un contraataque, sin duda no consideró ser lastimado recién iniciada la pelea. Povetkin estaba dando la sorpresa.

Para el segundo round Joshua salió respirando por la boca, señal que su nariz no se encontraba bien, un tremendo obstáculo para un combate pactado a 12 vueltas. Povetkin, consciente de ello, comenzó a ejercer una presión constante sobre el británico, quien no podía sacar provecho de su mayor alcance para mantener alejado a su rival, quien constantemente burlaba su defensa y le conectaba sólidos golpes a la cabeza. Y así ocurrió durante los cuatro primeros rounds, con Joshua a la defensiva lanzando uno que otro ataque esporádico sin lograr frenar al ruso que cada vez ganaba más confianza sobre el ring, no obstante, el campeón logró cortar la ceja izquierda de Povetkin en el cuarto round.

Para el quinto round Joshua logró rehacerse y montar una defensa que le dificultó a su oponente conectarlo y lanzó contragolpes efectivos que lo mantuvieron a raya. Para el sexto round la superioridad del local comenzó a hacerse patente, le arrebató el control de la pelea al ruso, a quien cada vez le costaba más superar el alcance y el tamaño del británico para conectar uno que otro golpe, sin hacer mayor daño, por el contario Povetkin resentía cada golpe que recibía.

Para el séptimo era evidente que la noche se le venía encima al retador, un campeón más joven, más alto y 20 libras más pesado parecía un obstáculo insalvable. Sin embargo Povetkin, demostrando un tremendo corazón, se plantó firme en el centro del ring, pero un cruzado de derecha lo puso en malas condiciones, situación que fue aprovechada por Joshua que comenzó a lanzar combinaciones a la cabeza que terminaron poniendo en la lona al ruso. Luego de la cuenta de protección, y de levantarse a duras penas, el réferi Steve Gray le permitió continuar, pese a que era evidente que estaba en malas condiciones, solo para ser avasallado por el campeón, debiendo intervenir nuevamente para detener la pelea oficialmente a los 1:59 minutos del séptimo round.

De esta manera Joshua retiene una vez más sus títulos y consolida su fama de noqueador y su dominio casi absoluto en la categoría de los pesos pesados, casi, porque el estadounidense Deontay Wilder tiene el título del Consejo Mundial de Boxeo, CMB, y una pelea de unificación es esperada con ansias por la afición. Por lo pronto Wilder debe defender su título ante el invicto y ex campeón, el británico Tyson Fury, el 1 de diciembre, en Los Ángeles, Estados Unidos, una pelea que se anticipa llena de acción ya que Fury es considerado como el tercer mejor peso pesado del mundo.

Foto destacada: Getty Images.

Síganme en @mariopavezchile y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *