Football Americano NFC NFC Norte NFL

– Minnesota gana tú. + No Green Bay gana tú. – No tú…

La semana 2 trajo consigo partidos y resultados impresionantes. Entre ellos el partido de Minnesota Vikings vs Green Bay Packers, que nos dejó un empate a 29. Marcador en el que se notó la imprecisión de ambos kickers y que terminó marcado de polémica.

1 2 3 4 OT T
Green Bay Packers 7 10 3 9 0 29
Minnesota Vikings 7 0 0 22 0 29

PRIMERA PARTE

El ataque de ambos equipos empezó tímido. El de los Packers, porque con Davante Adams y Aaron Rodgers ligeramente tocados, centraban más su juego en la carrera. El de los Vikings, porque la defensa de los de la bahía no les dejaba actuar.

El equipo defensivo de Green Bay empezó como un tiro. Consiguieron la primera anotación del partido tras no dejar pasar a Kirk Cousins de su yarda 14 en su primer drive y desviando el consiguiente despeje que sería recogido por el rookie Josh Jackson en la misma línea de goal.

Pero con el balón de vuelta en las manos, el quarterback de los de Minnesota empezó a carburar y a sumar yardas de forma, parecía, descontrolada. Y es que acabaría con 35/48 pases completados para 425 yardas y 4 touchdowns.

1 de esos 4 touchdowns llegó en manos de Laquon Treadwell para poner el 7-7 con el que finalizaría el primer cuarto.

Jamaal Williams y Ty Montgomery estaban corriendo bien pero poco a poco Aaron Rodgers se iba apoyando más en sus receptores. Y la primera anotación del ataque de los Packers la conseguiría Davante Adams, con una recepción de 9 yardas, para poner el 14-7 en el marcador.

Marcador que tras un field goal fallado por parte de Vikings y otro anotado por parte de sus rivales, se quedaría en 17-7 para marchar al descanso.

SEGUNDA PARTE

Síntoma del trabajo que estaban realizando las defensas, durante el tercer cuarto solamente se marcó un field goal que puso en 20 puntos la anotación de los Packers.

Pero, a pesar de ambos equipos defensivos, en este partido destacaron los receptores. Sobretodo Stefon Diggs (128 yardas) y Adam Thielen (131 yardas). Quienes, en el último cuarto, encarrilaron jugada tras jugada para poner la anotación de su equipo en 29 puntos.

Aunque quien también estaba de buen hacer era Mason Crosby, pateador de Green Bay Packers. Se encargó de anotar otros 3 field goals y así ponía a su equipo con 29 puntos en el marcador. Pero con 5 de 5 en pateadas el partido decidió que aún no había cumplido. Con el marcador en tablas y 30 segundos restantes, Rodgers acercó a su equipo a una buena distancia para conseguir 3 puntos y llevarse la victoria. Exactamente a 25 yardas de la zona de anotación. Un tiro entre los palos de 35 yardas ponía un 2-0 en el récord de los Packers. Crosby lo anotó al primer intento, pero la acción quedaba invalidada debido a un tiempo muerto pedido por Mike Zimmer antes de realizarse la pateada. Tras un parón llegó el segundo intento y… falló. El partido se alargaba hasta la prórroga.

PRÓRROGA

En el extra time el contador quedó inmóvil. Los Packer no tuvieron muchas opciones de anotar. Pero los Minnesota Vikings desaprovecharon las suyas. Y es que su kicker, Daniel Carlson, para nada estaba teniendo su día. Había fallado ya un FG en el segundo cuarto y en la prórroga falló otros dos.

Así, finalizó el partido con el marcador en empate a 29. Con los dos equipos creyendo merecer más de lo que obtuvieron. Y razón no les faltaba, porque ambos dieron un nivel espectacular. Pero en esta liga las imprecisiones se pagan caras, y fallar un field goal te puede quitar mucho. En este caso, a ambos les quitó una victoria.

Tras este partido el récord de ambos equipos queda con un 1-0-1.

Juanma Martínez Febrer

(Imagen destacada vía: packers.com )

Síganme en @juanma_MF99
Y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *